1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

PSOE y Unidas Podemos firman una nueva subida de impuestos

PSOE

Pedro Sánchez abraza a Pablo Iglesias este lunes en el Congreso (Foto: PSOE)

Y la derogación de la reforma laboral aprobada en 2012 por el Partido Popular así como la de las pensiones de 2013

Cuando la economía española está creciendo al menor ritmo desde hace tres años (1,9% interanual), el PSOE y Unidas Podemos, el socialista Pedro Sánchez y el comunista Pablo Iglesias, han rubricado un acuerdo de coalición para derogar la reforma laboral aprobada por el Partido Popular.

Además, el nuevo Gobierno que está a punto de arrancar con el apoyo de los nacionalistas vascos y los golpistas catalanes, subirá los impuestos «a las rentas más altas».

El dato confirmado este lunes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) revela que la economía española creció un 0,4% en el tercer trimestre, con lo que sigue avanzando a su menor ritmo en tres años. En términos interanuales, el PIB creció un 1,9% entre julio y septiembre, una décima menos que en el segundo trimestre y de lo que se estimaba (2%) el 31 de octubre. Esto significa que las previsiones de hace sólo dos meses se caen…

En medio de esta más que ralentización económica que, en términos de puestos de trabajo, supone la creación de tan solo 332.000 puestos de trabajo en un año, cuatro décimas menos (1,8%) que en el segundo trimestre, PSOE y Unidas Podemos han presentado «Un nuevo acuerdo para España», que contempla dinamitar las bases sobre las que se ha apoyado la recuperación económica española, según los analistas financieros.

Entre los principales puntos del acuerdo PSOE-Podemos para un gobierno de coalición, destacan «la derogación de la reforma laboral aprobada por el PP en 2012, el aumento de los impuestos en dos puntos a las rentas de más de 130.000 euros y de cuatro puntos a las que superen los 300.000, la subida del salario mínimo (SMI) hasta el 60 % del salario medio y recuperar el papel de los convenios colectivos; también derogar los posibles despidos por absentismo causado por bajas por enfermedad, actualizar las pensiones conforme al IPC real mediante una ley y de forma permanente y limitar las subidas abusivas de los alquileres».

Además, impulsarán «la vía política a través del diálogo, la negociación y el acuerdo para buscar una salida al conflicto en Cataluña», a la que se «traspasarán las competencias pendientes ya reconocidas en materias como becas universitarias, formación sanitaria especializada, salvamento marítimo o legislación laboral».

Una nueva ley de Seguridad Ciudadana será el «arma» que PSOE y Unidas Podemos, con el apoyo de los independentistas, usen para permitir cualquier protesta, por violenta que sea, en favor de sus postulados.

En materia Educativa, se pretende legar al 5 % del PIB en inversión en 2025. La asignatura de religión será de carácter voluntario sin que haya otra alternativa y la nota no computará a efectos académicos.

Y en cuanto a la Sanidad, derogarán la reforma sanitaria «para garantizar el acceso universal al Sistema Nacional de Salud» e «incrementarán los recursos del SNS hasta el 7 % del PIB en 2023».

España INE DIC. 2019

Este es el «ímpetu» de la economía española…

Todo esto cuando España crece al menor ritmo en los últimos tres años y cuando los empresarios llegan a final de mes con la lengua fuera y tiemblan sólo de pensar en la subida del SMI hasta los 1.200 euros que se calcula en el acuerdo de Gobierno de coalición entre socialistas y comunistas.

Ajeno a todo, o eso parece, Quim Torra, el presidente de la Generalidad de Cataluña, ha insistido hoy en que «no hay ninguna solución real para Cataluña que no implique reconocer el derecho de autodeterminación y su ejercicio». «No podemos volver a caer en la trampa de engañarnos a nosotros mismos», ha apuntado Torra durante el mensaje institucional de final de año y cuando Esquerra Republicana, su socio natural, decide este jueves, 2 de enero, si se abstiene en la investidura de Pedro Sánchez.

El jefe del Govern, pendiente de su inhabilitación política por una sentencia del TSJC, ha reiterado «su absoluta disposición al diálogo» pero pidiendo «contenidos concretos y compromiso de soluciones políticas y democráticas». «Sin un compromiso para dar la palabra a la ciudadanía sobre el futuro político de Cataluña, no hay diálogo honesto, sino tan sólo una voluntad de tapar agujeros con parches caducos», ha alertado. Y ha seguido: «Diálogo significa también reconocimiento y, en este caso, significa bilateralidad y respeto por los sujetos políticos con derechos y deberes».

Tags: , , , , , ,