1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los controladores aéreos mantienen las huelgas

Torre de control

Este sábado habrá lío en los aeropuertos

Tanto Enaire como USCA se acusan mutuamente de inflexibilidad y falta de voluntad

La Unión Sindical de Controladores Aéreos (USCA) mantiene los dos paros convocados para los días 26 de septiembre y 3 de octubre.

Y lo hace «ante la inflexibilidad y la falta de voluntad negociadora que ENAIRE ha demostrado en las 4 reuniones mantenidas en la última semana para tratar de llegar a un acuerdo que permitiera desconvocar la acción sindical, como es la intención de los controladores».

Según los controladores, ENAIRE no tiene ningún interés en llegar a un acuerdo con ellos, que ofreció «la suspension de los paros de este sábado continuar negociando y posibilitar la adopción de acuerdos. Pero su propuesta ha sido rechazada por el ente gestor de la Navegación Aérea.

Sin embargo, el ente público se defiende de las acusaciones de los controladores, que han ido a la huelga ya 8 jornadas desde el pasado mes de junio, y les acusa de mantener reivindicaciones más allá del marco legal y del alcance de la empresa, que debe respetar las actuaciones de los tribunales.

«Ante la imposibilidad de ENAIRE de aceptar las demandas de USCA, el sindicato mantiene su postura cerrada a solucionar el conflicto de forma global, como aboga la empresa, y no parcial como pretende el sindicato», afirma la empresa, que recuerda, por cierto, que la huelga ha sido convocada por USCA y que sólo el sindicato puede cancelar de forma parcial o totalmente.

Desde USCA, sindicato que agrupa a más del 90% de los controladores aéreos españoles, alegan que ENAIRE ha demostrado su nula intención de alcanzar un acuerdo con los controladores el pasado viernes, después de la primera reunión que mantuvieron, que concluyó con una nueva cita entre ambas partes para el lunes, 21 de septiembre.

Sin embargo, continúan los controladores, «a última hora del citado viernes, en medio del proceso negociador y sin que se hubiese alcanzado ningún acuerdo al respecto, los controladores conocieron a través de los medios de comunicación el decreto de servicios mínimos para los paros, dictado por el Ministerio de Fomento y ENAIRE; un documento que no fue entregado oficialmente a los controladores hasta la mañana del lunes, 21 de septiembre».

Para los controladores, «estos hechos confirman la cerrazón de ENAIRE para poner fin a un conflicto, su falta de responsabilidad para resolverlo y su desinterés por los perjuicios que la huelga pueda causar a los usuarios del transporte aéreo, escudándose en su imposibilidad de maniobra «dentro del marco legal y las decisiones judiciales relacionadas con los expedientes abiertos por los sucesos de diciembre de 2010».

Con estas protestas, USCA demanda la retirada de las 61 sanciones impuestas en el ACC de Barcelona por el cierre del espacio aéreo en 2010 y la readmisión de un controlador despedido en el TACC de Santiago por los mismos hechos.

El sindicato considera incomprensible la imposición de estos expedientes después de que el juzgado de Gavá que instruyó las diligencias penales determinara la ausencia de responsabilidad de los sancionados. Además, 20 juzgados de toda España han concluido de forma contundente que no existió desobediencia ni abandono por parte de los controladores en los acontecimientos juzgados.

Así mismo, en USCA consideran inadmisible la negativa de ENAIRE a encontrar una solución para readmitir al controlador Marco Antonio Enríquez, ya que el tribunal de instrucción de Santiago de Compostela encargado de la causa penal sentenció que eran falsos los argumentos en que la empresa fundamentó su decisión de despedirlo.

Tags: , , , , ,