1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Oposición extremeña al «blindaje» del cava catalán

Begoña García

La consejera extremeña Begoña García está que trina…

El BOE publica hoy la resolución del Ministerio de Agricultura que limita la ampliación de plantaciones de cava en España

La Junta de Extremadura ha mostrado este viernes su «oposición frontal» a la decisión del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) de restringir la posibilidad de realizar nuevas plantaciones y replantaciones de viñedo de vinos espumosos.

El departamento de Isabel García Tejerina ha fijado en 4.950 hectáreas la superficie que se podrá autorizar para las solicitudes de nuevas plantaciones de viñedo en 2018, a nivel nacional.

La decisión sale publicada hoy en el Boletín Oficial del Estado (BOE), supone incrementar el 0,52% la superficie actualmente plantada de viñedo y mantener el mismo ritmo de crecimiento que en la campaña pasada.

Pero este «parón» no ha gustado nada a la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio de Extremadura, Begoña García, quien ha comparecido ante los medios de comunicación para anunciar que recurrirá esta decisión ante todas las instancias administrativas y judiciales «que estén a nuestro alcance».

García asegura que la medida adoptada por Tejerina carece de fundamentos jurídicos y altera la libre competencia de mercado. «Y además -añade-  demuestra el rechazo del gobierno central a Extremadura, al limitar un sector pujante que está generando empleo y confianza en la región».

En los próximos días la Junta presentará un recurso de alzada contra esta resolución. Y si el MAPAMA no lo «atiende», continuará con las acciones judiciales oportunas para que no se lleve a cabo esta «injusticia».

Según ha apuntado la consejera extremeña, los principales motivos del rechazo a esta decisión son comerciales ya que está demostrada la potencialidad del mercado del cava extremeño; por ello «entendemos que se debe apoyar la labor y buen hacer que los viticultores y bodegueros están demostrando».

García no entiende por qué la resolución «no está basada en criterios objetivos» y «blinda» la producción de una región (Cataluña) mediante el freno al crecimiento y desarrollo de Extremadura. «Atenta contra la libre competencia y no atiende a la demanda de crecimiento de ventas en el mercado exterior e interior que está experimentando el cava extremeño», ha asegurado la consejera.

El Ejecutivo extremeño entiende que la normativa contempla que las restricciones a la extensión del cultivo deben ser regionales y que, por tanto, si hay una región que debe proteger su mercado, la limitación debería haberse limitado a su territorio y no a otros, como el caso extremeño, que están mejorando y ampliando sus perspectivas comerciales. De hecho, «las ventas de cava extremeño se han multiplicado por diez en los últimos diez años y las bodegas de la región no han podido satisfacer este año la demanda de sus clientes teniendo que declinar solicitudes de compra», ha detallado.

Begoña García, que cuenta con el apoyo de todos los partidos políticos con representación en la Asamblea de Extremadura, dice haber tenido contactos la Comunidad de Valencia, que también está afectada por esta restricción y que comparte la oposición a la misma con Extremadura.

La decisión del Ministerio de Agricultura establece las denominaciones de origen protegidas supra-autonómicas donde se podrán aplicar limitaciones a las nuevas plantaciones y restricciones a las solicitudes de autorizaciones de replantación y de conversión de derechos de replantación.

Asimismo, esta norma publica la puntuación asignada por las comunidades autónomas a cada tipo de explotación del criterio de prioridad relativo al titular de viñedo con pequeña o mediana explotación.

Esta resolución se ha dictado al amparo del Real Decreto 772/2017, que regula el potencial de producción vitícola, así como del Reglamento 1308/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, por el que se crea la organización común de mercados de los productos agrarios.

En relación con las autorizaciones para nuevas plantaciones de viñedo, el reglamento comunitario establece que deberán suponer anualmente más del 0% y no más del 1% de la superficie plantada de viñedo. En este contexto, la resolución publicada hoy ha fijado un crecimiento, por segundo año consecutivo, del citado 0,52%. Dicha cantidad va a permitir mantener el equilibrio entre los dos objetivos perseguidos por el Reglamento 1308/2013, como son lograr un crecimiento sostenido de la superficie de viñedo y evitar riesgos de oferta excesiva de productos vinícolas en relación con las perspectivas de mercado.

Por otra parte, este reglamento permite limitar el crecimiento de la superficie de viñedo en zonas que puedan optar a la producción de vinos con denominaciones de origen protegida (DOP), cuando exista un riesgo claramente demostrado de devaluación significativa de la misma. En este caso, y según el Real Decreto 772/2017, el Ministerio de Agricultura es el responsable de la fijación de limitaciones en el caso de las DOPs supra-autonómicas, habiéndose recibido recomendaciones para esta limitación de los consejos reguladores de las DOPs Cava y Rioja, así como de la Organización Interprofesional del Vino de Rioja.

De esta forma, la resolución aplica a la DOP Cava la misma limitación nacional del 0,52%, aplicada en este caso a la superficie inscrita de viñedo en esta DOP. Como resultado, se establece un límite de 172,2 hectáreas aplicable a las solicitudes del próximo año, que se reparte a partes iguales entre los tres tipos de solicitudes que pueden darse: nuevas plantaciones, replantaciones y conversiones de derechos de replantación (57,4 Ha., cada una).

En el caso de la DOP Rioja, por tercer año consecutivo se establecen limitaciones basadas en la evolución de las ventas de vino de esta denominación. Así, se ha fijado en un 0,1% la superficie para nuevas plantaciones, mientras que no se han autorizado replantaciones ni conversiones de derechos.

Tanto en el caso de la DOP Rioja como en la de Cava las limitaciones se han establecido por un año.

De igual forma, la resolución publica la puntuación otorgada por cada comunidad autónoma a las explotaciones pequeñas y medianas que tendrán prioridad en el acceso a nuevas plantaciones. Se trata de un nuevo criterio de prioridad para los solicitantes de autorizaciones de nuevas plantaciones de viñedo que fue introducido por el Real Decreto 772/2017 y que se aplicará por primera vez a las solicitudes de nuevas plantaciones en 2018.

Desde el gabinete de la ministra Isabel García Tejerina defiende que este criterio permitirá, además de priorizar aquellas pequeñas y medianas explotaciones con mayor interés en cada una de las comunidades autónomas, incrementar el número de grupos de prioridad, reduciendo el número de solicitudes admitidas parcialmente (es decir, solicitudes sujetas a prorrateo), en beneficio de solicitantes y administraciones.

Tags: , , , , , , ,