- elpueblodigital.es - http://www.elpueblodigital.es -

Los camioneros exigen la intervención de los carburantes

CLH

Para los camioneros la gasolina es un bien de primera necesidad

Después de que el Gobierno haya dictado una orden para establecer los precios de las mascarillas de protección

Esta mañana el Boletín Oficial del Estado (BOE) ha publicado una orden por la que establece precios mínimos para las mascarillas y los requisitos imprescindibles para su comercialización [1].

El absoluto desabastecimiento de ese producto en las farmacias españolas o su altísimo precio han llevado al Ejecutivo PSOE-Unidas Podemos a ‘intervenir’ porque ‘es necesario establecer las garantías suficientes para que los ciudadanos puedan acceder en condiciones económicas no abusivas a los productos de protección frente al contagio del COVID-19’.

En concreto, la orden establece el procedimiento para la fijación del importe máximo de venta al público de los productos sanitarios (mascarillas quirúrgicas y guantes), así como de aquellos productos necesarios (mascarillas higiénicas y soluciones hidroalcóholicas) para la protección de la salud de la población.

Será la Comisión Interministerial de Precios de los Medicamentos la que en un plazo de cuarenta y ocho horas fijará ese importe máximo de venta al público, que será publicado en el BOE.

Ante esta maniobra la Federación Nacional de Transportes de España (Fenadismer) ha denunciado que las grandes petroleras mantienen persistentemente ‘el sobreprecio de los carburantes’ vendidos en España.

Los representantes de los transportistas españoles no entienden ‘cómo el Gobierno sólo interviene el precio de las mascarillas y no el de un producto tan básico como es el de los carburantes, que afecta, no sólo a los transportistas que mantienen abierta la distribución y la llegada de alimentos a los hogares, sino también a la población a la que el propio Ejecutivo ha recomendado desplazarse a sus trabajos en vehículo privado.

Para ayudar a calibrar la magnitud del asunto, recuerdan que sólo en el mes de marzo se suministraron más de 2.000 millones de litros de carburantes (más de 360 millones de litros de gasolina, -31%, y 1.700 millones de litros de gasóleo, -26%) en todo el territorio nacional.

Explican los camioneros que entre los efectos que está ocasionando la reducción de la movilidad de la población y de la actividad económica por la crisis mundial del coronavirus, destaca la deflación del precio del petróleo, que, pese a los intentos de la OPEP por elevar su precio, continúa en niveles mínimos.

Desde que la OMS declaró la pandemia mundial el pasado 11 de marzo, el crudo Brent se ha mantenido en las últimas 5 semanas en precios estables, en torno a los 25-30 dólares el barril, esto es, un 60% inferior a la cotización que tenía a mediados de diciembre cuando se inició la crisis del virus en China.

Pese a esta bajada los precios de la gasolina y del gasóleo de automoción se han mantenido invariables. En el caso de la gasolina el precio medio de venta en las estaciones de servicio pertenecientes a las red de las grandes petroleras se ha mantenido en el último mes en torno a 1,13 euros por litro. Algo parecido ocurre con el precio medio del diésel. En ambos casos la reducción es inferior al 13% respecto a los precios de diciembre.

Teniendo en cuenta que en el precio final de los carburantes el 50% son impuestos aproximadamente y el otro 50% se reparte entre el coste de producción y su comercialización más el beneficio empresarial que aplican las petroleras, FENADISMER calcula que el sobreprecio que estarían aplicando las principales petroleras se situaría por encima de los 10 céntimos por litro.

De ahí que la federación insista en la necesidad de que el Gobierno proceda, con carácter urgente y excepcional, a intervenir el precio final de los carburantes en España, mientras dure el estado de alarma, restableciendo así el sistema de fijación de precios máximos que estuvo vigente en España hasta 1998.