- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Más de 30.000 camioneros autónomos se acogen al cese extraordinario

Fenadismer

Los camioneros necesitan ayudas

El 85% de las mercancías se mueven por carretera en España

Sólo una cuarta parte de los autónomos cobran prestación extraordinaria [1]

El sector del transporte y la logística ocupa el quinto lugar entre los sectores económicos con más bajas de autónomos provocadas por la pandemia y el cese de actividad.

En concreto 36.905 autónomos se han acogido a cobrar ‘el paro’, lo que hace que el Transporte sea el quinto sector económico, por detrás del Comercio (227.249 solicitantes), Hostelería (197.788), la Construcción (74.881) y la industria manufacturera (39.917), en número de solicitudes planteadas por los autónomos.

Según los datos facilitados por el Ministerio de Seguridad Social a la Federación Nacional del Transporte, hasta la semana pasada se habían recibido 1.016.670 solicitudes de prestación de cese de actividad, de las que 898.734 han sido resueltas favorablemente y que desde el pasado fin de semana han empezado a cobrar la prestación por parte de su mutua.

Del total de trabajadores autónomos que ha solicitado la prestación, un 72% lo han solicitado por cese de su actividad y un 28% por haber reducido significativamente sus ingresos.

Pero no todo se arregla cobrando la ‘ayuda’ pues hay gastos que hay que pagar sí o sí. En este sentido, Fenadismer insiste en la necesidad de articular un ‘plan de salvamento’ específico para el sector del transporte que incluya una moratoria en el pago de la financiación de los vehículos y una línea de ayudas económicas avalada al 100%, ‘tal y como ha hecho el Gobierno italiano para hacer frente a sus suministros’. Esto, dicen los camioneros españoles, ayudaría a evitar una situación de impagos generalizada y la consiguiente quiebra de miles de autónomos y pequeñas empresas de transporte.

Sobre la moratoria, los conductores exigen que las entidades financieras no cobren las próximas cuotas mensuales de financiación de sus vehículos (préstamos, leasing y otros) y las trasladen al final del período de amortización para evitar un colapso de liquidez al autónomo o pyme.

Asimismo, de modo análogo, se considera imprescindible arbitrar mecanismos legales que permitan ampliar la vigencia temporal de los seguros de los camiones durante el período que se encuentren inactivos sin necesidad de darlos de baja en Tráfico.

Igualmente, FENADISMER considera necesario articular una línea de ayudas económicas que permita dotar de liquidez a las empresas transportistas, para poder hacer frente al pago de sus suministros y consumos, utilizando como referencia el modelo aprobado por el Gobierno italiano consistente en una línea de financiación automática avalada al 100% por el Estado con un límite máximo de hasta 25.000 euros por pyme en función de su volumen de facturación en el año anterior.

Por si alguien no se ha dado cuenta de la necesidad de ‘mimar’ a los transportistas basta decir que el sector del transporte de mercancías por carretera vertebra el resto de actividades económicas en España pues más del 85% de las mercancías se mueven por carretera.

Los transportistas exigen al Gobierno la intervención de los precios de los carburantes [2]