1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Sánchez se reúne con la dirección del PSOE para definir la política de pactos

Pedro Sánchez

Sánchez quiere marcar el paso en el PSOE

La CUP vota hoy en Asamblea si apoya la última oferta de Junts Pel Sí para investir a Artur Mas presidente de la Generalitat

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, mantendrá esta tarde una reunión con los secretarios generales de las federaciones territoriales socialistas, con el objetivo de unificar una postura común sobre los posibles pactos post electorales de cara a la reunión que mañana lunes mantendrá el Comité Federal del partido.

Sánchez busca que su Partido le dé vía libre para comenzar a negociar con Podemos la posibilidad de formar un gobierno de «izquierdas», una vez que Mariano Rajoy, sin al menos la abstención del PSOE, no logrará nunca ese objetivo.

El problema está en que algunos «barones» socialistas, como Susana Díaz o Emiliano García-Page, han dejado claro que el PSOE no debe pactar con Podemos, ya que el líder del partido morado, Pablo Iglesias, ha puesto la celebración de un referéndum en Cataluña como condición sine qua non para que Pedro Sánchez pueda convertirse en el próximo presidente del Gobierno de España.

Por otra parte, algunas voces autorizadas dentro del PSOE creen que gobernar con solo 90 diputados y con el PP ostentando mayoría absoluta en el Senado -lo que le permitiría retrasar la actividad legislativa y bloquear la reforma constitucional- sería un desgaste tremendo y ayudaría a Podemos a fagocitar al PSOE.

Por último, dentro de poco se celebrará el 39 Congreso del PSOE en el que muchos socialistas ven la oportunidad de cambiar el rumbo de la secretaría general socialista, ahora encabezada por Pedro Sánchez, y que ha obtenido los peores resultados electorales de la historia del socialismo español.

Mientras tanto, el presidente del Gobierno en funciones, Mariano Rajoy, prepara las reuniones que también mantendrá mañana con los máximos representantes de Podemos, Pablo Iglesias, y Ciudadanos, Albert Rivera, de cara a sondear acuerdos estables de gobierno.

Rivera llegará a la Moncloa como la única opción de que Rajoy pueda convencer a Pedro Sánchez de que un pacto a tres entre Partido Popular, PSOE y Ciudadanos, es la única vía para alcanzar acuerdos estables basados en la Constitución Española, en la unidad de España, en la igualdad de los españoles y en la soberanía nacional.

Lo contrario sería, como señaló ayer el vicesecretario de Organización del PP, Martínez Maíllo, alcanzar un pacto de perdedores con quienes plantean el derecho de autodeterminación en Cataluña, saltándose la Constitución y vulnerando el principio de que la soberanía nacional reside en todo el pueblo español.

Por otra parte, en Cataluña, la Candidatura d’Unitat Popular (CUP) celebra hoy una asamblea en Sabadell en la que decidirá la suerte de Artur Mas. Los 3.577 militantes deberán decidir si aceptan investirle como presidente de la Generalitat y asumen un plan social de 270 millones de euros, en su mayor parte supeditado a la aprobación de los Presupuestos.

En la asamblea se someterán a votación cuatro opciones. La primera pasa por aceptar la última oferta de Junts pel Sí (JxSí) de medidas políticas y sociales y apoyar la investidura de Mas. La segunda consiste en rechazar a Mas y seguir negociando un candidato alternativo con JxSí, algo que la coalición de CDC y ERC ya han dado a entender que es inviable. La tercera supone rechazar la propuesta de JxSí pero facilitar la presidencia a Mas, y la última pasa por el no a ambas cosas.

La formación anticapitalista está fragmentada entre quienes priorizan la independencia y aquellos que optan por acabar con el sistema capitalista. En el primer grupo está Poble Lliure, que aceptaría investir a Mas a cambio de un proyecto veraz hacia una República catalana. El segundo bloque está liderado por Endavant, la organización más anticapitalista, que prioriza la revolución y se niega rotundamente a apoyar a Mas por las privatizaciones y las investigaciones por corrupción de su partido.

Por su parte, Sociedad Civil Catalana (SCC) ha enviado una carta a 150 empresarios, embajadores y líderes de opinión pública en la que les alerta de que en Cataluña hay un «plan detallado para desintegrar el Estado» auspiciado por el presidente de la Generalitat en funciones, Artur Mas, que ha ofrecido a la CUP un acuerdo de investidura que «destruye España». La carta, firmada por el presidente de la entidad, Rafael Arenas, lleva adjunto el documento con la propuesta de Junts pel Sí (CDC y ERC) a la formación antisistema, la CUP.

SCC recuerda que el desafío secesionista se basa en la resolución rupturista del Parlamento autonómico aprobada el 9 de noviembre y anulada por el Tribunal Constitucional, y que plantea, entre otros objetivos, la creación de embajadas, una hacienda catalana o la transferencia de funcionarios.

Tags: , , , , ,