1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La Policía denuncia a Pablo Echenique ante la Fiscalía

Tuit Pablo Echenique

Tuit de Echenique que Twitter no ha censurado… a pesar de la respuesta de ‘perroandaluz’…

Por animar a través de las redes sociales las revueltas provocadas contra el ingreso en prisión del rapero Pablo Hasel

Hasel fue condenado por la Audiencia Nacional a dos años y un día de cárcel y a una multa de 37.800 euros por delitos de enaltecimiento del terrorismo, con la agravante de reincidencia, e injurias y calumnias contra la Corona y las instituciones del Estado

La Confederación Española de Policía (CEP) ha denunciado ante la Fiscalía del Tribunal Supremo a Pablo Echenique, portavoz de Unidas Podemos en el Congreso, ‘por incitar los disturbios provocados en Madrid el pasado 17 de febrero y reforzar a quienes participaron en ellos’ en protesta por el ingreso en prisión de Pablo Hasel, un rapero condenado por enaltecimiento del terrorismo, entre otras cosas.

La denuncia la dirige el sindicato policial contra Echenique porque ‘en su condición de diputado, difundió un mensaje en redes sociales el 17 de febrero en el que mostró su apoyo a las personas que en esos momentos se concentraban en la Puerta del Sol de Madrid y estaban provocando disturbios mediante el lanzamiento de piedras, adoquines, botellas, papeleras, contenedores, señales y hasta un patinete eléctrico contra los policías de la Unidad de Intervención Policial (UIP) que habían sido desplegados en la zona para evitar altercados’.

En su denuncia los policías recuerdan que a la hora en la que Echenique emitía su polémico tuit, las 21:18 horas, ya era de dominio público la situación de violencia que estaban provocando los asistentes a la concentración no comunicada en Sol y en las calles de los alrededores. Esos disturbios ya se habían viralizado en redes sociales y medios de comunicación y no era posible que el diputado los desconociera. A pesar de ello, mostró todo su apoyo ‘a los jóvenes antifascistas’, lo que podría ser considerado un delito tipificado en los artículos 557 y 559 del Código Penal.

En su escrito a la Fiscalía del Supremo los policías recuerdan que la tarde noche del pasado miércoles 34 de sus compañeros resultaron heridos en el centro de Madrid (28 de la Unidad de Intervención Policial y 6 de la Comisaría de Distrito Centro) y que los daños provocados en comercios y mobiliario urbano alcanzaron, en una primera valoración del Ayuntamiento, unos 200.000 euros.

También recuerdan que a la hora en la que Echenique difundía su tuit ya se habían registrado incidentes graves en actos similares celebrados en Vigo, Tarragona, Barcelona, Gerona, Lérida y Granada, a los que un día más tarde se sumaban otros en Valencia que provocaron una decena de heridos al atacar los concentrados en esta ciudad a los efectivos de la UIP y de la Unidad de Prevención y Reacción.

En la denuncia dejan constancia de que en los desórdenes públicos de Madrid se produjeron comportamientos expresamente recogidos en el artículo 557 bis del Código Penal, como el lanzamiento de objetos contundentes y el incendio o el uso de capuchas y pasamontañas para ocultar el rostro y tratar de dificultar su identificación.

Igualmente, el sindicato policial indica que Echenique ‘lanzó un mensaje que los participantes en esos hechos solo pudieron interpretar como una muestra de elogio, respaldo y legitimación en sus agresiones contra la Policía Nacional, el mobiliario urbano y comercios’ y que lo hizo en el momento en que los disturbios habían alcanzado ya su máxima intensidad, sin llegar a condenar lo que ya era de dominio público en redes sociales y medios de comunicación.

Concluye la denuncia afirmando que ‘no cabe duda, en definitiva, de que si los graves disturbios ya era conocidos y el mensaje citado no recogía condena alguna sobre ellos, los protagonistas de esos altercados recibieron un respaldo público cualificado -de un portavoz parlamentario de un partido político con presencia en el Gobierno de España- que se constituyó en elemento reforzador de esos actos vandálicos’.

La CEP solicita que se tome declaración a Pablo Echenique, portavoz de Podemos en el Congreso, y que se incorporen las actuaciones llevadas a cabo por el Juzgado de Instrucción número 46 de los de Madrid, en funciones de guardia, durante la noche del 17 de febrero.

Las denuncias contra Echenique no cesan. Otra asociación policial, Alternativa Sindical de Policía (ASP), ha interpuesto otra ‘en la creencia’ de que el comportamiento del diputado podemita ‘tiene un encaje penal y no debe quedar impune, pues aunque sea representante de un partido político debe ser investigado y si procede condenado en sede judicial’. Puede leer la denuncia de ASP aquí.

Desde que Hasel ingresó en prisión, Barcelona, Lérida, Gerona, Tarragona, Vic o Reus en Cataluña, Valencia y Vigo, así como la capital de España han sufrido los actos vandálicos provocados por quienes se manifiestan en apoyo de Pablo Hasel, un reincidente condenado por enaltecimiento del terrorismo, entre otros delitos.

En Barcelona, los desperfectos se cuantifican ya en millones de euros. Los ‘terroristas callejeros’ han saqueado comercios y sucursales bancarias, destrozado numeroso mobiliario urbano e incluso vidrieras de alto valor cultural como las del Palacio de la Música. Sólo en Cataluña los Mossos d’Esquadra y las policías locales han detenido desde el martes de la semana pasada a 109 personas en unos disturbios en los que hasta ahora 91 mossos han resultado heridos de diversa consideración. En Madrid, tres agentes se encuentran graves.

A propósito de esto, esta mañana Ciudadanos (Cs) en Cataluña ha presentado ante la Fiscalía Superior de Cataluña una denuncia por prevaricación contra el conseller de Interior, Miquel Sàmper, porque ‘ha decidido no personarse en los procedimientos abiertos contra los responsables de atacar a los Mossos’ y ‘ha renunciado a acusar por atentado’ después de una semana de altercados violentos en Barcelona.

Esa actitud violenta de los manifestantes ha derivado cada día en barricadas con contenedores quemados, comercios saqueados y terrazas de bares destrozadas. En las Ramblas o el Paseo de Gracia de Barcelona es difícil encontrar algún escaparate que no haya sido reventado a pedradas por los saqueadores. Ayer la Plataforma Libertad Pablo Hasel comenzó la manifestación en la estación de Sants portando una pancarta con el lema ‘Nos habéis enseñado que ser pacífico es inútil‘.

Pablo Hasel fue condenado por primera vez por la Audiencia Nacional en 2014. El tribunal le condenó a dos años de cárcel por enaltecer en canciones suyas subidas a YouTube el terrorismo de ETA, los Grapo, Terra Lliure o Al Qaeda. La sentencia fue ratificada por el Tribunal Supremo en febrero de 2015 porque las frases proferidas por Hasel ‘integran expresiones de alabanza del discurso del odio que sobrepasan el límite al derecho a la libertad de opinión y de creación artística, y, en consecuencia, los hechos sí que integran el delito del artículo 578 del Código Penal. Esa condena se dejó en suspenso con el apercibimiento de que si volvía a delinquir debería ingresar automáticamente en la cárcel.

Sólo dos años después, en 2016, Pablo Rivadulla Duro, nombre real de Hasel, fue condenado por el Juzgado de lo Penal número uno de Lérida a seis meses de prisión por un delito de lesiones. Hasél, según recoge esa sentencia, agredió a un periodista de TV3 en una rueda de prensa celebrada en el Rectorado de la Universidad de Lérida, ocupado por estudiantes. El rapero empujó, insultó y roció con un líquido abrasivo al periodista. A esta sentencia se le sumó otra que dictó un juzgado de Lérida, que le condenó a dos años y medio de prisión y el pago de una multa de 2.400 euros por pegar a un hombre que había declarado como testigo en un juicio por el que resultó absuelto un agente de la Guardia Urbana de Lérida.

Tres años después de la primera condena, la sección primera de lo Penal de la Audiencia Nacional le juzgó por segunda vez en 2018 por el mismo delito y Hasel sumó con ello una nueva condena a dos años de cárcel por enaltecer en Twitter a miembros de ETA y los Grapo. Como recoge la memoria de la AN a Hasel se le fijó la condena en el mínimo legal por considerar los hechos de menor gravedad.

‘….Luego califican de violento tirarles cócteles molotov….’. ‘….Y quienes manejan los hilos merecen mil kilos de amonal….’. Brindo por la muerte de dueños de ETT’s….’ ‘….Pero grito: merece una bomba televisión española….’ ‘….Pena de muerte a las infantas patéticas…. a los dueños de los periódicos El Mundo y ABC habría que asfixiarles con la mentira de su papel…. Ojalá vuelvan los GRAPO y te pongan de rodillas….’. ‘….Los Grapo eran defensa propia ante el imperialismo y el crimen….’ ‘….No me da pena tu tiro en la nuca pepero….’. ‘….No me da pena tu tiro en la nuca socialista….’. ‘….No me da pena tu tiro en la nuca banquero….’. ‘….No me da pena tu tiro en la nuca millonario….’. ‘Pienso en balas que nucas de jueces nazis alcancen’. ‘Si volvieran los Grapo diría po po po….’. ‘Prefiero grapos que guapos’. ‘Yo si respeto a quien más de un cerdo mató’. ‘Es un error no escuchar lo que canto. Como Terra Lliure dejando vivo a Adrian’, son algunas de la frases por las que los tribunales condenan a quien ahora recibe el apoyo de los terroristas callejeros en algunas ciudades españolas.

Aquella sentencia de la Audiencia Nacional aclara que ‘no se trata de prohibir el elogio o la defensa de ideas o doctrinas, por más que estas se aleguen o incluso pongan en cuestión el marco constitucional. Se trata de algo tan sencillo como perseguir la exaltación de métodos terroristas’. Porque cualquier persona que lea o escuche estas expresiones incluidas en las canciones del apero puede verificar que con las mismas se está alabando o justificando bien a los autores de hechos terroristas o los propios hechos, incluso con invocaciones, en clave retórica contra las concretas personas citadas en los párrafos acotados.

Tags: , , , , , ,