1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Rubalcaba avisa a Rajoy de que puede perder la mayoría social

Rubalcaba

Pérez Rubalcaba señala cinco alternativas a la crisis

Subraya que “ayer Rajoy recibió tres noes” a su gestión de la crisis: “un NO de todos los grupos en el Parlamento, un NO de los mercados y un NO de los ciudadanos”

Pide a Rajoy que “escuche a los ciudadanos en la calle, que le están pidiendo que cambie su política económica, cuente con toda la sociedad y apueste por el crecimiento”

El secretario general del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha pedido a Rajoy que,“ya que no escucha a los sindicatos, a las CCAA o a los partidos políticos en el Parlamento, que escuche a los ciudadanos en la calle, que le están diciendo que tiene que cambiar su política económica”; “cambiar las formas” y empezar a contar con la gente, con los sindicatos, con los empresarios, con las CCAA, y por otro lado, “cambiar el fondo de su política”, es decir,“menos ajustes, mejor repartidos y más crecimiento”. “Ese es el esquema que hay que seguir y el que le están pidiendo los ciudadanos en España”.

Durante su intervención  en el Curso de Verano de la Universidad Complutense “Modelos Socialdemócratas frente a la crisis”, Rubalcaba ha subrayado que Mariano Rajoy “se ha quedado solo” y ayer recibió “tres noes” a su gestión de la crisis: “un NO de todos los grupos en el Parlamento, un NO de los mercados y un NO de los ciudadanos”.

Frente a ello, ha denunciado que lo que está haciendo el Ejecutivo es “más ajustes y enmendar un presupuesto que ya ajustaba mucho para hacer otro que ajusta más. En definitiva, prolongando la recesión y el crecimiento de los españoles”, ha dicho.

Rubalcaba ha recordado al Gobierno de Rajoy “que la mayoría política es legítima, pero el ejercicio abusivo de esa mayoría absoluta no puede llevar a perder la mayoría social, algo que cuando un país tiene que abordar una crisis es dramático para el conjunto de los ciudadanos”.

El líder del PSOE ha querido dejar claro que, frente al argumento de la derecha que “presenta los recortes como decisiones inevitables y científicamente indiscutibles”, hay alternativas políticas socialdemócratas, que “no sólo son necesarias, sino que son posibles”.

Para el PP “las alternativas políticas carecen de sentido” y tratan de hacernos creer que “gobierne quien gobierne es eso lo que hay que hacer” -“es como cuando los padres pegan a los niños y les dice ‘más me duele a mí’”-, pero “la crisis tienen un origen político que es la desregularización financiera procedente del pensamiento neoliberal y sólo podrá corregirse con otra decisión política en sentido distinta”, ha afirmado Pérez Rubalcaba.

La crisis, coartada de la derecha para desmantelar el Estado del Bienestar

Rubalcaba ha criticado, además, que la derecha en España “esté utilizando la crisis como una gran coartada ideológica para llevarse por delante todo aquello que nunca le gustó”, esto es, “para desmontar el estado del Bienestar, desmontar el esquema de relaciones laborales existente e incluso para cuestionar el Estado Autonómico que aceptó a regañadientes”; es como si dijeran “ahora que tenemos mayoría absoluta vamos a darle una vuelta a la Transición, pero hacia atrás”.

En definitiva, ha dicho Rubalcaba, “rechazamos el mensaje de ‘no hay más salida que la que nosotros aplicamos’, primero porque es falso; segundo porque conduce a mucho sufrimiento y tercero porque deja sin espacio a la política” y cuando la política pierde espacio quien pierde es la gente que necesita de los partidos de izquierda para que les defiendan a ellos y sus derechos.

La alternativa socialdemócrata frente a la crisis

Rubalcaba ha explicado que, a nivel europeo, la alternativa política socialdemócrata tiene cinco elementos. En primer lugar, exige que Europa “adopte una política de crecimiento decidida” y “ponga cuanto antes en marcha el plan que aprobó el Consejo Europeo”, pasando así “de la retórica de los discursos, a los recursos”. En segundo lugar es preciso un “cambio inteligente en el escenario de consolidación fiscal, que implique “modificar el calendario para poder cumplir” con él. Tercero: tomar medidas para que la deuda no nos atenace y baje el precio del dinero con la actuación del Banco Central Europeo, “porque si no podemos endeudarnos a un precio razonable, no podemos crecer”.

En cuarto lugar –ha añadido- es preciso llevar a cabo “reformas institucionales más de fondo” y “avanzar en la unión fiscal, bancaria y social”, porque “los socialistas estamos dispuestos a hacer el canje de ceder más soberanía a cambio de mayor eficacia y mayor justicia social”. Y en quinto lugar, es preciso retomar las políticas de competitividad (de Educación, de Investigación y Desarrollo), que ya recogía el Tratado de Lisboa y que no hemos desarrollado.

Por otro lado, Rubalcaba ha apuntado que también nuestro país “tiene que hacer sus propios cambios” y ha señalado “cinco elementos de alternativa política” que deberían tomarse en España y “marcan un camino socialdemócrata de salida de la crisis”.

En primer lugar, hay que hacer “un ejercicio de consolidación fiscal”, pero  hay que “plantearse la consolidación que estamos haciendo, “que es injusta y que además es depresiva para la economía y para los ciudadanos”, porque “va  a dejar muchos millones de españoles sin nada”.  En segundo lugar, ha apostado por una política de crecimiento y por definir nuestro modelo de crecimiento, “que tiene que ver con sectores como la exportación”. En tercer lugar, hay que hacer una reforma fiscal “para repartir de forma equitativa y justa los esfuerzos de los españoles”. En cuarto lugar, hay que “culminar la reforma financiera” y finalmente por “revisar las administraciones, (Ayuntamientos, diputaciones, cabildos, CCAA; Estado) para mejorar la eficacia de nuestro Estado”.

Rubalcaba ha alertado, asimismo, del “sentimiento antipolítico” que hay en la sociedad, motivado por el “rechazo” del Gobierno a dialogar en instituciones como el Parlamento y subrayó en ese sentido la paradoja de que el Bundestag debatiera ayer sobre el rescate financiero a España, o lo hayan hecho los parlamentos holandés y el finlandés, cuando “aquí le hemos dedicado 10 minutos”. “Este abandono del Gobierno del Congreso tiene consecuencias de deterioro institucional”, ha dicho Rubalcaba, quien también ha advertido que “cuando el Presidente del Gobierno no va  al Congreso o evita determinado debates, está trabajando en una dirección que es muy negativa”.

Tags: , , , , ,