1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Sánchez acusa a Rajoy de «franquista» y éste le tilda de «confuso y oportunista»

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez con puño de hierro

«No se puede decir y hacer una cosa cuando se está en el Gobierno y otra cuando se está en la oposición», reprocha el presidente del Gobierno al líder socialista

Pedro Sánchez y Mariano Rajoy se han encontrado por última vez en 2014 en una sesión de control al Gobierno. La ocasión era perfecta para lanzar «mensajes navideños«. Y así ha sido. El secretario general del PSOE ha acusado al presidente del Gobierno de mantener posturas cercanas a la dictadura franquista y Rajoy le ha contestado criticando el «oportunismo político» y la «confusión» del líder socialista.

«Solo le falta la frase franquista de la calle es mía para demostrar lo que realmente es, el presidente más retrógrado de la democracia española», ha dicho Sánchez a cuenta de la Ley de Seguridad Ciudadana. Algo que no es nuevo, ha continuado el líder socialista, que ha afirmado que los españoles conocen perfectamente cuál es la historia de Rajoy de todo su gobierno, «la de los recortes en derechos y en libertades a los ciudadanos que suponen las leyes del PP».

«Para usted decir que defiende la educación es recortarla; decir que defiende la sanidad  es recortarla; decir que defiende los derechos laborales es recortarlos; decir que sube las tasas judiciales para defender la justicia, es hacer la peor de las justicias, la justicia de los únicos que tienen capacidad y renta para poder pagar esas justicias», ha añadido Sánchez, que ha reprochado a Rajoy «decir que defiende los derechos de los ciudadanos, pero aprueba en consejos de ministros anteproyectos de ley que permiten escuchas ilegales sin el permiso de la Audiencia o del poder judicial». «Y dice defender los medios de comunicación públicos y plurales y lo que ha hecho ha sido convertir la RTVE en un auténtico NODO al estilo franquista», ha seguido Sánchez.

El secretario general socialista ha terminado diciendo que «con estas credenciales, causa sonrojo escucharle apelar a una mayoría moderada en España cuando usted legisla solamente para la mayoría más extrema de este país».

Ante las acusaciones, Rajoy ha culpado a Sánchez de «decir una cosa cuando se está en el Gobierno, mejor dicho, hacerla, y luego decir otra radicalmente contraria cuando se está en la oposición».

Mariano Rajoy

Rajoy maneja «buenos» apuntes

El presidente del Gobierno ha negado que las leyes que impulsa su Gobierno estén recortando derechos y libertades a los españoles. Y en este sentido, ha señalado que el mayor recorte de derechos se produjo con el anterior Ejecutivo, que «dejó España al borde del colapso económico, al borde del rescate, que hizo una gestión económica que generó un aumento del desempleo de 3.400.000 personas, que dejó a España en recesión, un déficit público de más del 9% y miles de facturas sin pagar». Según Rajoy, «lo que estamos haciendo ahora algunos es intentar corregir aquellas equivocaciones» y «hoy por fortuna ya hay crecimiento económico y ya se está creando empleo».

En referencia a la Ley de Seguridad Ciudadana, que está en tramitación en el Senado, el presidente del Gobierno ha contrapuesto las declaraciones efectuadas en su día por el anterior secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, con las de Pedro Sánchez.

Rajoy ha leído una serie de afirmaciones dichas por Rubalcaba para afear a Sánchez su oportunismo político. En concreto unas en las que Rubalcaba defendía la necesidad de que la policía controlara a los violentos en las manifestaciones o intensificar los controles en las fronteras de Ceuta y Melilla ante la presión migratoria.

«Rubalcaba tenía más tino en estas cuestiones que usted, que muestra una cierta confusión a la hora de tener criterio sobre cosas tan importantes«, ha espetado Rajoy, que ha puesto en cuarentena el augurio de Sánchez, que cree que en las próximas elecciones generales los ciudadanos «van a mandar a la calle» a Rajoy.

Tags: , , , , , ,