1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Prisión domiciliaria para Bolinaga por asesinar a un guardia civil en 1986

Josu Uribetxeberria Bolinaga

Josu Uribetxeberria Bolinaga tiene buen aspecto (rtve)

El etarra no había sido juzgado por este crimen porque la Audiencia Nacional traspapeló en 1997 las actas que inculpaban a los asesinos

Bolinaga estaba en libertad condicional desde octubre de 2012 por la gravedad de su estado de salud

El juez de la Audiencia Nacional Ismael Moreno decretó ayer prisión provisional domiciliaria para el etarra Josu Uribetxeberria Bolinaga por el asesinato, junto a otros dos miembros de ETA, del cabo de la Guardia Civil Antonio Ramos Ramírez en Mondragón en junio de 1986. Bolinaga no había sido juzgado por este crimen porque la Audiencia Nacional traspapeló en 1997 las actas que inculpaban a los etarras, en lo que la propia Audiencia tilda de «tremendo error» jurídico-administrativo. La prisión provisional atenuada de la que disfrutará el etarra se debe al cáncer terminal que padece. Según el auto del juez Moreno, Bolinaga «únicamente podrá salir de su domicilio durante las horas necesarias para el tratamiento de su enfermedad».

Bolinaga estaba en libertad condicional desde octubre de 2012 –fue condenado a 210 años de cárcel por tres asesinatos y el secuestro de José Antonio Ortega Lara– debido a la gravedad de su estado de salud. A pesar de esto, el etarra ha llevado una vida tranquila que incluye paseos y tertulias con amigos en los bares de Mondragón.

El juez acordó también la prisión incondicional de los otros dos etarras imputados por el asesinato, José Luis Erostegui, que acompañaba a Bolinaga en el momento en que este disparó al guardia civil, y Javier Ugarte, que esperaba en un coche para huir. Ambos se encuentran en la cárcel cumpliendo otras condenas.

La reapertura de esta causa fue reclamada por la Fiscalía el pasado 19 de febrero, tras recibir un informe de la Guardia Civil que apuntaba a estos tres etarras, miembros del comando Bellotxa, como autores del asesinato de Antonio Ramos. Bolinaga, que pudo declarar por videoconferencia desde los juzgados de Vergara (Guipúzcoa), se negó a responder. Su defensa alegó la prescripción de los delitos y el estado de salud del etarra, así como que las confesiones se obtuvieron con malos tratos y con casi toda seguridad recurrirán la medida de prisión decretada por el juez.

Según algunas informaciones, el ex juez Baltasar Garzón zanjó en 1997 el caso del asesinato de Antonio Ramos tras la declaración de Bolinaga, que dijo que prefería «contestar en otro momento». La Razón asegura que Garzón «no investigó la muerte pese a que contaba con los mismos informes con los que ayer se le arrestó«. Al respecto, la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, criticó que «había pruebas hace tiempo de la participación de Bolinaga en el asesinato de Antonio Ramos y el crimen se cerró en falso».

Tags: , , , , , ,