- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Sánchez consigue para el PSOE la presidencia del Congreso

Patxi López

Patxi López sucederá a Jesús Posada al frente del Congreso de los Diputados

El secretario general del PSOE niega que haya pactado con el PP que, finalmente, no presentará ningún candidato para presidir la Cámara Baja

Es la primera vez que el partido que gana las elecciones no preside el Parlamento

El socialista Patxi López presidirá el Congreso de los Diputados. Aún no se sabe por cuánto tiempo pero mientras dure esta Legislatura el vasco estará al frente de la Cámara Baja.

Gracias a un acuerdo entre PSOE y Ciudadanos (C´s), con la colaboración necesaria del Partido Popular, este miércoles se constituirán las Cortes Españolas. El secretario general socialista, Pedro Sánchez, ha sido el primero en desvelar el «pacto de Estado» entre las principales fuerzas constitucionalistas españolas.

«Con el acuerdo del PSOE con Ciudadanos para que Patxi López presida el Congreso se abre una nueva etapa en la política española», ha dicho Sánchez, que ha subrayado que «no ha hablado con Mariano Rajoy y sí con Albert Rivera», el líder de C´s.

En declaraciones en el Congreso, Sánchez ha explicado que han acordado que los diputados socialistas apoyarán las candidaturas de Ciudadanos a la Mesa y que los «naranjas» apoyarán la de Patxi López a la presidencia del Congreso». “No hemos querido llegar a ningún acuerdo con el PP”, ha insistido el líder socialista, que ha reiterado que el Grupo Socialista «no va a votar a los candidatos del PP a la Mesa. Vamos a votar a los candidatos de Ciudadanos y Ciudadanos votará a los candidatos del PSOE».

Preguntado por qué Podemos no se ha sumado al pacto entre Ciudadanos y PSOE, el secretario general socialista ha explicado que no ha sido posible salvar la exigencia de Pablo Iglesias, que quería que Podemos se dividiera en cuatro grupos parlametarios, uno por cada una de las formaciones con las que los «morados» concurrieron en Cataluña, Galicia y Valencia a las pasadas elecciones generales. Y por «contradicciones internas» ha añadido Sánchez, refiriéndose a las «líneas rojas» marcadas por Iglesias.

Y a pesar de que el propio Iglesias ha adelantado que sin ese acuerdo en el Congreso será muy difícil alcanzar pactos posteriores con el PSOE, Pedro Sánchez ha «tendido» su mano al secretario general de Podemos porque «las políticas de ambos Partidos en el ámbito social y en la regeneración democrática son muy parecidas».

Y por eso, porque «los votantes de Podemos y los votantes socialistas quieren que nos entendamos, voy a hacer lo indecible para que haya ese entendimiento entre las dos fuerzas políticas y podamos tener un gobierno progresista dentro de poco en España», ha terminado Sánchez.

Otro punto de vista tiene Mariano Rajoy, presidente del Gobierno en funciones y del Partido Popular. Ha sido ante la Junta Directiva Nacional del PP donde Rajoy ha explicado que el PP, atendiendo al mandato de los españoles expresado en las urnas y con un Congreso de los Diputados donde nadie tiene mayoría y nadie puede decidir por sí solo, ha «cedido» la presidencia de la Cámara a cambio de tener tres puestos en la Mesa -dos vicepresidencias y una secretaría ocupadas por Celia Villalobos, Rosa Romero y Alicia Sánchez-Camacho-; por su parte, PSOE -además de la presidencia, ocupará la vicepresidencia segunda con Micaela Navarro-, Podemos y Ciudadanos tendrán dos puestos cada uno.

Rajoy ha establecido un paralelismo entre este acuerdo y la conformación del Gobierno. Para ello, según el dirigente popular, hay que tener en cuenta que «la primera fuerza política es la nuestra, con 123 diputados, que el PSOE tiene 90, Podemos y sus aliados 69, Ciudadanos 40 y así sucesivamente, por lo que el Gobierno debe ser encabezado por el PP». Por otra parte, ha señalado, «como siempre ha ocurrido en nuestro país, donde, desde 1977, la fuerza política que ganó las elecciones, en este caso con 1.700.000 votos de diferencia sobre la segunda, ha gobernado».

Para lograr ese anhelado pacto de Gobierno estable que permita a España seguir llevando a cabo la agenda reformista tan necesaria para seguir creciendo, el PP está dispuesto a hablar con las fuerzas políticas que comparten los grandes planteamientos constitucionales -PSOE y Ciudadanos- aunque, evidentemente, no es negociable aquello sobre lo cual la Constitución no permite negociar, esto es, la unidad, la soberanía nacional, la igualdad de los españoles y el cumplimiento de la ley.

Pero ¿caben otras alternativas distintas a esta? ¿Caben otras alternativas a la de un Gobierno encabezado por el PP? Numéricamente sí pero, para Rajoy, no si se piensa en el interés general, la voluntad de los españoles, la coherencia y en un Gobierno capaz de afrontar los grandes retos que tiene que asumir España en el futuro.

Entre esas opciones cabe un pacto del PSOE con Podemos, con IU y con el apoyo vía voto a favor o vía abstención de partidos políticos que están en este momento participando en un Gobierno que quiere liquidar la unidad nacional, la soberanía de los españoles y la igualdad de los españoles. «Un disparate que respondería únicamente a las urgencias y las ambiciones personales de Pedro Sánchez para conformar una alternativa de izquierdas», según Rajoy, que ha mostrado su preocupación por el hecho de que el secretario general del PSOE sigue diciendo que va a hacer una reforma constitucional y construir un Estado con una estructura federal.

Y, además de un disparate, una mentira, ya que, como se ha encargado de recordar el presidente del Gobierno en funciones, el PSOE no cuenta con la mayoría suficiente ni en el Congreso ni en el Senado para aprobar un reforma de este calado.

¿Qué votos tiene usted para hacer una reforma constitucional con la actual composición del Congreso de los Diputados y del Senado? ha preguntado Mariano Rajoy, que también ha advertido de que esta Legislatura será dura porque, como han querido los españoles, «entramos en una etapa en la que la negociación se tendrá que utilizar para todo».

«Los españoles nos han pedido que hagamos un esfuerzo para escucharnos los unos a los otros y para compartir tarea», ha recalcado Rajoy, que entiende que eso será lo mejor para lograr un Gobierno de base parlamentaria suficientemente amplia para consolidar la recuperación económica y las cuentas públicas, reordenar el marco institucional, salvaguardar la unidad nacional, luchar con mayor eficacia contra la corrupción, poner las bases de un crecimiento más inclusivo y sostenible, mejorar la educación de los jóvenes y las competencias de los adultos, garantizar un Estadio del Bienestar sólido y sostenible, luchar contra el terrorismo y aumentar las oportunidades.

¿Estarán los partidos políticos y sus representantes a la altura de las circunstancias?