1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Los TCP de Ryanair trabajan más a pesar de los 10 días de huelga

Ryanair

Ryanair anunció el martes su nueva política medioambiental para 2020

Por el «abuso» de los servicios mínimos en vuelos y guardias

Las islas Canarias pierden 29 rutas, 6 de ellas nacionales, y disminuirán las frecuencias a otros destinos

Los diez días de huelga convocados en septiembre por los tripulantes de cabina (TCP) de Ryanair en España en protesta por el cierre de las bases de Canarias y Gerona han concluido con el mes con más horas de vuelo o guardia que cualquier otro mes de trabajo.

Es lo que denuncia este domingo la Unión Sindical Obrera (USO) que responsabiliza a los Ministerios de Fomento y Trabajo y a los «abusivos» servicios mínimos exigidos, «que han permitido a la empresa operar el 100% de los vuelos y convocar hasta 14 veces más personal de guardia que cualquier otro día laborable”.

Efectivamente, en torno al 97% de los vuelos programados para los días de huelga salieron con normalidad, en tiempo previsto, y tan sólo se han producido 14 cancelaciones en dos de las jornadas de paros previstas.

Gustavo Silva, secretario general de USO-Ryanair, ha anunciado que, tras el fracaso de la huelga por culpa de los excesivos servicios mínimos, estudiarán otras medidas de protesta para impedir el cierre de las bases y los despidos en Canarias y Gerona. «Es muy duro luchar contra una empresa y contra la esclavitud que te impone tu propio Gobierno», apunta Silva, que ha explicado que se reunirán con los sindicatos de otros países afectados por cierres e incumplimientos para tomar «medidas de presión continentales”.

Lo cierto es que tras los 10 días de huelga durante septiembre, 512 empleos siguen en el aire, casi 400 entre las tres bases canarias -Gran Canaria, Tenerife Sur o Lanzarote-, “ahora mismo, sin ninguna solución de futuro».

En la base que la empresa aérea tiene en Gerona se siguen vendiendo billetes para después del 1 de enero, fecha en la que la irlandesa fijó los cierres definitivos, una circunstancia que tranquiliza por el momento al secretario general de USO-Ryanair.

En este contexto, los trabajadores no se explican “cómo, después de la quiebra fulminante del gigante británico de los viajes Thomas Cook, que ha supuesto la pérdida de miles de plazas aéreas y la amenaza de ERE inminente en decenas de hoteles de las Islas, Fomento aún no se ha implicado en darle una solución a Canarias, que afronta una crisis de conectividad: con el cierre de Ryanair, se perderán 29 rutas y varias frecuencias de las que se mantengan desde la base de fuera».

El grupo Thomas Cook operaba en 16 países -a España transportaba a unos 7 millones de turistas al año- con una flota de 105 aviones. Se calcula que este invierno sólo las Islas Canarias perderán 13.000 turistas, el 7% del total de llegadas previsto para la temporada alta que comienza en octubre.

Silva «supone» que el ministro de Fomento en funciones, José Luis Ábalos, «no va a hacer campaña electoral al archipiélago, o quizá llegue en barco”.

Según el informe elaborado por la sección sindical de USO-Ryanair, Gran Canaria perderá 7 conexiones, todas ellas con el extranjero (Bolonia, Bruselas, Eindhoven, Hamburgo, Nykoping, Sandefjord y Venecia-Treviso); Lanzarote, por su parte, pierde 5, entre ellas, con Valencia (y Berlín, Knock, Leeds-Bradford y Newcastle); mientras que Tenerife Sur será la base más perjudicada, al quedarse sin 5 conexiones nacionales (Barcelona, Santander, Santiago de Compostela, Valencia y Vitoria) y 12 extranjeras (Belfast, Cardiff, Colonia-Bonn, Copenhague, Eindhoven, Knock, Liverpool, Milán-Bérgamo, Milán-Malpensa, Newcastle, París-Beauvais y Venecia-Treviso). Las otras rutas se operarán desde lo que actualmente es destino, aunque en algunas disminuirán las frecuencias.

El secretario de Infraestructuras y Movilidad catalán, Isidre Gavín, y el director de Aeropuertos de Cataluña, Jordi Candela, se han reunido en Dublín con el consejero delegado de la compañía, Eddie Wilson, y con el director de Marketing, David O’Brien, para conocer las intenciones de la compañía de cerrar una serie de bases en toda Europa, incluída la de Gerona. La empresa enmarca esta decisión en un contexto de un mercado europeo a la baja; por el retraso en la entrega de los nuevos aviones, y por el hecho de que algunos aeropuertos no son rentables en la temporada de invierno. Ryanair ha precisado que la decisión definitiva la tomarán las próximas semanas.

La compañía irlandesa anunció el pasado martes su nueva política medioambiental para 2020. En un comunicado la aerolínea publicitó que ha actualizado su objetivo en términos de eficiencia de carbono a fin de reducir las emisiones de CO2 en un 10%, de 66 gramos por pasajero/km a 60 para 2030. Además, pagará más de 630 millones de euros en impuestos medioambientales en el ejercicio fiscal de 2020. En este sentido, pide a los estados miembros reformar el espacio aéreo europeo y abordar el problema del monopolio del Control de Tráfico Aéreo (ATC), para poder reducir las emisiones de CO2 en un 10%.

Asimismo, invertirá 20.000 millones de euros en una flota de 210 nuevos aviones Boeing 737, capaces de transportar un 4% más de pasajeros, reducir el consumo de combustible en un 16% y las emisiones de ruido en un 40%. Al mismo tiempo, se comprometió a eliminar los plásticos no reciclables de sus operaciones en los próximos cinco años- el 82% de todos los productos que se consumen a bordo ya no están hechos a partir de plásticos no reciclables.

Kenny Jacobs, de Ryanair, comentó orgulloso que son «la aerolínea más verde de Europa» y que ha recaudado entre sus clientes 2,5 millones de euros en donaciones que se destinarán a proyectos medioambientales.

Tags: , , , , ,