1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los empresarios aceptan el ‘preacuerdo’ de los ERTE

Antonio Garamendi

Antonio Garamendi es el presidente de la CEOE

El texto incluye el ERTE ‘por impedimento o por limitación de actividades’

Los ERTE se prolongan hasta el 31 de enero para intentar salvar la campaña de Navidad

El Comité Ejecutivo de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) se ha reunido esta mañana con carácter extraordinario para aceptar por unanimidad la última propuesta del Gobierno para prorrogar los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE).

Las intensas negociaciones, comunican los empresarios, han servido para redactar ‘un acuerdo en el que todas las empresas cuya actividad se está viendo afectada por la crisis del COVID-19 se sienten representadas’.

Tanto CEOE como Cepyme, la confederación de la pequeña y mediana empresa, confían en que el acuerdo garantice la continuidad de la mayor cantidad de empresas y empleos posibles en una coyuntura económica tan adversa y larga como la actual.

Tras el Consejo de Ministros que ha aprobado la prórroga de los ERTE, la responsable de Trabajo, Yolanda Díaz, se ha felicitado por haber alcanzado un acuerdo ‘gracias a los agentes sociales’. En un comunicado el departamento de Díaz resume los avances del acuerdo destacando que se prorrogan automáticamente todos los ERTE de fuerza mayor vigentes pero, además, será posible solicitar nuevos ERTE de fuerza mayor tanto por impedimento como por limitación de actividades en todos los sectores, altamente exonerados en cuotas.

Así, ahora se contemplan tres modalidades de ERTE. Por un lado, los tramitados por fuerza mayor para las actividades más afectadas por la crisis. Estos casos van acompañados de exoneraciones del 85% en el caso de las empresas de menos de 50 trabajadores y del 75% si tienen más, tanto para los empleados activos como para los que siguen parados.

Por otro lado, el denominado ERTE ‘de rebrote’ se divide en dos nuevas modalidades: el ERTE de impedimento y el ERTE de limitación, a los que podrán acogerse cualquier empresa sea cual sea el sector que se vea afectada por medidas relacionadas con la COVID-19.

En el primero, asumido por el parón total de la actividad, las bonificaciones serán del 100% para las empresas de menos de 50 trabajadores, del 90% para los de más de 50. En el segundo, las bonificaciones parten del 100% en octubre para pasar al 90% en noviembre, al 85% en diciembre y al 80% en enero para las empresas de menos de 50 trabajadores. Para las empresas de más de 50 empleados los porcentajes mencionados se rebajan en 10 puntos, respectivamente.

De esta forma, las empresas de cualquier sector o actividad que vean impedido el desarrollo de su actividad como consecuencia de las nuevas restricciones o medidas adoptadas a partir del 1 de octubre de 2020, tanto por autoridades nacionales como extranjeras, podrán acogerse a los beneficios de los ERTE.

En el caso las empresas que vean impedido el desarrollo de su actividad en alguno de sus centros de trabajo como consecuencia de las medidas sanitarias podrán solicitar un ‘ERTE por impedimento’ cuya duración quedará restringida al de las medidas de impedimento.

Estas empresas tendrán una exoneración en sus cotizaciones a la Seguridad Social durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero de 2021, que será del 100% de la aportación empresarial durante el periodo de cierre y hasta el 31 de enero si tienen menos de 50 trabajadores y del 90% si tienen 50 trabajadores o más.

Las empresas que vean limitada su actividad en algunos de sus centros de trabajo por decisiones o medidas adoptadas por autoridades españolas, podrán solicitar a la autoridad laboral un ‘ERTE por limitaciones’.

Por su parte, los trabajadores fijos discontinuos o que realizan trabajos fijos y periódicos que se repiten en determinadas fechas y que hayan resultado afectadas durante por un ERTE durante el periodo teórico de actividad podrán percibir una prestación extraordinaria. Podrán percibir también esta prestación las personas trabajadoras con contrato fijo discontinuo no afectadas previamente por ERTE que hayan agotado las prestaciones o subsidios a las que tuvieran derecho si así lo solicitan. Se establecen mejoras en la protección por desempleo para las personas que trabajan a tiempo parcial.

No se reducirá el porcentaje de base reguladora para calcular las prestaciones por ERTE cuando se hayan percibido 6 meses de prestación y se mantiene el ‘contador a cero’ y el acceso a prestaciones de desempleo sin carencia previa.

También se mantiene la limitación de repartir dividendos y de acceso a ayudas por empresas situadas en paraísos fiscales y se establece una nueva salvaguarda de empleo de 6 meses así como la prohibición de realizar horas extra, un punto en el que ha insistido la ministra de Trabajo.

Estas son las empresas (por CNAE) que el Ministerio de Trabajo considera que se han visto especialmente afectadas por la pandemia

Tags: , , , , , ,