1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Manuel Marchena renuncia a presidir el CGPJ y el Tribunal Supremo

Manuel Marchena

Puede leer el comunicado de Marchena pinchando sobre la imagen

Una asociación de jueces iba a recurrir su nombramiento ante el Supremo

El PP da por roto el acuerdo de renovación del órgano de dirección de los jueces

Manuel Marchena, el magistrado elegido por el Partido Popular para presidir el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y el Tribunal Supremo ha renunciado al puesto.

Así lo anuncia este martes a través de un comunicado -en la imagen- en el que anticipa “públicamente” su “decidida voluntad de no ser incluido para el caso de que así fuera considerado entre los candidatos al puesto de presidente del Supremo y del Consejo General del Poder Judicial”.

“Jamás he concebido la función de juez como instrumento al servicio de una u otra opción política para controlar el desenlace de un proceso penal”, afirma el magistrado.

Marchena se refiere a las noticias divulgadas en los últimos días acerca de su nombramiento “pactado” entre PP y PSOE dentro de la renovación del CGPJ. Un hecho que levantó las suspicacias de magistrados y jueces españoles. Una asociación, la Francisco de Vitoria (AJFV), aprobó en asamblea recurrir ante el Supremo el nombramiento de Marchena por vulnerar el artículo 586 de la Ley Orgánica del Poder Judicial.

Nada más conocerse la decisión de Marchena, el popular Javier Maroto la ha considerado “acertada” y ha dado por roto, en nombre del Partido Popular, el acuerdo para renovar el CGPJ. Además, el vicesecretario nacional de Organización de la formación ha anunciado que su grupo suspende “la negociación hasta que la ministra de Justicia, Dolores Delgado, sea cesada”.

Termina diciendo que “no vamos a permanecer en un juego en el que el Gobierno de Pedro Sánchez es responsable del desgaste de la Justicia con la filtración de los detalles de esta negociación”.

La reputación de la Justicia española está tocada y PSOE y PP se acusan de haber generado esta situación. Por un lado, los populares echan en cara a Dolores Delgado que haya filtrado el “acuerdo” porque no se había contado con ella para alcanzarlo teniendo en cuenta sus amistades. Por el otro, los socialistas acusan al portavoz popular en el Senado, Ignacio Cosidó, que envió un mensaje a sus compañeros de Cámara justificando el “trato”.

Cosidó explica en un ‘whatsapp’ que el pacto previo suponía para el PSOE tener 10 vocales más el presidente (11) y para el PP tan sólo 10 vocales. Y que con la negociación, el PP tiene 9 vocales más el presidente y el PSOE tiene 11 vocales.

“Con otras palabras, obtenemos lo mismo numéricamente, pero ponemos un presidente excepcional, que fue vetado por Rubalcaba en 2013, y ahora no. Un presidente gran jurista con muchísima experiencia en el Supremo, que prestigiará el TS y el CGPJ, que falta le hace, y con una capacidad de liderazgo y auctoritas para que las votaciones no sean 11-10 sino próximas al 21-0. Y además controlando la sala segunda desde detrás y presidiendo la sala 61. Ha sido una jugada estupenda que he vivido desde la primera línea. Nos jugábamos las renovaciones futuras de 2/3 del TS y centenares de nombramientos en el poder judicial, vitales para el PP y para el futuro de España. Lo único que puede sonar mal son los nombramientos de algunos vocales del PSOE, pero el pacto previo suponía no poner vetos a nombres, para no eternizar la renovación que tiene fecha de caducidad el 4 de diciembre. En cualquier caso sacar a de Prada de la Audiencia Nacional es bueno. Mejor de vocal que poniendo sentencias contra el PP”.

En medio de todo, se sitúa Foro Judicial Independiente, cuyos miembros consideran que “el grave problema del gobierno del Poder Judicial no son las personas, sino el sistema”.

Para esta asociación de profesionales de la Justicia, “el actual sistema de elección de los miembros del CGPJ es un grave atentado a la independencia judicial, al principio de separación de poderes y, en definitiva, a los derechos de todos los ciudadanos”. A pesar de estar contemplado así en la Constitución y en la LOPJ.

Consideran los miembros del Foro que “no es de recibo que los vocales del CGPJ consientan en ser adscritos a un sector conservador o progresista porque, inevitablemente, las decisiones que tomen siempre se enjuiciarán desde esa perspectiva”. Recuerdan que ayer, más de 3.000 jueces (también fiscales) fueron a la huelga para, entre otras cosas, “denunciar este sistema y reclamar el respeto a la independencia judicial”.

Por eso animan a seguir el ejemplo de Marchena e invitan “a quienes se han postulado como candidatos a vocales judiciales a que retiren sus candidaturas, y a las asociaciones que los avalaron, a que retiren tales avales, no porque tales candidatos carezcan de capacidad y méritos, sino porque el sistema para su designación compromete su futura actuación y perjudica la imagen de un Poder Judicial absolutamente independiente”.

Aseguran que eso es lo que ha querido señalar con su renuncia Manuel Marchena, quien, afirman, “sin duda por su trayectoria personal y profesional merecía el puesto para el que lo habían designado los partidos políticos”. Por eso esperan que su ejemplo sea seguido por los demás candidatos y por el resto de asociaciones judiciales.

Por su parte, desde la AJFV señalan que el actual sistema de elección de los miembros del CGPJ está “caduco” y es “contrario al espíritu del legislador constituyente” que, en el artículo 122 de la Constitución, estableció que los 12 vocales (de un total de 20, ocho de ellos elegidos por las Cortes entre juristas de reconocida competencia) debían ser elegidos por los jueces.

Para terminar, también apuntan que el Grupo de Estados contra la Corrupción (GRECO) del Consejo de Europa ha requerido a España para que cese en la intromisión política en la elección de los miembros del CGPJ.

Nota: Al renunciar a presidir el CGPJ Manuel Marchena seguirá al frente de la Sala Penal del Tribunal Supremo, que será la encargada de juzgar la causa penal abierta por el “procés” de Cataluña. Cinco líderes independentistas acusados de rebelión -el ex vicepresidente de la Generalitat Oriol Junqueras; los ex consejeros Raül Romeva, Josep Rull y Jordi Turull y el diputado Jordi Sànchez – han recusado por “falta de imparcialidad” a Marchena. Las defensas de Jordi Cuixart y de la ex presidenta del Parlament Carme Forcadell también presentarán escritos de recusación. En sus escritos, aluden, precisamente, al mensaje de Cosidó y al pacto entre PSOE y PP para que Marchena presidiera el Supremo.

Tags: , , , , ,