1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La previsión de crecimiento del PIB para 2018, fija en el 2,6%

Funcas

Algunas de las previsiones de Funcas para 2018

Los expertos esperan un aumento del empleo del 2,3% frente al 2,8% de 2017

Los analistas consultados por la Fundación de Cajas de Ahorro (Funcas) mantienen la previsión de crecimiento de la economía española para 2018 en el 2,6%, lo que supone medio punto menos respecto al 3,1% de 2017.

La aportación de la demanda nacional será de 2,2 puntos porcentuales y la del sector exterior, de 0,4. Los expertos esperan un perfil trimestral muy estable con tasas del 0,6% y una leve desaceleración en el último trimestre.

La subida del precio del petróleo en diciembre y en las primeras semanas de enero ha conducido a revisar al alza la tasa de inflación media para 2018 en una décima, hasta el 1,6%. La tasa interanual de diciembre será del 1,5%.

En términos de puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, la creación de empleo se ralentizará desde el 2,8% del año pasado hasta el 2,3% -cifra revisada al alza en una décima-.

La tasa de paro bajará este año al 15,3%. Funcas destaca que, según las cifras de afiliación a la Seguridad Social, la creación de empleo se recuperó en el cuarto trimestre de 2017 tras la desaceleración del trimestre anterior. «En el conjunto del año el crecimiento fue del 3,6%, equivalente a 626.000 nuevos afiliados, uno de los más elevados de la serie histórica que se inicia en el año 2000, solo superado en 2005 y 2006 debido a la regularización de inmigrantes», explican.

La previsión de consenso de déficit público para 2017 es del 3,1% del PIB, es decir, se cumplirá con el objetivo de déficit. Para 2018 se espera un 2,4%, dos décimas por encima del objetivo.

Entre los consultados por Funcas se encuentran Jorge Sicilia, economista jefe del Grupo BBVA y director de BBVA Research, y Rafael Doménech, responsable de Análisis Macroeconómico del centro de estudios del Research. Ambos tiene buenos augurios sobre el comportamiento de la economía española, que sitúan en el entorno del 2,5%. Aunque también advierten riesgos.

Sicilia, opina que «2018 se presenta con un entorno económico muy favorable. En primer lugar, porque las grandes regiones (China, Estados Unidos y Europa) tienen una inercia de crecimiento muy buena. Pero, además, porque en algunos de esos países tenemos elementos positivos. En China, se están concentrando en una calidad mayor del crecimiento más que en cantidad de crecimiento; en Estados Unidos van a tener el impacto positivo de la reforma fiscal, al menos en 2018 y 2019; y en Europa se ven avances hacia el proceso de construcción europea. Pero es que además, tenemos un crecimiento que cada vez está más sincronizado entre distintos países y cada vez hay menos países que estén en recesión. En segundo lugar, la inflación está bien, en un punto razonable: no es ni muy alta ni muy baja, ni hay presiones alcistas ni bajistas. Esto genera un entorno bueno para que los bancos centrales retiren los estímulos de manera gradual».

Junto a estas buenas noticias hay «peros», a juicio del director del centro de estudios del BBVA. La principal cautela, si acaso novedad, este año, es que en 2018 por primera vez habrá que tener muy en cuenta que los principales bancos centrales van a retirar los estímulos. Estados Unidos ya lo está haciendo, Europa lo va a hacer más claramente en 2018 y va a anunciar ya la subida de tipos para 2019 y el banco de Japón también va a entrar en esa dinámica. Además, habrá que vigilar lo que ocurre con China, cómo responderá el comercio internacional a las tendencias anti-comercio de Estados Unidos y seguir de cerca el proceso de construcción europeo.

Por su parte, Doménech destaca el hecho de que los bancos centrales avancen hacia la normalización de la política monetaria y que la actividad en el conjunto de la eurozona se acelera con tasas de crecimiento del PIB por encima del 2%. «En este contexto internacional, tras crecer un 3,1% en 2017, la economía española podría crecer en 2018 al menos un 2,5% y cerca de esa cifra en 2019. Con estas previsiones económicas esperamos que a finales de 2019 la tasa de paro se sitúe incluso por debajo del 13,5%», afirma.

Con los datos que se conocen del inicio de este año 2018, que apuntan a que tras crecer en el cuarto trimestre de 2017 a una tasa anualizada del 3,2%, la actividad estaría creciendo a una tasa del entorno del 2,8%. «Conviene destacar el buen comportamiento de las exportaciones y también la inversión en maquinaria y bienes de equipo», señala Doménech, que alerta sobre «la incertidumbre política y la ralentización de las reformas estructurales necesarias para seguir reduciendo la tasa de paro estructural, para avanzar hacia un mercado de trabajo más eficiente y equitativo, y también para seguir avanzando en la consolidación de las finanzas públicas».

Tags: , , , , ,