1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Preocupación por el rejuvenecimiento de agresores y víctimas sexuales

INE

Pinche sobre la imagen para ver mejor el dato que explica gran parte del problema en España

El informe sobre violencia de género de 2018 refleja que el número de víctimas de violencia doméstica creció un 6,9%

El informe Estadística de violencia doméstica y violencia de género (EVDVG) 2018 publicado este martes por el Instituto Nacional de Estadística (INE) desvela el rejuvenecimiento de los agresores machistas.

Casi la mitad de los denunciados (48,1%) se concentraron en las edades de 30 a 44 años, es decir, entre personas nacidas a partir de 1980. La edad media de los denunciados fue de 39,3 años y los mayores aumentos en el número de denunciados por violencia de género se dieron en el tramo de 18 a 19 años (14,1%) y en el de 25 a 29 años (11,9%).

Por su parte, cerca de la mitad de las víctimas de violencia de género (el 47,3%) tenían entre 25 y 39 años. La edad media de las víctimas fue de 36,5 años y los mayores aumentos del número de víctimas en 2018 se dieron entre las mujeres de 60 a 64 años (15,1%) y de 18 a 19 años (10,9%). 

Más concretamente, de los 31.286 casos registrados por el INE durante el año pasado, 20.156 se produjeron entre menores de 39 años.

En total, el año pasado se inscribieron como víctimas de violencia de género y violencia doméstica, 38.895 personas, un 7,6% más que en 2017. De éstas, 35.969 fueron mujeres y 2.926 hombres. Entre las mujeres de 18 a 19 años se produjo un aumento de víctimas del 10,9%.

Estos y otros datos han sido desgranados esta mañana por la consejera de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz, quien ha mostrado su preocupación porque el número de víctimas de violencia de género en Andalucía aumentó hasta las 7.047 en 2018, un 0,9% más que en 2017.

Andalucía es la región con mayor número de víctimas inscritas por violencia de género en el año 2018. Le siguen la Comunidad Valenciana (4.794) y la de Madrid (3.656).

La cifra de víctimas aumenta en Andalucía hasta las 8.102 mujeres si se computan las que sufrieron violencia de género y doméstica, como ha apuntado Ruiz, a la que le preocupa el rejuvenecimiento de los agresores. Esta circunstancia obliga a «incidir en la educación» porque, ha dicho, «no puede ser que 2 de cada 1.000 mujeres andaluzas sea víctima de violencia».

Precisamente la educación es para el presidente del Foro de la Familia, Ignacio García-Juliá, lo que está provocando que «las generaciones que han mamado la ideología de género, las clases de sexualidad y han tenido un acceso más fácil a la pornografía», protagonicen la mayor parte de los casos de violencia de género.

Ruiz ha mencionado el Teléfono de Información a la Mujer 900 200 999, gratuito y permanente durante las 24 horas, todos los días del año, día y noche, como medida para acabar con «esta lacra» pero sin la implicación del entorno de las víctimas es imposible acabar con ella. «Las mujeres bastante tienen con sobrevivir a este infierno», argumenta Rocío Ruiz.

Para García-Juliá, en cambio, «ante el fracaso de las medidas ideológicas, que hipersexualizan a los menores y venden el sexo como un pasatiempo» son imprescindibles «iniciativas que refuercen a la familia, el hogar, la educación, los valores y el respeto al otro como ser humano y no como objeto de placer».

Porque, ha argumentado, «es sumamente preocupante, a la vez que esclarecedor, que la generación con más información y contenidos sobre sexualidad y pornografía de la historia esté aumentando el número de agresiones contra las mujeres (un 8,21% respecto a 2017 en la misma franja de edad)».

Hay otro dato a tener en cuenta entre los ofrecidos por el INE que se aprecia en la imagen que acompaña esta información. La tasa de víctimas por cada 1.000 mujeres de 14 y más años fue casi tres veces superior en las nacidas en el extranjero (3,5) que en las nacidas en España (1,2). Y aunque en ambos casos las cifras fueron similares a las del año anterior, entre las víctimas nacidas en el extranjero, las de África y América presentaron las tasas más elevadas, mientras que las de Asia y Oceanía registraron las más bajas.

Por lugar de nacimiento, dos de cada tres denunciados (el 65,1% del total) habían nacido en España.

Tags: , , , , , , ,