1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Las tres medidas que propone UGT para acabar con el déficit de la SS

UGT

El Fondo de Reserva ha bajado mucho…

Acabar con las bonificaciones a la contratación, financiar los gastos del ministerio desde los PGE y destopar las bases de cotización… y financiar las pensiones vía impuestos

Acabar con las bonificaciones a la contratación de las empresas, financiar los gastos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social desde los PGE (como el resto de los ministerios) y no desde el propio sistema, y destopar las bases de cotización.

Son las tres medidas que, según la Unión General de Trabajadores (UGT), ahorrarían 15.500 millones de euros a la Seguridad Social y podrían acabar con su déficit, que ha ido aumentando durante los últimos años.

UGT culpa al PP y al Gobierno de Mariano Rajoy de que el desequilibrio en las cuentas de la Seguridad Social haya aumentado exponencialmente.

Y para sujetar su acusación recuerda que el déficit en el año 2010 era de 65 millones, mientras que en 2013 llegó a 17.982 millones de euros en 2013; a los 13.557 millones en 2014; y a los 16.514 millones de euros en 2015. Además, añaden desde el sindicato, desde 2007 a 2015 los cotizantes han descendido en casi dos millones de personas.

El sindicato dirigido por Pepe Alvarez asegura que las reformas -laboral y de las pensiones- han provocado esta debacle, que se acentúa con la merma del Fondo de Reserva, del que el Ejecutivo ha ido disponiendo desde 2012 hasta situarlo en su actual nivel.

Para revertir esta situación la Unión General de Trabajadores plantea tres medidas fundamentales que posibilitarán acabar con el déficit que existe en la Seguridad Social:

En primer lugar, propone acabar con las bonificaciones a la contratación de las empresas y destinarlas a la Seguridad Social. No es la primera vez. UGT se queja de que desde 2014 el Gobierno ha ido aumentando el presupuesto destinado a estas bonificaciones en más de 400 millones de euros, y las reducciones en cotizaciones sociales en más de 200 millones de euros entre 2015 y 2016. Para este año, se destinan entre bonificaciones y reducciones a las cotizaciones sociales más de 3.700 millones de euros, que podrían emplearse en políticas mucho más eficaces para mejorar la situación de los empleados.

Según los representantes de los trabajadores, los incentivos a la contratación no generan empleo –no dicen lo mismo los últimos datos publicados por el ministerio de Fátima Báñez– y sólo producen la reducción de los costes laborales de los contratos bonificados y, como máximo, facilitan el desplazamiento o sustitución de unos trabajadores por otros. El sindicato afirma que, además, una vez que finalizan las ayudas, el empresario opta, en muchos casos, por deshacerse del trabajador con contrato bonificado.

La segunda medida para acabar con el «susto» de las pensiones es financiar los gastos del Ministerio de Empleo y Seguridad Social desde los Presupuestos Generales del Estado (PGE), como el resto. De esta manera, explican, las cuentas de la Seguridad Social dejarían de soportar todos los gastos necesarios para el mantenimiento del Ministerio y de su propio personal, algo que para UGT resulta inaudito respecto al resto de ministerios y totalmente irresponsable.

Según las cifras que maneja la organización sindical para 2016, los gastos de personal ascienden a casi 2.500 millones de euros, a lo que hay que añadir los gastos de bienes y servicios, casi 1.500 millones, y los correspondientes a inversiones reales, un total de 223.618 euros. Por todo ello, concluyen que el coste por mantenimiento del propio ministerio es de 4.000 millones de euros, que soportan íntegramente las cuentas de la Seguridad Social y que deberían financiarse a cargo de los PGE.

Por último, UGT plantea «destopar las bases de cotización». Para UGT, es injusto que anualmente «se queden millones sin cotizar». Alegan que la base máxima de cotización este año es de 3.642 euros al mes, por lo que todo lo que se gane por encima de esa cantidad no cotiza a la Seguridad Social. Con ello, cada año se registran más de 26.000 millones de euros de bases salariales sin cotizar que, según estimaciones del sindicato, supondrían un aporte al sistema de 7.735 millones de euros adicionales.

Calculan los representantes sindicales que con estas tres medidas, la Seguridad Social habría ingresado este año 15.500 millones de euros más, cifra próxima al déficit del sistema en el último año. A esto hay que añadir que la tasa de cobertura por desempleo ha ido descendiendo también año a año, hasta el 55,8% actual.

Consideran los sindicalistas que si se hubiera mantenido en el 78,4% del año 2010, habría 2.969 millones de euros más en concepto de cotizaciones sociales derivadas del desempleo, que junto a los 15.500 millones de euros supondrían acabar con el déficit de la Seguridad Social, que el sistema tuviera superávit y que no hiciera falta recurrir al Fondo de Reserva.

Por ello, UGT urge a asumir de manera urgente estas propuestas, junto con un aumento de los ingresos de la Seguridad Social vía impuestos… Sólo así, aseguran, los pensionistas de hoy y los del futuro tendrán asegurado su bienestar y un nivel de vida aceptable.  Para acabar piden que todas estas medidas se debatan de manera inmediata en el seno del Pacto de Toledo.

 

Tags: , , , , ,