1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La investidura se pospone al martes por falta de mayoría

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez será presidente el martes. O no…

El candidato del PSOE no obtiene la mayoría absoluta necesaria para superar la primera votación del debate de investidura

La abstención de ERC y Bildu posibilitará la investidura del socialista el próximo martes, cuando sólo necesita el apoyo de la mayoría simple de la Cámara

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Pedro Sánchez, no ha obtenido la mayoría absoluta necesaria para ser investido presidente del Gobierno en la primera votación del debate de investidura que comenzó ayer, sábado, 4 de enero.

Los 166 votos a favor de los diputados del Partido Socialista, Unidas Podemos, Más País, Compromís, BNG, Teruel Existe, Nueva Canarias y PNV no han alcanzado la mayoría absoluta (176) que cualquier candidato a presidente necesita en primera votación.

En contra de Sánchez han votado los parlamentarios del Partido Popular, VOX, Ciudadanos, Junts per Catalunya, Coalición Canaria y Partido Regionalista de Cantabria, ademas de cinco diputados del Grupo Mixto. Juntos han sumado 165 votos contrarios al Gobierno PSOE-UP.

Los 13 parlamentarios de Esquerra Republicana de Cataluña (ERC) y los 5 de EH Bildu se han abstenido, por lo que el presidente en funciones no ha llegado a los 176 votos favorables a su investidura que establece el artículo 99.3 de la Constitución.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha convocado al Pleno el martes, 7 de enero, para celebrar una segunda votación en la que Sánchez sólo necesitará el respaldo de la mayoría simple, esto es, más votos a favor que en contra.

En caso de que el socialista no obtuviese el respaldo de la Cámara podrán votarse otras candidaturas. Y si transcurridos 2 meses a partir de este domingo -es decir, el miércoles 22 de abril- ningún candidato hubiera obtenido la confianza Batet pedirá al Rey que disuelva las Cámaras y convoque nuevas elecciones (la terceras); algo que no parece probable ya que el martes, con la abstención de los independentistas de ERC y los proetarras de EH Bildu, Sánchez será proclamado presidente del Gobierno con esos 166 votos a favor.

Las dos primeras sesiones del debate han discurrido por los cauces normales teniendo en cuenta con quién está pactando Sánchez para lograr mantenerse en La Moncloa. Los comunistas de Unidas Podemos, con quien formarán gobierno los neosocialistas, los nacionalistas vascos y gallegos, junto a los independentistas catalanes y los bilduetrras han convertido el Congreso de los Diputados en el lugar donde «comunistas, dictadores bananeros, separatistas y blanqueadores de batasunos» pretenden «destruir España» y «volar la Constitución» con la ayuda del «traidor» Sánchez.

Esa es, en líneas generales, la impresión que tienen los partidos «conservadores», que han acusado a Sánchez de mentir a todos los españoles con tal de seguir instalado en el poder.

Lo cierto es que Pedro Sánchez no se ha referido en ninguna de las dos primeras sesiones del debate al acuerdo firmado con la Esquerra para que sus 13 diputados se abstengan y tampoco ha dicho nada acerca del nuevo desafío que Quim Torra está protagonizando en Cataluña.

Porque ayer, mientras todo esto sucedía en la Carrera de San Jerónimo, donde el presidente de VOX, Santiago Abascal, afirmó que «Torra debe ser detenido», el Parlament ratificaba al presidente de la Generalidad enfrentándose a la Junta Electoral Central (JEC), que ha ordenado inhabilitar a Quim Torra por estar condenado por desobediencia.

Frente a la orden del órgano electoral Torra, de JxCAT, el partido de Carles Puigdemont, afirmó en la Cámara autonómica que «ha llegado la hora de plantarnos» ante el «golpe de Estado» de la JEC.

Es en este contexto en el que Pablo Casado ha avisado a Sánchez de que está dispuesto a llevarlo a los tribunales por prevaricación si no toma las medidas necesarias para que Torra deje ser presidente de Cataluña como ha ordenado la JEC.

Y aún no habían intervenido en el debate los portavoces de Esquerra Republicana y de EH Bildu. Gabriel Rufián ha advertido al candidato socialista de que su apoyo no es para la Legislatura sino para la investidura únicamente y que esté decaerá si no «hay mesa de diálogo» y «autodeterminación».

Por su parte, la portavoz parlamentaria de los herederos políticos de la banda terrorista ETA, Mertxe Aizpurua, ha criticado el discurso de Felipe VI tras el referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017 diciendo que era «autoritario» y «antidemocrático» y ha denunciado la «crueldad» política penitenciaria…

Razones que han llevado a Santiago Abascal a acusar a Sánchez y al PSOE de haberse «postrado» ante EH Bildu, de haber sido «arrastrado» por el independentismo catalán, de haberse «rendido» en la defensa de la Constitución y haberse «entregado» al comunismo por el pacto con Unidas Podemos.

Tags: , , , , ,