1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Las enfermeras de las residencias atienden hasta a 100 personas al día

SATSE

Las residencias no están medicalizadas

Un estudio revela la situación de los centros sociosanitarios

Las enfermeras de las residencias sociosanitarias españolas tienen asignado un elevadísimo número de residentes, que se incrementa todavía más en los turnos de tarde y noche y de fin de semana.

Es una de las conclusiones más preocupantes del estudio realizado por el Consejo General de Enfermería y el Sindicato de Enfermería SATSE.

De forma global, una enfermera tiene asignado un total de 46 residentes por la mañana y 71 por la tarde, un valor desproporcionado que se multiplica en el caso de los domingos y festivos (71 pacientes por enfermera en los turnos de mañana y 92 por la tarde). En algunas residencias privadas se llegan a superar los 100 residentes asignados en los turnos de tarde de fin de semana.

Del análisis se confirma también que casi la mitad de las residencias de ancianos analizadas no están preparadas para la segunda oleada por COVID-19 y uno de cada diez ni siquiera tiene un plan de respuesta.

Después de que durante la crisis sanitaria hayan fallecido, de media, el 5,5% de los resistentes de los centros -lo que podría suponer en torno a 20.000 personas- sólo 3 de cada 10 residencias tienen historia clínica compartida con otros centros, lo que rompe la continuidad asistencial.

Las residencias públicas son las que cuentan en mayor medida con una unidad de hospitalización frente a las privadas (38,6% vs 21,8%). Asimismo, llama la atención que un 29,5% de los centros analizados no tiene ningún tipo de coordinación con Atención Primaria. Esta coordinación es mayor en las residencias públicas (77,1%) que en las privadas (66,8%).

Hay otra conclusión destacable: la escasez de material de seguridad en las residencias, especialmente de EPIs, ha sido generalizada pero ha sido un 14% mayor en la públicas que en las privadas.

En la primera etapa de la pandemia de COVID-19 el estudio aclara que en las residencias se ha hecho test al 91,5% de los residentes, de los cuales el 18% ha dado positivo. Del total de positivos detectados, un 33,8% de los residentes eran asintomáticos. Y aunque el número de test realizados es muy similar en las residencias públicas y privadas fueron más los resultados positivos en los centros públicos.

En el contexto actual, uno de cada diez de los centros sociosanitarios analizados (un 12,5%) sigue sin disponer de un plan de respuesta frente al COVID-19, un dato tremendamente preocupante cuando la segunda oleada está golpeando con fuerza algunas zonas de España, donde se está cerca de superar los 800.000 infectados.

Por último, el análisis refleja que los sueldos bajos y la sobrecarga de trabajo que afrontan diariamente las enfermeras hacen que estos puestos no resulten atractivos para los profesionales, quienes, en el 93,7% de los centros, tiene que delegar en auxiliares algunas de sus tareas.

En líneas generales, el 70% de las residencias privadas paga menos de 20.000 euros brutos anuales a sus enfermeras frente al 73% de las residencias públicas que si superan los 20.000 euros. Pero son las residencias de más pequeñas las que menos pagan a sus enfermeras. 

Tags: , , , , ,