1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Los precios suben al 1,6% en agosto

IPC

Los recios se mantienen en torno al 1,5%

Se confirman los datos adelantados por el INE

La tasa anual del Índice de Precios de Consumo (IPC) general en el mes de agosto es del 1,6%, una décima superior a la registrada el mes anterior.

Según los datos publicados este miércoles por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la subida del IPC se explica principalmente por la aceleración de los precios de los productos energéticos y, en menor medida, de la alimentación elaborada, parcialmente compensada por el menor ritmo de crecimiento de los precios de servicios y bienes industriales no energéticos (BINE), y por el descenso más pronunciado de los precios de la alimentación no elaborada.

En términos intermensuales, el IPC ha crecido un 0,2% en agosto de 2017, frente a la subida del 0,1% en el mismo mes de 2016.

Los precios de los productos energéticos aumentaron un 6,3% interanual, 2,2 puntos más que en julio, fundamentalmente por la aceleración de los precios de los carburantes y lubricantes, que pasaron del 1,9% interanual en julio al 5,4% en agosto.

Asimismo, los precios del gas crecieron el 12,6%, frente al 10,7% del mes anterior. Por su parte, los precios de la electricidad redujeron ocho décimas su ritmo de aumento, hasta el 5,4%.

La inflación de la alimentación se situó en el 0,3% en agosto, igual a la del mes precedente. Los precios de la alimentación no elaborada se redujeron el 1,6%, seis décimas más que el mes anterior, destacando el comportamiento de las frutas frescas, cuyos precios intensificaron 2,8 puntos su ritmo de descenso (pasaron de caer el 12% en julio al 14,8% en agosto).

Los precios de la alimentación elaborada, bebidas y tabaco aumentaron el 1,1% en agosto, una décima más que en julio. Cabe señalar la aceleración de nueve décimas de aceites y grasas, hasta el 7%.

La inflación subyacente, que excluye la alimentación no elaborada y la energía, los elementos más volátiles del IPC, disminuyó dos décimas en agosto, hasta el 1,2%, debido principalmente al menor ritmo de aumento de los precios de los servicios y de los bienes industriales no energéticos (BINE).

Los servicios crecieron el 1,7% interanual, dos décimas menos que en julio, destacando la evolución de los precios de los paquetes turísticos, que se desaceleraron 2,2 puntos, hasta el 6,2%, y de los servicios de telefonía y fax, que moderaron el ritmo de aumento nueve décimas, hasta el 1,5%.

Por su parte, los precios de los BINE se estabilizaron en agosto, tras el aumento del 0,3% en julio, destacando la desaceleración de los precios de los automóviles, que pasaron de crecer el 3,3% en julio al 1,7% en agosto. Por el contrario, la alimentación elaborada aumentó el 1,1%, una décima más que en el mes anterior.

En términos intermensuales, el IPC registró una tasa de variación del 0,2% en agosto, frente al incremento del 0,1% registrado en el mismo mes de 2016. Por componentes, los precios de los servicios aumentaron un 0,4%, dos décimas menos que un año antes; los de los BINE cayeron el 0,2%, frente a la estabilidad de agosto de 2016; los de la alimentación disminuyeron el 0,1%, tras la variación nula de un año antes; y los de los productos energéticos crecieron un 1%, tras la caída de igual magnitud de agosto del año pasado.

Dentro del grupo de alimentación, los precios de los alimentos no elaborados registraron en agosto de 2017 una tasa intermensual del -0,9% (-0,3% en el mismo mes de 2016), y los de los alimentos elaborados del 0,2% (0,1% un año antes).

La tasa interanual del IPC aumentó en agosto en diez comunidades autónomas, se mantuvo inalterada en cuatro y disminuyó en las tres restantes. Los mayores repuntes se produjeron en las tasas de inflación de Cantabria y Principado de Asturias (cinco y dos décimas, respectivamente, hasta el 1,8% y 1,5%), y las mayores bajadas en La Rioja y Comunidad Foral de Navarra (dos décimas ambas, hasta el 1,5% y el 1%, respectivamente).

La tasa interanual del IPC a impuestos constantes se situó en agosto en el 1,6%, al igual que la del IPC general.

El INE ha publicado asimismo el IPC armonizado (IPCA) correspondiente al mes de agosto de 2017, cuya tasa de variación interanual se sitúa en el 2%, tres décimas superior a la de julio. Por su parte, la tasa adelantada por Eurostat para el conjunto de la zona euro fue del 1,5% en agosto, dos décimas por encima de la del mes anterior, resultando un diferencial de inflación para España respecto a la zona euro de 0,5 puntos, una décima superior al de julio.

Desde la Unión Sindical Obrera (USO), tercer sindicato en representación a nivel estatal, “el incremento de los precios durante los últimos meses muestra la recuperación de la economía, que debería manifestarse en los salarios. Según la Estadística de Convenios Colectivos, la subida salarial pactada de enero a agosto ha sido del 1,33%, claramente insuficiente”, apunta Joaquín Pérez, secretario de Comunicación y Formación.

Pérez considera que el efecto de la crisis económica y de las últimas reformas laborales han precarizado hasta el límite el mercado de trabajo, caracterizado por la creación de empleos temporales, de corta duración y salarios míseros. Para cambiar esta dinámica, Pérez cree necesario “sindicatos fuertes que contribuyan a mejorar las condiciones laborales de los trabajadores a través de una negociación colectiva comprometida”. “No pueden volver a repetirse los mismos contenidos de los últimos AENC firmados por patronal, CCOO y UGT”, concluye Pérez.

La Patronal contesta a la USO advirtiendo de que “es previsible que la inflación finalice el año en el entorno del 1%”, tras la moderación que ha experimentado la inflación.

“Dado que el núcleo de la inflación sigue muy contenido, de no producirse grandes cambios en el precio del petróleo, es previsible que la inflación finalice el año en el entorno del 1%”, argumentan desde la CEOE, que añade que “el precio del petróleo mostró una tendencia ligeramente ascendente durante los dos últimos meses, desde los 45/46$/barril en junio hasta situarse en torno a 54-55$/barril en septiembre. A pesar de esta subida, el incremento interanual ya no es tan elevado como en los primeros meses del año. Así, en el mes de agosto el precio del barril Brent se situó en 52,04$/barril, un 16,9% más elevado que el año anterior, aunque, dada la apreciación del euro, el incremento en euros fue inferior (9,2%). Esto se reflejó en el repunte de los precios de los carburantes y combustibles (7,0% interanual) en agosto. De este modo, los precios energéticos se imponen todavía como el principal elemento inflacionista del índice general, con un avance del 6,3%. En lo transcurrido de septiembre, el precio del petróleo se sitúa en promedio en 54,7$/barril, un 11,6% superior al precio del mismo periodo de 2016 y en euros el incremento sería del 3,4%, debido a la apreciación del tipo de cambio”.

Así pues, dicen los empresarios, el efecto alcista de los precios del petróleo ya no es tan significativo como a comienzos de año y, además, la apreciación del euro lo está mitigando, por lo que aunque todavía condiciona la evolución de la inflación general y lo seguirá haciendo los próximos meses, no será suficiente para que los precios acaben el año en cotas demasiado altas.

Tags: , , , , ,