1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La uva se está vendiendo por debajo del coste de producción

Uvas ASAJA

Los productores llevan todo el año mimando las preciosas uvas

Lo denuncian las asociaciones agrarias cuando están en plena vendimia

Pides a las Administraciones que vigilen que se cumple la Ley de la Cadena Alimentaria y que no se fijen precios por debajo de los costes de producción

En Extremadura se deniegan el 80% de las ayudas a la reestructuración de viñedos que se presentan

La alarmante caída de los precios de la uva que se sufre en estos inicios de vendimia ha obligado a la sectorial vitivinícola de ASAJA a reunirse de urgencia esta semana en Madrid.

La asociación agraria reclama responsabilidad, tanto a las bodegas como al resto de agentes implicados en las compraventas de uva, y máxima diligencia por parte de las administraciones a la hora de velar por el cumplimiento de los contratos para que los precios de venta se sitúen por encima de los costes de producción, como exige la Ley de la Cadena Alimentaria.

El clima de preocupación es común en todas las zonas productoras, desde La Rioja hasta Murcia pasando por Castilla-La Mancha, Extremadura, Navarra o Castilla y León. Con una cosecha menor de lo esperado y que oscilará entre los 41 y 43 millones de hectólitros (en línea con la media de las últimas cinco campañas) los productores no ven razones objetivas que justifiquen el hundimiento de los precios de la uva que se está produciendo.

Los precios en tablilla en Castilla-La Mancha, principal zona productora de España, han caído de media un 30% respecto al año pasado. Para la variedad Airen, la de mayor cultivo en España, las cotizaciones oscilan entre 12-14 céntimos/Kg de uva, muy lejos de los costes de producción que soportan los agricultores de esta zona, que los cifran en 27 céntimos por kilo de uva.

Existen numerosos estudios sobre los costes de producción en este sector elaborados por administraciones autonómicas y otros organismos oficiales. Según el Estudio de Costes de Producción de Uva para la elaboración de Vinos elaborado por la Universidad Politécnica de Valencia para la Organización Interprofesional del Vino de España (OIVE), el coste medio de producción en España se cifra en 50 céntimos por kilo de uva, aunque asciende a los 60 céntimos en Navarra y la Rioja y a los 63 céntimos en Castilla y León.

Precisan desde la asociación que este estudio no tiene en cuenta las condiciones especiales derivadas de los protocolos de seguridad anti COVID que se han puesto en marcha de cara a la vendimia en todas las zonas productoras y que han supuesto un incremento considerable de los costes para el productor (EPIs, cuadrillas burbuja, incremento de vehículos para el transporte tanto de trabajadores como del producto, etc).

La preocupación se ha tornado en indignación e impotencia entre los productores a los que los paros han obligado a dejar de vendimiar esta misma mañana en Villarobledo (Albacete) o hace unos días en Valdepeñas (Ciudad Real).

Por otra parte, ASAJA exige al ministerio de Agricultura, a las Comunidad Autónomas y a la AICA (Agencia de Información y Control Alimentarios) que actúen con la máxima diligencia y obliguen a que los precios de venta se sitúen por encima de ‘los costes efectivos de producción’ como recoge la última modificación de la Ley de la  Cadena Agroalimentaria aprobada en febrero de 2020.

Así se evitarían, además, prácticas desleales por parte de algunas industrias como las que se están produciendo (en ocasiones se obliga al productor a firmar contratos que contienen precios por debajo de los costes de producción pero se añade la coletilla ‘estos precios están por encima del coste de producción’).

Desde ASAJA reclaman a la Administración que fije unos costes de producción de referencia para las distintas zonas productoras y se acabe así con este tipo de prácticas abusivas tan poco deseables  y que abocan a los productores al colapso económico de su explotación.

En Extremadura, además, el sector del vino atraviesa una grave crisis debido a los bajos precios de la uva y a la falta de apoyo de la Administración, que deniega el 80% de las ayudas a la reestructuración de viñedos en Extremadura que se presentan. Al mismo tiempo, España ha devuelto 72,24 millones de euros del Programa de apoyo al sector vitivinícola español (PASVE) a Bruselas por no gastarlos.

Los agricultores extremeños denuncian, al igual que ASAJA, que, a pesar de la modificación de la Ley de la Cadena Alimentaria, la realidad es que como nadie vigila y como las denuncias que presentan los agricultores caen en saco roto, ninguna bodega está cumpliendo esta Ley. En definitiva, denuncian, toda la uva se está vendiendo un 40% más barata que el año pasado porque así lo han determinado las Bodegas Félix Solís y García Carrión, y el resto de bodegas se rigen por los precios pactados por estas dos entidades.

La Unión de Extremadura culpa a la Administración Regional extremeña de estar ‘paralizada’ y no ser  capaz de resolver ningún expediente de ayuda o de inversión para la mejora de las calidades del vino o de los métodos de producción.

El ejemplo, insisten, está en que en estos momentos están llegando a los viticultores las resoluciones por las que más del 80% de los expedientes de reestructuración y reconversión del viñedo están siendo denegados por no alcanzar la puntuación exigida por la Consejería de Agricultura.

Desde la Unión Extremadura se hacen la siguiente pregunta: ‘Si todos los años tenemos que devolver dinero a la Bruselas porque no lo gastamos ¿Cómo es posible que deneguemos expedientes de ayuda por falta de presupuesto?’.

Según los datos aportados por el propio Ministerio de Agricultura, en 2019 se devolvieron a la Unión Europea 14,24 millones de euros del PASVE; en 2018 fueron 49 los millones de euros devueltos y en 2017 esta cantidad fue de 7 millones de euros. Mientras, en este periodo se rechazaron sólo en Extremadura más de 2.000 solicitudes de ayudas de reestructuración.

Puede consultar aquí el informe del FEGA que refleja que de los fondos del PASVE de esta campaña, que finaliza el 15 de octubre, Extremadura solo ha consumido 1,8 millones de euros de un total de 17,90 millones presupuestados o lo que es lo mismo, el 10,41%. Y apenas queda un mes para que finalice la campaña.

Tags: , , , , ,