1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La reforma laboral causa pavor en la Izquierda y convence a Patronal

Jesús Caldera: “Esta es una reforma agresiva contra los derechos de los trabajadores”, que “no va a crear empleo”

Cayo Lara destaca la “importantísima gravedad” de la eliminación de la autorización administrativa para ejecutar los ERE

La Patronal asegura que la reforma pone en valor el acuerdo alcanzado el día 25 de enero por los agentes sociales

Desde el Gobierno se defienden asegurando que la reforma laboral contribuirá, junto a la ley de estabilidad y la reforma financiera, a que las cosas cambien y volvamos a crecer y crear empleo

Los sindicatos comunicarán hoy su posición acerca de los cambios anunciados

Caldera anuncia que el PSOE intentará frenar la reforma

El portavoz socialista en la Comisión de Empleo del Congreso y Secretario de Ideas y Programas del PSOE, Jesús Caldera, afirmó ayer, tras conocerse la reforma laboral aprobada por el Consejo de Ministros y que ha calificado de «decretazo», que es «una reforma agresiva contra los derechos de los trabajadores españoles», que «no va a generar empleo» y que está orientada a «facilitar el despido».

En una rueda de prensa celebrada en la sede socialista de Ferraz, Caldera criticó que el Gobierno haya optado por  poner en marcha «políticas de estímulo del despido» y por “abaratar el despido de todos los trabajadores españoles”,  en lugar de por crear “instrumentos que incrementen la confianza y la contratación”. Y destacó que esta reducción de los derechos afecta incluso “a los más de nueve millones de trabajadores que tienen un contrato ordinario”, y que “van a ver reducidos sus derechos”, porque “su indemnización se va a reducir”.

Sobre la regulación del despido objetivo, Caldera afirmó que a partir de ahora “todos los despidos van a poder ser objetivos y con una indemnización de sólo 20 días por año trabajado”, y explicó que la reforma incorpora un “concepto de alto riesgo”, ya que se permite que  “cualquier empresa que en tres trimestres tenga menos ingresos o menos ventas pueda despedir por la vía objetiva a sus trabajadores”, una situación que, según el dirigente socialista, se ha convertido en habitual desde el comienzo de la crisis, y que abre las puertas a la generalización a la utilización de esta modalidad de despido.

En cuanto al nuevo contrato para emprendedores, destinado a empresas con menos de 50 trabajadores, Caldera destaca como especialmente negativo el hecho de que eleve el período de prueba a un año, lo que significa que “cualquier trabajador podrá ser despedido al año, libremente, sin indemnización alguna”. Es decir, durante un año, el trabajador trabajará para una empresa “sin generar ningún derecho de indemnización”,  lo que implica un “grave retroceso en el camino de los derechos que hemos ido conquistando entre todos los ciudadanos”.

El Secretario de Ideas y Programa del PSOE también se mostró muy crítico con la reforma de la negociación colectiva ya que, a partir de ahora, “el único convenio que primará será el de empresa”, un cambio “radical” que implica una reducción en la protección de los trabajadores.

Además, criticó con dureza que el Gobierno haya asumido la llamada “ultra actividad”, una “reivindicación histórica de la patronal” que implica que si un convenio colectivo no se renueva a los dos años desaparece en el caso de que no haya acuerdo entre empresa y trabajadores. Un cambio que, según asegura Jesús Caldera, puede llevar a muchos empresarios a “aguantar su posición durante dos años” con el fin de que desaparezcan ese convenio y las garantías establecidas en el mismo, para sólo queden “los mínimos establecidos en el Estatuto de los Trabajadores”.

Por último, el dirigente socialista ha adelantado que el PSOE no apoyará “una reforma hecha para despedir” y que “va en contra de los derechos consolidados de los trabajadores”, y reclama la puesta en marcha de instrumentos destinados a la contratación y una estrategia económica diferente, “porque lo que importa es el crecimiento económico”.

Desde Izquierda Unida, su coordinador federal, Cayo Lara, destacó, al valorar la reforma laboral, la “importantísima gravedad” de la eliminación de la autorización administrativa para ejecutar los ERE, que las indemnizaciones por despido improcedente pasen de 45 a 33 días por año trabajado o que se deje fuera de la negociación colectiva a más del 85% de los trabajadores que están en las pequeñas y medianas empresas

“Hacemos un llamamiento a la movilización para responder en la calle lo que es un ataque a los derechos laborales de los trabajadores”, dijo ayer Lara.

Lara llama a la movilización en las calles

Lara respondió a las explicaciones dadas por la ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, y aseguró que “no es verdad” que el texto elaborado por el Ejecutivo de Mariano Rajoy vaya a generar más empleo, al contrario, “hace el despido más fácil y más barato, legaliza el trabajo precario, acaba con la negociación colectiva y convierte a los parados con prestación en voluntarios forzados”.

Lara considera necesario convencer al Gobierno del PP para que “dé marcha atrás a lo que ha propuesto” y la forma de hacerlo es lograr una movilización ciudadana “junto a organizaciones sociales y sindicales para parar entre todos este nuevo entuerto”.

Interrogado sobre si estas palabras suponen la convocatoria de una huelga general, el máximo responsable de IU aclaró taxativo que esto “sólo le corresponde hacerlo a los sindicatos” y tiró de nuevo de ironía para recordar que “bueno, y ahora también al presidente del Gobierno”, en clara alusión al comentario realizado por Rajoy hace una semana en la última cumbre de la UE en Bruselas, cuando una cámara captó cómo explicaba a su homólogo finlandés que la reforma que preparaba le costaría una huelga.

El también presidente del Grupo Parlamentario de IU, ICV-EUiA, CHA reconoció su poca confianza en que se puedan producir cambios sustanciales en el texto de la reforma. Señaló que puede que no vayan más allá de “alteraciones puntuales” debido al entendimiento que el PP desea con los nacionalistas conservadores de CiU, de ahí que “haya que conquistar con la movilización en la calle la marcha atrás que debe dar el Gobierno”.

El plan del Gobierno Rajoy “trata de enfrentar a los parados con los trabajadores, como si unos les debieran algo a los otros; hace el despido más barato y más fácil para que algunas empresas, incluso sin pérdidas, puedan despedir más”, dijo.

Lara detalló que la propuesta del Gobierno concreta “las razones objetivas del despido procedente”, lo que implica que “cualquier empresa, aunque no tenga pérdidas reales, puede despedir a los trabajadores”.

Igual de grave opinó que es que la eliminación de la autorización administrativa para llevar a cabo los expedientes de regulación de empleo y que las indemnizaciones por despido improcedente pasen de 45 a 33 días por año trabajado. “Esto es de una gravedad importantísima”, destacó.

Respecto a la legalización de los miniempleos, valoró que “abre más la puerta al ‘mercado negro’ laboral”, facilitando a los empresarios que los empresarios paguen a sus asalariados una parte de la jornada laboral de forma legal y el resto, en ‘negro’. Cayo Lara advirtió también que la reforma deja fuera de la negociación colectiva a “más del 85% de los trabajadores que están en las pequeñas y medianas empresas, donde en un porcentaje altísimo no hay representación sindical, por lo que quedan en manos de lo que se decida en cada empresa o cada lugar. Los trabajadores quedan más indefensos ante la propia empresa”.

El coordinador federal de IU criticó, además, que estos cambios suponen también “privatizar aún más el servicio público de empleo, en lugar de dedicar más inversión y más recursos para potenciarlo”.

Distinta es la visión de los empresarios. CEOE y CEPYME consideran que la Reforma Laboral es un paso imprescindible y sustancial en el proceso de modernización de nuestra legislación laboral para aproximarnos a la flexibilidad de los países de nuestro entorno que ya han realizado este tipo de reformas.

En este sentido, y a falta de conocer el texto completo, CEOE y CEPYME valoran positivamente la reforma. «Los detalles que se conocen de la misma muestran un intenso esfuerzo de mejorar la eficiencia y flexibilidad de nuestro mercado de trabajo», aseguran.

Para la Patronal, la reforma pone en valor el acuerdo alcanzado el día 25 de enero por los agentes sociales, y en el que se innova en el sistema de fijación y actualización de salarios, se prima la negociación en el seno de la empresa y la flexibilidad interna. Todo ello para adaptar la empresa al ciclo y a la competencia exterior, y crear oportunidades para el empleo y su estabilidad. En este sentido, la reforma recoge buena parte de los principios que hemos acordado las organizaciones empresariales y los sindicatos.

La Reforma Laboral es un paso hacia delante en la salida de la crisis y la recuperación económica y un instrumento que facilitará la creación de empleo, aseguran desde CEOE, para quien «la reforma es amplia y profunda, afectando a gran parte de las áreas que influyen en nuestro mercado de trabajo y sienta las bases para un mercado de trabajo más eficaz y flexible, a la espera de los textos legales y el posterior desarrollo parlamentario».

Respecto a los aspectos concretos de la reforma, que hasta el momento se han hecho públicos,  CEOE y CEPYME realizan las siguientes valoraciones:

– En materia de intermediación la reforma incluye la autorización a las empresas de trabajo temporal para actuar como agencias privadas de colocación.

– En materia de contratación y dirigido a jóvenes, se avanza en el contrato de formación y aprendizaje, aunque entendemos que todavía persisten obstáculos para que el contrato de formación sea un verdadero contrato de inserción laboral.

– Se crea un nuevo contrato para emprendedores con importantes incentivos a la contratación indefinida, especialmente para jóvenes y nuevas bonificaciones para desempleados.

– En el contrato a tiempo parcial se permite una mayor flexibilidad al introducir la posibilidad de horas extraordinarias.

– En materia de flexibilidad interna, CEOE y CEPYME consideran que la Reforma Laboral ha aprovechado una parte de las posibilidades que ofrecía el acuerdo alcanzado por los agentes sociales.

– CEOE y CEPYME acogen favorablemente la prioridad aplicativa del convenio de empresa, instrumento básico para adaptar los derechos provenientes de la negociación colectiva a la situación real de la empresa. En este mismo sentido, consideramos muy importante la mayor objetivización de las causas de descuelgue de convenios de ámbito superior.

– Además, consideran prioritario la reducción sustancial de la dualidad de nuestro mercado de trabajo, raíz de buena parte de sus ineficiencias. En este sentido, la eliminación de la autorización administrativa en los expedientes de regulación de empleo, y sobre todo la mejor definición de las causas de despido por razones económicas, suponen importantes pasos hacia delante. En ese sentido, es importante que la objetivación de las causas del despido debe tener efectividad en la práctica judicial, y reducir el desproporcionado número de despidos improcedentes que hay en España.

– El establecimiento de un plazo máximo de vigencia de dos años desde la denuncia del convenio, es un paso positivo para adaptarlo a las necesidades de la actividad productiva y del empleo.

– Por último, en materia de absentismo, la reforma incluye una medida importante al sólo tener en cuenta el absentismo del trabajador para justificar el absentismo como causa del despido. Respecto a las mutuas de accidentes, esperamos su desarrollo en los próximos meses.

En conclusión, se trata de una reforma amplia, que incide sobre aspectos fundamentales y en la buena dirección, a la espera de los detalles técnicos para conocer en su totalidad el alcance de la misma y su efectividad práctica.

Elvira Rodríguez defiende los cambios del Gobierno

Desde el Gobierno, la presidenta de la Comisión de Economía y Competitividad del Grupo Parlamentario Popular, Elvira Rodríguez, defendió “que la reforma laboral contribuirá, junto a la ley de estabilidad y la reforma financiera, a que las cosas cambien y volvamos a crecer y crear empleo”.

Rodríguez explicó que “en España se destruye mucho más empleo que en los países vecinos. España ha ajustado el ciclo con desempleo, especialmente entre los jóvenes. Uno de cada dos jóvenes españoles no tiene trabajo. Hay problemas de empleabilidad tanto en formación como en los canales de búsqueda de empleo. Tenemos una dualidad de contratación muy acusada”.

“Con la normativa en vigor –continuó- había inseguridad jurídica e indeterminación que no ayudaba en nada a que se estabilizara nuestra contratación. Nuestra negociación colectiva se había quedado antigua porque tampoco servía, como se ha demostrado, para adaptarse a las necesidades de cada momento. Y además, nos encontrábamos con problemas de fraude y economía sumergida. En todo eso se ha trabajado”.

Se han creado empleos especiales para nuestros jóvenes. Se han creado bonificaciones nuevas para aquellos colectivos con baja empleabilidad. Se ha dado un giro radical a lo que es la formación continua para que nuestros trabajadores puedan emplearse en otros trabajos si pierden el suyo, o sencillamente, si el suyo ya no tiene futuro. Se crean nuevos cauces en colaboración con el sector privado para encontrar puestos de trabajo. Se han hecho reformas para que el empleo se estabilice. Se ha hecho una modernización profunda de la negociación colectiva dando flexibilidad al sistema, procurando que esa negociación responda a los problemas concretos de cada momento y en cada empleo. Además, la reforma incluye una ambiciosa serie de medidas para luchar contra el fraude y contra la economía sumergida”, enumeró.

Fernández también destaca que se ha dado respuesta trabajando con los agentes sociales, a los que se les ha abierto la participación en esta reforma para trabajar juntos. “Rajoy recibió a los agentes sociales tras las elecciones. Se les ha dado un margen de tiempo, han presentado propuestas y han aportado soluciones”, señaló.

La diputada del PP defiende que “se ha hecho una reforma que se ha aprobado por Real Decreto Ley, porque el problema era muy urgente y nos lo estaba pidiendo Europa. Pero sin embargo, el Real Decreto Ley se va a tramitar en el Parlamento para que intervengan todos los grupos parlamentarios y enriquezcan el texto”.

Por último, quiso referirse a las críticas socialistas: “Al PSOE, al señor Caldera, lo único que le preocupa es nuestra reforma pero a nosotros, al PP, lo que nos preocupa son los más de cinco millones de parados”.

Tags: , , , , , , , , , ,