1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Sánchez no deja de prometer dinero a diestro y siniestro

Pedro Sánchez

Pedro Sánchez captado durante un mitin en Granada este martes

Promete subir las pensiones con el IPC en diciembre, aumentar el salario mínimo interprofesional hasta los 1.200 euros y reducir las peonadas para cobrar el PER

La semana pasada prometió repartir 5.000 millones de euros de financiación entre las Comunidades Autónomas

El presidente del Gobierno en funciones lleva varios días prometiendo dinero a diestro y siniestro. Y queda algo más de un mes para las elecciones del 10 de noviembre.

Después de presentar su lema de campaña de cara a los próximos comicios («Ahora Gobierno, Ahora España»), Pedro Sánchez ha prometido subir las pensiones con el IPC, aumentar el salario mínimo interprofesional (SMI) hasta los 1.200 euros y reducir el número de peonadas para poder cobrar el subsidio agrario.

Nada detiene al líder del PSOE a la hora de prometer más «políticas sociales». Ni siquiera la ralentización de la economía española que ha obligado ya a muchas compañías a anunciar despidos y ajustes de plantilla frena a Sánchez en su objetivo de conquistar el «corazón» que todos los votantes tienen en sus bolsillos. Unos para llenárselos de subvenciones y ayudas y otros para no pagar tantos impuestos que acaban mayoritariamente en las manos de los primeros.

A los pensionistas les ha anunciado que subirá sus pensiones de acuerdo con la subida del IPC. No dan importancia en Moncloa a que el mismísimo gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, haya advertido hace escasos tres días de que «la economía española no puede soportar la revisión de las pensiones con el IPC».

Para los trabajadores ha avanzado que subirá el SMI hasta los 1.200 euros al mes. Cuando la creación de empleo comienza a mostrar signos constantes de debilitamiento, subir el salario mínimo de esta forma perjudicaría a miles de jóvenes españoles, sobre todo a los menores de 25 años, que forman la segunda bolsa de paro más grande de la Unión Europea (32,2%) después de los griegos.

Y para los agricultores que temen sufrir las consecuencias de los aranceles impuestos a cientos de productos europeos por la Administración Trump les ha ofrecido «un  plan de respuesta para el sector agroalimentario y ganadero en todas las CCAA afectadas”.

El secretario general socialista ha detallado que “el plan contempla la reducción del número de peonadas para poder cobrar el subsidio agrario”. Durante un acto en Jaén, Sánchez ha explicado que este «plan de acción» se pondrá en marcha en todas las comunidades afectadas aunque cada uno con sus especialidades, «porque no es lo mismo Castilla-La Mancha, que Andalucía y Extremadura».

Desde luego, en Extremadura, una región con una de las tasas de paro más altas de España, ya están hartos de lo que suponen las «subvenciones» para los parados. Y se lo han hecho saber hasta a la Fiscalía.

«Esta medida sin duda alegrará a los obreros que trabajan en el campo extremeño y andaluz pero a los agricultores y ganaderos de ambas regiones la medida les va a suponer una menor disposición de la mano de obra necesaria para las faenas en el campo y por tanto más perdidas». Es lo que se han apresurado a augurar los empresarios agrarios.

Los problemas de la sequía, los aranceles y los bajos precios se verán agravados por la falta de trabajadores en la recolección y el manejo de las cosechas. Todo acabará con el abandono de los cultivos.

La Unión Extremadura ve en todo esto un ánimo descarado de «beneficiar a tus posibles votantes, los obreros, en detrimento de los que no consideras votantes tuyos, agricultores y ganaderos».

Esta campaña se han arrancado más de 2.000 hectáreas de ciruelos debido también a la escasez de «jornaleros». «Si desde el Gobierno se sigue aumentando de manera drástica el salario mínimo interprofesional, que ha repercutido en una subida salarial en el campo extremeño del 24% y se siguen bajando el número de jornales para cobrar los subsidios, que nadie dude de que se seguirán abandonando cultivos sociales en detrimento de cultivos mecanizables», advierten.

«Lógicamente si un obrador del campo extremeño o andaluz, con 15 jornadas trabajadas va a cobrar los subsidios, que a nadie le extrañe que no vaya a trabajar más de esos días al año, total ¿para qué?», resumen los agricultores.

Aún no había oído las críticas de los empresarios del campo extremeño pero Pedro Sánchez ha acabado su jornada electoral en Granada donde ha afirmado que hasta el 10-N va a intentar convencer a los españoles de que el PSOE es «la única propuesta que tiene ideas, que tiene equipos y sabe a dónde quiere llevar a nuestro país».

Tags: , , , , , , ,