1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los independentistas vulneraron 660 veces la ley durante el procés

Cataluña

El uso de la violencia es la norma común en el ‘procés’

De acuerdo con un informe elaborado por Catalunya Somos Todos el nacionalismo se ha mostrado como un movimiento inherentemente violento que impone sus postulados mediante el incumplimiento de la ley

En 2019 los nacionalistas catalanes vulneraron 660 veces las leyes españolas para avanzar en su proceso separatista.

Así lo recoge el informe Violencia e incumplimiento de la ley en el proceso separatista, elaborado por Catalunya Somos Todos y que puede leer aquí. No tiene desperdicio.

El documento, que recoge 240 casos extraídos de los medios de comunicación sólo en 2019, llama la atención sobre el hecho de que si en 2016 fueron 59 los casos violentos documentados la cifra se elevó a los 100 en 2017 y a los 106 en 2018.

Asimismo, en 2019 los independentistas incumplieron la Constitución Española y otras 18 normas con rango de ley como el Código Penal, cuyo articulado fue violado en 311 ocasiones, o la Ley Orgánica de Seguridad Ciudadana, de la que se registran 230 vulneraciones.

Los «delitos» que aparecen con mayor frecuencia son los de coacciones (101 vulneraciones), daños (88 vulneraciones) y desórdenes públicos relacionados con la circulación ferroviaria (53), todos ellos recogidos en el Código Penal.

Tras el incremento considerable de casos en 2019, especialmente como reacción a la sentencia contra los líderes del referéndum ilegal del 1 de octubre de 2017, Catalunya Somos Todos señala que el soberanismo se ha mostrado como un movimiento inherentemente violento. De hecho, ha sido mediante la coacción, el acoso o los daños contra las personas y contra los bienes públicos y privados como el separatismo ha ido imponiendo sus postulados.

Por ello, la asociación advierte de que el secesionismo ha llegado a la conclusión de que la violencia y el incumplimiento de la ley, en ocasiones por parte de las propias autoridades locales y autonómicas, le reporta un importante beneficio político.

Ante esta situación, dice, depende del Gobierno de España evitar que los nacionalistas continúen avanzando en esta línea y que otras ideologías igualmente antidemocráticas tomen nota del posible éxito del chantaje separatista. La «mesa del dialogo» España-Cataluña se reunirá una vez al mes.

En este sentido, la asociación señala que Cataluña no puede convertirse en una autonomía fallida, un territorio en el que la democracia y el Estado de derecho no sean capaces de defender los derechos y las libertades de los ciudadanos que allí viven. Sobre todo de «esa mayoría que no comparte las ideas del secesionismo y que se ve condenada al silencio o forzada a un verdadero exilio», recuerdan.

Tags: , , , ,