1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Margallo dice que Gibraltar «es una prioridad nacional»

García-Margallo

García-Margallo durante su comparecencia en el Congreso

Insta a todos los grupos políticos a establecer una posición común de cara al futuro porque «en diplomacia lo más conveniente es decir y defender siempre lo mismo»

Gibraltar es la cuarta economía del mundo con una renta per cápita de 47.847 euros/año, teniendo 6,8 km/2 de territorio sin recursos naturales conocidos

El ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, compareció ayer en el Congreso a petición propia para explicar la postura del Gobierno en el conflicto de Gibraltar. Margallo repasó las distintas etapas de una crisis que comenzó este verano, con el lanzamiento de bloques de hormigón al mar por parte de las autoridades del Peñón, impidiendo así la pesca a los barcos españoles.

El titular de Exteriores, que dijo que el Peñón «es, ha sido y será una prioridad nacional», defendió las actuaciones emprendidas por el Ejecutivo en defensa de los intereses españoles frente a lo que calificó como violaciones de la normativa comunitaria por parte de las autoridades del Peñón. Margallo también dijo que el asunto se ha convertido en «un incendio importante» por culpa del Gobierno gibraltareño.

Margallo instó a todos los grupos políticos a establecer una posición común de cara al futuro porque «en diplomacia lo más conveniente es decir y defender siempre lo mismo». Para el titular de Exteriores es fundamental que no haya cambios de postura en relación a este tema cada vez que haya un nuevo gobierno en España.

El ministro defendió que son legales los controles en la Verja y que las actuaciones del Gobierno han estado siempre dentro de la legalidad, aunque se mostró de acuerdo con que debe prevalecer el diálogo como base de la «amistad entre España y el Reino Unido».

Para ilustrar las contradicciones que se producen en el Peñón, García-Margallo afirmó que Gibraltar es la cuarta economía del mundo con una renta per cápita de 47.847 euros/año, con un territorio de unos 6,8 km/2 sin recursos naturales conocidos; es un paraíso fiscal o, al menos, un territorio off shore que cuenta con 30.000 sociedades domiciliadas en la actualidad (1.075 creadas en lo que va de 2013); en el que hay 100.000 líneas telefónicas; y 26 licencias de juego que reportan alrededor de 113.000 millones de euros al año (el 20% del PIB gibraltareño); además, se producen 60.000 descargas de bunkering al año; y en donde entre 2010 y 2012 el contrabando de tabaco aumentó en un 213 por ciento, llegándose a incautar tan sólo en 2013, 93 millones de cajetillas de tabaco.

«Todo esto», dijo Margallo, «en un lugar en el que hay 30.000 ciudadanos de los que sólo trabajan 19.000 personas (14.000 residentes y 5.000 españoles que cada día cruzan la frontera). Convendrán conmigo en que las cifras no cuadran», recalcó. Para terminar su repaso a las ilegalidades que se producen en el Peñón, el ministro defendió, además, que los españoles que trabajan en territorio británico no pueden beneficiarse de las prestaciones de las que sí disfrutan los gibraltareños como son las becas, las viviendas de protección oficial, el community care, o el incremento de las pensiones para mayores de 65 años, mientras que muchos gibraltareños sí disfrutan de nuestra sanidad pública, sus productos no pagan IVA y sus sociedades no cotizan por los beneficios obtenidos fuera de territorio del Peñón.

Después de repasar estos hechos, el ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación afirmó que el Foro Tripartito que puso en marcha en 2004 el anterior Gobierno socialista de Rodríguez Zapatero, con Moratinos a la cabeza de las relaciones exteriores,  fue un «error infinito», aunque también indicó que en los temas de medio ambiente se aceptará «cualquier decisión» que adopte la Comisión Europea y el Tribunal de Justicia, porque, según dijo, «la legalidad es el único marco en el que España se mueve».

Por su parte, el portavoz del PSOE, Juan Moscoso, insistió en la postura de pedir al Gobierno que abra ya un diálogo directo con el Reino Unido sobre soberanismo, y con Gibraltar para cerrar acuerdos concretos. Los grupos del PNV, ERC e IU mantuvieron la posición de que el Gobierno ha buscado un conflicto artificial para ocultar otros asuntos. Sin embargo, CiU o UPyD mostraron su apoyo al Ejecutivo, aunque reivindicando en todo momento diálogo y sensatez para abordar este asunto. El portavoz del PP, José María Beneyto, defendió que se debe ir hacia un «doble marco» para abordar los problemas de Gibraltar. Por un lado, el bilateral, entre España y Reino Unido, en el que se aborde la soberanía del Peñón. Y, por otro, un espacio para hablar de los problemas cotidianos y prácticos.

Tags: , , , , , , ,