1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

Adaptar los libros a la LOMCE ha costado 200 millones de euros

ANELE

Los libros ya están preparados…

Adaptan los materiales educativos a los nuevos currículos porque la Ley lo exige

Los partidos políticos en la oposición derogarán la LOMCE en cuanto lleguen al poder

La LOMCE salva al sector editorial

Los editores de la Asociación Nacional de Editores de Libros y Material de Enseñanza (ANELE) ya han adaptado todos los materiales educativos a los nuevos currículos de la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE), lo que les ha supuesto una inversión de alrededor de 200 millones de euros.

La LOMCE, al igual que ocurrió anteriormente con todas las reformas educativas previas, ha supuesto un cambio radical en los contenidos curriculares que exige necesariamente la adaptación de todos los libros de texto y demás materiales curriculares.

Entre los principales cambios hay que señalar el establecimiento de una nueva metodología de «aprendizaje por competencias» que debe abordarse en todas las áreas y asignaturas.

Asimismo, desaparece la organización por ciclos y las etapas se organizan en seis cursos de primaria y cuatro de secundaria. Los contenidos  referidos al conocimiento del medio natural, social y cultural estructurados hasta ahora en una sola área, se diversifican en dos «Ciencias de la naturaleza» y «Ciencias Sociales».

En Educación Secundaria Obligatoria (ESO) y Bachillerato se eliminan asignaturas, se refunden otras -tecnología, música y educación plástica y visual-) o se incorporan nuevas -Iniciación a la actividad emprendedora y empresarial-.

Con el desarrollo de los nuevos libros y materiales educativos, las editoriales dan cumplimiento a lo establecido en la Disposición Adicional Cuarta de la Ley Orgánica de Educación, de la que la LOMCE es una modificación, que establece que la edición y adopción de los libros de texto y demás materiales no requerirán la previa autorización de las Administraciones educativa. En todo caso, éstos deberán adaptarse al rigor científico adecuado a las edades de los alumnos y al currículo aprobado por cada Administración educativa (…).

La misma Disposición Adicional Cuarta señala que corresponde a los centros docentes, en el ejercicio de la autonomía pedagógica, adoptar los libros de texto que hayan de utilizarse. Sin que la adopción de los libros de texto pueda someterse a autorización previa.

Por tanto, las recomendaciones, orientaciones, instrucciones y normativa autonómica que se adopte con la finalidad de impedir el cambio de libros de texto por otros adaptados a los nuevos currículos LOMCE, o las decisiones de no autorizar el cambio de materiales, podrían incurrir en una vulneración de la legalidad (autonomía de los centros de enseñanza y la libertad de cátedra del profesor) así como el principio de jerarquía normativa.

Tags: , , , , , , , ,