1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Los agricultores extremeños exigen el fin de las sanciones económicas a Rusia

Luis Planas

El ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, no debería permitir esta injusticia (Foto: Fernando Calvo)

Los agricultores de Extremadura no se explican porqué no pueden vender fruta a los rusos mientras los alemanes sí pueden comprarles el 35% del gas que consumen

O todos o ninguno. Así debería ser entre los socios de la Unión Europea. Sin embargo, las diferentes varas de medir en el seno de la UE respecto de Rusia afectan gravemente a los agricultores extremeños, que cada año pierden 20 millones de euros por no poder exportar a la Federación.

La razón de este veto a las exportaciones a Rusia son las sanciones económicas impuestas por la Unión Europea tras la anexión ‘ilegal’ de Crimea en el año 2014. En respuesta a las sanciones europeas Vladimir Putin ha vetado las importaciones de producciones agrarias procedentes de la UE.

La Unión Extremadura exige al ministro de Agricultura, Luis Planas, que presione al Ejecutivo comunitario para que suprima estas sanciones que Bruselas va a prorrogar 6 meses más, hasta el 31 de enero de 2022. Esto, advierten, provocará casi con total seguridad la ampliación del veto del Gobierno de Vladimir Putin a las producciones agrarias de la UE para la campaña que viene.

Lo raro de estas sanciones y vetos, señalan los agricultores extremeños, es que afectan principalmente a las producciones agrarias. Porque, en cambio, el 35% del gas que consume Alemania lo importa desde Rusia, mientras ésta compra a Alemania bienes de consumo de alto valor como maquinaria, productos electrónicos y coches.

El campo español y del sur de Europa no se pueden permitir perder 140 millones de consumidores rusos que desde el año 2014 se están abasteciendo de productos hortofrutículas en otros mercados.

Extremadura exportaba a Rusia en el año 2013 frutas de hueso por valor de 20 millones de euros. Un dinero que, a pesar de haber intentado captarlo en otros mercados, se ha perdido en su gran mayoría. Por eso y fruto de esta doble vara de medir entre los socios europeos, el sector de la fruta en Extremadura arrastra pérdidas anuales desde hace más de 6 años.

Es cierto, señalan los perjudicados por el veto ruso, que en los tres años siguientes al ‘bloqueo’, las pérdidas en las producciones de frutas se paliaron con las ayudas recogidas en el Reglamento (UE) 1031/2014. Pero después de eso la Unión Europea ha mantenido las sanciones a Rusia sin dar más ayudas.

Por ello, el sindicato extremeño ha remitido un escrito a la consejera del ramo, García Bernal, para que junto con el resto de consejeros de Agricultura de las comunidades autónomas afectadas insten al ministro Planas a que obliguen a suprimir las sanciones a Rusia que lo único que están provocando es la ruina de miles de agricultores españoles. ‘Entendemos que el ministro no debería apoyar el mantenimiento de estas sanciones que perjudican a agricultores y ganaderos de España y en cambio no afectan a los productos industriales de los países del norte de Europa’, se quejan los hombres y mujeres del campo español.

Tags: , , , , ,