1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Los ERTE se desvinculan del estado de alarma

Moncloa

Gerardo Cuerva, de CEPYME, firma el acuerdo con Antonio Garamendi, de CEOE, detrás (Foto: Jorge Villar y Diego del Monte)

Gobierno y agentes sociales firman la prórroga de los ERTE hasta el 30 de junio

Las empresas se comprometen a garantizar el empleo durante seis meses desde que reanuden la actividad

Se podrán combinar trabajadores en actividad y suspendidos y las exenciones en las cuotas a la Seguridad Social serán mayores para los primeros

Esta mañana se ha firmado en la Moncloa el Acuerdo Social en Defensa del Empleo al que llegaron Patronal y Sindicatos el viernes de la semana pasada.

Permite que los ERTE por fuerza mayor se prorroguen hasta el 30 de junio de 2020 para aquellas empresas que no puedan reanudar su actividad por causas de fuerza mayor.

Las empresas que puedan recuperar parcialmente su actividad podrán proceder a la incorporación de personas trabajadoras, afectadas por ERTE, primando los ajustes en términos de reducción de jornada. Las empresas deberán comunicar a Trabajo la renuncia total, en su caso, al ERTE en un plazo de quince días y al SEPE las variaciones en los datos de personas trabajadoras incluidas en esos expedientes.

El acuerdo incluye además la modificación de la Disposición adicional sexta del Real Decreto-ley 8/2020, de 17 de marzo, que garantiza el compromiso del mantenimiento del empleo por parte de las empresas en un plazo de seis meses desde la fecha de reanudación de su actividad, entendiendo por tal la reincorporación al trabajo efectivo de personas afectadas por el expediente, aun cuando esta sea parcial o sólo afecte a parte de la plantilla.

En el texto, que será ratificado este martes en el Consejo de Ministros, se incluye una nueva categoría de ERTE y mantiene la exoneración de las cuotas a la Seguridad Social para las empresas que continúen en ERTE de fuerza mayor total, exoneración que será del 75% para empresas de 50 o más trabajadores.

La nueva categoría de ERTE para las empresas que puedan reiniciar su actividad, denominada ‘de fuerza mayor parcial’, durará hasta el próximo 30 de junio. Durante este período, las empresas pueden combinar trabajadores en actividad y suspendidos y por todos ellos habrá exoneraciones en las cuotas que se pagan a la Seguridad Social.

Las exenciones serán mayores para los empleados que regresen a la actividad que para quienes continúen suspendidos. En concreto, las empresas de menos de 50 empleados tendrán una exención de cotizaciones del 85% en las cotizaciones devengadas en el mes de mayo y del 70% en las devengadas en junio para los trabajadores que retomen la actividad. Para los que continúen suspendidos, también habrá exoneración, pero será menor: del 60% para las cotizaciones devengadas en mayo y del 45% para las de junio.

En el caso de las empresas de 50 o más trabajadores, la exención para los empleados que se reincorporen será del 60% y del 45% para las cotizaciones devengadas en mayo y junio, respectivamente. Para los trabajadores que no se reincorporen, la rebaja será del 45% en mayo y del 30% en junio.

Las exenciones en la cotización se aplicarán por la Tesorería General de la Seguridad Social, a instancia de la empresa, previa comunicación sobre la situación de fuerza mayor total o parcial, así como de la identificación de los trabajadores afectados y el periodo de suspensión o reducción de la jornada.

La firma del acuerdo ha estado presidida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, a quien han acompañado el vicepresidente y ministro de Derechos Sociales y Agenda 2030, Pablo Iglesias; la vicepresidenta y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero; la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz y el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones José Luis Escrivá. Por parte de los agentes sociales han asistido los representantes de los empresarios Antonio Garamendi (CEOE) y Gerardo Cuerva (CEPYME) y los secretarios generales de UGT y CCOO, Pepe Álvarez y Unai Sordo, respectivamente.

El acuerdo no está exento de grandilocuencias. Así, impide a las empresas y entidades que tengan su domicilio fiscal en paraísos fiscales acogerse a la prórroga de los ERTE por fuerza mayor. Igualmente, las empresas y entidades que se acojan a los beneficios derivados de la prórroga de los ERTE por fuerza mayor no podrán repartir dividendos durante el ejercicio fiscal correspondiente a la aplicación de los ERTE, excepto si devuelven la parte correspondiente a la exoneración aplicada a cuotas de la Seguridad Social.

Tags: , , , , , , ,