1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los taxistas echan a la fuerza de Cataluña a las VTC

Unauto

Josep María Goñi, secretario general de Unauto en Cataluña

Unauto anuncia la desaparición del sector en Cataluña por el decreto de Calvet, quien, tras varios días de huelga por parte de los taxistas, ha anunciado un decreto que limita claramente la competencia en el sector

Se prevé el despido de 3.500 personas y 1.000 millones de euros en indemnizaciones sólo en Cataluña

En Madrid continuarán los paros y no se descartan más movilizaciones

Unauto, la asociación que representa a la mayoría del sector de las VTC (vehículos con conductor) en Cataluña, ha anunciado que abandonará la comunidad autónoma como consecuencia del decreto anunciado por el consejero de Territorio, Damiá Calvet, que impondrá quince minutos de tiempo de espera a la precontratación de servicios VTC.

La asociación ha señalado a Calvet como responsable de dejar sin trabajo a más de 3.500 personas y de hacer regresar la movilidad de Barcelona al siglo XX.

Unauto lamenta que se ceda ante el chantaje de los violentos, los taxistas que durante los últimos días han coaccionado a las instituciones secuestrando Barcelona y a sus ciudadanos mediante el corte de carreteras y la toma de las principales arterias de las ciudades, vulnerando el derecho de más de dos millones de usuarios a elegir cómo moverse por su ciudad.

Además, la patronal de los vehículos con conductor ha recordado que, con este decreto, Cataluña hipoteca más de 1.000 millones de euros que en concepto de indemnizaciones reclamarán en los tribunales de justicia y que solo servirán para blindar el monopolio del taxi.

La empresa estima que los catalanes tendrán que pagar una cifra equivalente al 9% de la partida de Sanidad, y a casi el 20% del dinero dedicado a Educación en la región.

Unauto ha llamado al presidente de la Generalitat, Quim Torra, a que evite la desaparición del sector y a que proteja a los 3.500 trabajadores catalanes de la VTC. Asimismo, ha anunciado una petición en change.org para que todos los ciudadanos que así lo deseen puedan pedirle al president que salve a la VTC.

Josep María Goñi, secretario general de Unauto en Cataluña, ha desmentido a Calvet, que ha declarado que las plataformas van a irse de Cataluña, pero que las empresas y los conductores de VTC se van a quedar.

«El Govern ha cedido al chantaje del taxi y se ha puesto de rodillas ante quien ha bloqueado la ciudad de Barcelona, abriendo la puerta a que cualquiera pueda conseguir sus objetivos en Cataluña mediante las amenazas y la violencia», ha dicho Goñi, que ha constatado que «el taxi ha vuelto demostrar que con violencia se puede incluso regular».

En este sentido, ha insistido en que «el conseller del Territorio es responsable del despido de 3.5000 trabajadores: hombres y mujeres que, en su mayoría, provenían del paro de larga duración y que han encontrado en este sector la manera de sacar adelante a sus familias».

Efectivamente, tras seis días de paro y varios episodios violentos los taxistas catalanes han aceptado la propuesta de la Generalitat, que ha prometido aprobar un decreto ley que permitirá a los ayuntamientos establecer la obligación de contratar con una hora de antelación los servicios de VTC que prestan compañías como Uber o Cabify.

El conseller de Territorio, Damià Calvet, defendió ayer la «proporcionalidad» de esta propuesta, que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, considera «de sentido común».

Mientras, en Madrid los taxistas han intensificado las protestas que iniciaron el lunes «por la falta de respuestas políticas de la administración autonómica y local para regular las VTC y garantizar que se cumpla la legislación vigente». Se concentran en los accesos del recinto ferial de IFEMA, donde estos días se celebra la feria internacional de turismo, Fitur. Varios cientos de taxis llevan dos días congestionando la zona y colapsando la M-40, dificultando la salida de los asistentes. Los altercados, que han obligado a intervenir a la Policía en varias ocasiones, se saldan, por ahora, con once heridos y un taxista detenido.

En la asamblea celebrada ayer por la tarde, los taxistas madrileños acordaron seguir con la huelga y las movilizaciones hasta lograr una regulación satisfactoria de los VTC como en Cataluña.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, quien a finales de septiembre del año pasado trasladó el conflicto a las Comunidades Autónomas y Ayuntamientos mediante un real decreto ley, pidió ayer evitar el «enquistamiento» y defendió un «equilibrio» entre el negocio tradicional del taxi y la actividad de los VTC.

Sobre le decreto de Ábalos la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha emitido un informe en el que sostiene que contiene restricciones que perjudican innecesariamente a los usuarios finales, al limitar artificialmente el número de taxis y VTC y la capacidad de ambos para mejorar y desarrollar nuevos servicios en beneficio de los ciudadanos.

«El Real Decreto-ley aprobado en septiembre privará a los VTC actuales de la posibilidad ofrecer recorridos urbanos y aumentará la segmentación del mercado por comunidades autónomas. Estas limitaciones serán efectivas tras finalizar el periodo transitorio previsto (4 años), pero empezarán a generar efectos negativos para los usuarios desde mucho antes. De esta forma, los clientes se verán perjudicados por la pérdida de competencia, que se traducirá previsiblemente en mayores precios, mayores tiempos de espera y menor calidad de los servicios de taxi y VTC», recalca el regulador, que recuerda que el Real Decreto-ley puede todavía modificarse, ya que se está tramitando como proyecto de ley en el Congreso de los Diputados.

Por úlitmo, la CNMC recuerda que toda regulación económica debe seguir los principios de buena regulación y que solo debe restringir la competencia y la libertad de empresa para proteger el interés general y de manera proporcionada. «Cuando la normativa no respeta estos principios, perjudica innecesariamente a los ciudadanos», remata. 

Este «palo» del organismo defensor de la competencia en España debería ser tenido en cuenta en la mesa técnica que ayer pactaron abrir Comunidad y Ayuntamiento de Madrid para afrontar la crisis. El presidente regional, Ángel Garrido, expresó su disposición a negociar, aunque consideró que regular el tiempo de precontratación de los VTC corresponde a los Ayuntamientos. Desde el Ayuntamiento, la concejal de Medio Ambiente y Movilidad, Inés Sabanés, subrayó que «la responsabilidad es de la Comunidad, quien tiene que desarrollar el marco legal que habilite a los Ayuntamientos».

También ayer se conoció que Cabify planteó ya en septiembre al ministerio de Fomento la creación de un fondo de transición que garantizara compensaciones para el taxi. Además, propuso la posibilidad de lanzar una aplicación que permita contratar el servicio de taxi desde su plataforma.

El sector del taxi de Madrid ha anunciado esta tarde que mantendrá el paro indefinido a la espera de una propuesta por parte de la Comunidad y del Ayuntamiento de Madrid «que regule las VTC que actualmente operan sin regulación».

En una rueda de prensa, en la que han estado presentes portavoces de la Federación Profesional del Taxi de Madrid (FPTM), la Asociación Gremial de Auto Taxi Madrid, la Asociación Madrileña del Taxi, Élite Taxi Madrid y la Asociación Plataforma Caracol, han defendido que no pararán las protestas «hasta conseguir una propuesta tangible y realista» por parte de las administraciones públicas.

El presidente de la FPTM, Julio Sanz, ha lamentado estar «en el mismo punto de partida que el pasado lunes 21, pero con el importante avance de que hemos logrado que Ayuntamiento y Comunidad de Madrid se sienten juntos para buscar una solución» mediante un mesa técnica, de la que no ha trascendido nada.

Asimismo, Sanz ha criticado al presidente madrileño, Ángel Garrido, que ayer dejó clara «su negativa a asumir sus competencias, a la vez que marca unas líneas rojas inviables si queremos conseguir una negociación». Ante esta situación, valoran iniciar nuevas acciones de protesta en las próximas horas: «Nuestra moral está alta y no pararemos hasta que se consiga una regulación efectiva asumiendo cada administración sus competencias y que se cumpla la ley», ha amenazado.

Así pues, se mantendrán las protestas en puntos como IFEMA, uno de los escenarios neurálgicos del paro del sector, sin descartar otras ubicaciones. También esperan que compañeros de otras Comunidades Autónomas se sumen próximamente a sus protestas. «Defendemos el taxi porque es un servicio público de interés general y está regulado para proteger al usuario», ha recalcado.

Tags: , , , , , ,