1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Piden la dimisión de Garzón por criticar la carne española

Alberto Garzón

El ministro de Consumo, Alberto Garzón, en una rueda de prensa en Moncloa (Foto: Fernando Calvo)

El ministro de Consumo asegura que ‘España exporta mucha carne de baja calidad procedente de animales maltratados en macrogranjas’

Cooperativas Agro-alimentarias de España pide la dimisión del ministro de Consumo, Alberto Garzón, por haber declarado al diario británico The Guardian que España exporta mucha carne de baja calidad procedente de animales maltratados en macrogranjas.

Los cooperativistas califican las palabras de Garzón de ‘inaceptables’ y defienden el papel de la ganadería nacional. Recuerdan al ministro comunista (de Izquierda Unida) que el sector ganadero español cumple rigurosamente con el modelo de producción europea que es el más estricto del mundo. Además, recuerdan que el sector ganadero español lleva años trabajando en la mejora del bienestar del ganado, concretamente a través del desarrollo de certificaciones de bienestar animal impulsadas por el propio sector o con sellos de denominación de origen.

Para hacerse una idea del estropicio que pueden causar las palabras de Garzón es conveniente remarcar que el pasado año España exportó carne y otros productos cárnicos por un valor de 9.145 millones de euros y que España es segundo mayor exportador mundial de carne de porcino. Son datos que, obviamente, avalan la enorme profesionalización de un sector que ha conseguido alcanzar unos estándares de calidad alabados -y comprados- en todo el mundo.

Ya ayer la Unión de Pequeños Agricultores y Ganaderos (UPA) pidió la dimisión de Garzón, miembro del Consejo de Ministros de Pedro Sánchez.

The Guardian recoge textualmente las palabras del ministro de Consumo: ‘Encuentran un pueblo en la España vaciada e instalan 4.000, 5.000 ó 10.000 cabezas de ganado. Contaminan el suelo, el agua y exportan esa carne de animales maltratados’. Garzón añade que los españoles no necesitan dejar de comer carne por completo, pero sugiere que coman mucho menos y se aseguren de que sea de buena calidad por el bien de su salud y el medio ambiente. Él dice contrastar los productos baratos y producidos en masa con la carne criada tradicionalmente. ‘La ganadería extensiva es un medio de ganadería ambientalmente sostenible y que tiene mucho peso en partes de España como Asturias, partes de Castilla y León, Andalucía y Extremadura’. ‘Eso es sostenible; lo que no es en absoluto sostenible son las llamadas mega-granjas’. El ministro también señala en sus declaraciones al medio británico un informe reciente que encontró que 20 empresas ganaderas son responsables de más emisiones de gases de efecto invernadero que Alemania, Gran Bretaña o Francia.

UPA califica de irresponsables y directamente falsas estas afirmaciones y sostiene que ‘en España no hay animales maltratados’. Al analizar las palabras del responsable de Consumo, los agricultores recuerdan que España es el tercer país más longevo del mundo -tras Japón y Corea del Sur- un hecho en el que tiene mucho que ver la dieta mediterránea preponderante entre los consumidores españoles. ‘Debemos centrarnos en defender la dieta mediterránea, una de las más saludables del mundo, que está basada en el consumo de frutas, hortalizas, cereales, lácteos, aceite de oliva y, por supuesto, carne’. Una dieta que supone uno de los mayores atractivos para los turistas que cada año arriban a España y al que también se refiere Garzón en la entrevista.

Por otra parte, UPA incide en que en algunas de las zonas de España más afectadas por el despoblamiento, como las zonas remotas y de montaña, son los ganaderos y ganaderas los que hacen frente al ‘reto demográfico’. ‘Los ganaderos producimos alimentos de la máxima calidad para ser consumidos dentro y fuera de nuestras fronteras, al tiempo que luchamos contra el cambio climático, mantenemos limpio el monte y aprovechamos los recursos de forma sostenible. Esa es la realidad de la ganadería en España’, explican.

A juicio de los ganaderos españoles Alberto Garzón debería ocuparse de ‘tareas mucho más urgentes e importantes que atacar a los productores como la descarriada inflación, los desequilibrios en la cadena agroalimentaria y la necesidad de un etiquetado transparente que reconozca el origen de los alimentos, por citar solo tres’.

Por último exigen al ministro de Agricultura, Luis Planas, que alce su voz en el Consejo de Ministros y se ponga a la vanguardia de la defensa del sector primario que en España es diverso, moderno y sostenible pero que afronta ‘enormes retos’ y necesita el apoyo de todo el Gobierno, incluido el del Ministerio de Consumo.

La CEOE también ha mostrado su apoyo al sector ganadero-cárnico nacional cuya producción superó en 2020 los 20.200 millones de euros y que representa el 1% del PIB de España. Tras las ‘desafortunadas e inadmisibles’ declaraciones del ministro de Consumo la patronal indica que, según los datos oficiales del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico, las empresas ganaderas han reducido sus niveles de contaminación hasta el punto de que en la actualidad la producción ganadera de carne representa el 7,8% del total de las emisiones de gases de efecto invernadero de España.

Los representante de los empresarios resaltan ‘el esfuerzo de un tejido empresarial que durante la pandemia trabajó por que todos los españoles tuviéramos los bienes necesarios: una carne de calidad y un producto cuyo reconocimiento en el extranjero está en auge. De hecho, en 2020 el sector aportó 8.680 millones de euros de exportaciones a la balanza comercial de España, un saldo positivo del 799%’.

Por todo esto CEOE exige terminar con estos ataques a uno de los sectores económicos españoles más importantes, formado por 933.000 explotaciones agropecuarias, desde grandes empresas, hasta pymes y autónomos, que contribuyen a la lucha contra la despoblación y que son una fuente de biodiversidad, creación de empleo, generación de riqueza y marca España.

Tags: , , , , ,