1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Muere el etarra Bolinaga, secuestrador de Ortega Lara

Bolinaga

Bolinaga (Foto: hazteoir)

Jesús María Uribetxebarria Bolinaga, el etarra que estaba en libertad condicional desde 2012 por padecer un cáncer “terminal”, ha muerto esta madrugada en su casa de Mondragón, según informa Naiz.

Bolinaga había sido condenado a 178 años de cárcel por el asesinato de tres guardias civiles y a 32 años por el secuestro de José Antonio Ortega Lara pero unos polémicos informes médicos permitieron su salida de prisión en agosto de 2012.

Fue en 2005 cuando se le detectó la enfermedad. En agosto de 2012, el Ministerio del Interior lo trasladó desde la prisión de León, donde cumplía condena, hasta el Hospital Donostia para que fuera tratado de un cáncer de riñón con metástasis.

Tras una huelga de hambre de 15 días para exigir su puesta en libertad, a finales de agosto el juez central de Vigilancia Penitenciaria de la Audiencia Nacional española, José Luis Castro, aceptó la petición de poner en libertad a Bolinaga por “razones humanitarias”, que comenzó a ser tratado de la enfermedad en su casa. Más tarde, en septiembre de 2012, fue la Audiencia Nacional el órgano que confirmó la libertad condicional de Bolinaga.

Está prevista para esta tarde una concentración en la plaza de Arrasate para pedir que los presos de ETA enfermos de gravedad vuelvan a casa.

María Ángeles Pedraza, presidenta de la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), ha calificado de “vergonzoso” que Bolinaga “haya estado dos años y medio despidiéndose de su familia, disfrutando con sus amigos mientras empeoraba el estado psicológico de los familiares de sus víctimas”. En RNE, Pedraza ha recordado que “fue el Ministerio del Interior el que le otorgó el tercer grado a través de instituciones penitenciarias”.

“Estas cosas no pueden pasar porque después de más de 50 años de terrorismo y con miles de vidas rotas no se puede permitir que las víctimas hayan recaído por culpa de estas decisiones”, ha reprochado la presidenta de la asociación de víctimas, que preparan para el próximo 24 de enero una concentración para protestar por las políticas del Gobierno en materia antiterrorista.

También la familia del agente de la Guardia Civil Antonio Ramos Ramírez, asesinado por ETA el 8 de junio de 1986, y por cuyo crimen estaba imputado el terrorista Josu Uribetxeberria Bolinaga, ha lamentado la muerte del etarra “porque lo único que ansiaba es que todos y cada uno los miembros del comando Belotxa -Javier Ugarte Villar, José Luis Erostegui y el propio Bolinaga- fuesen juzgados por el atentado que acabó con la vida del guardia civil en 1986. En este sentido, se alegran de que sí habrá juicio contra Ugarte Villar y Erostegui; no así para el tercer presunto asesino de Antonio Ramos Ramírez.

La familia de Antonio Ramos Ramírez insiste en que las demandas de la familia, así como las del Colectivo de Víctimas del Terrorismo, siempre han estado enmarcadas en el derecho a la verdad y a la justicia, no en la venganza. “Acusar a las víctimas que buscan justicia de buscar venganza forma parte de la estrategia de algunos agentes políticos y sociales que pretenden asentar la impunidad”, advierten.

La familia de Bolinaga también ha difundido un comunicado en el que denuncia que el etarra fue “arrestado, torturado y dispersado en 1997”, y que, “al igual que otros cientos de presos políticos vascos, sufrió hasta el último día la cruel política penitenciaria del Gobierno español”.

Tags: , , , , ,