1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La OCU acusa a las farmacéuticas de la escasez de fármacos

RTVE

La adrenalina ha «desaparecido» de las farmacias

Desde 2009 las notificaciones de problemas de suministro de medicamentos se han multiplicado por 12

OCU exige investigar los problemas de desabastecimiento y aumentar la cuantía de las sanciones cuando no estén justificadas

La Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) responsabiliza este jueves a las farmacéuticas del desabastecimiento de fármacos que, según datos de la Agencia Española del Medicamento (AEMPS), ha pasado de 137 a 1.650 en diez años.

La OCU reconoce que normalmente existe la alternativa de adquirir medicamentos con el mismo principio activo, dosis y presentación, pero también que no siempre ocurre así. De hecho -denuncia- en algunas ocasiones el Ministerio de Sanidad ha tenido que comprar fuera, a un precio superior al fijado hasta entonces, fármacos que han dejado de comercializarse en España.

Según la AEMPS las principales causas de este desabastecimiento de medicamentos son los problemas en el proceso de producción y la subestimación de la demanda por parte del laboratorio.

Pero en la OCU creen que hay casos que podrían responder a los intereses de la industria farmacéutica. Pone como ejemplo lo ocurrido en 2018 con la adrenalina, un medicamento que resulta vital para tratar las reacciones alérgicas graves y que un año después de que el Ministerio de Sanidad rebajara un 15% el precio del autoinyectable de 300 mcg, el laboratorio ALK Abelló suspendió su comercialización en España. Como consecuencia de ello Sanidad tiene que importarlo como medicamento extranjero, cuando en realidad se fabrica en España.

Este no es el único caso, asegura la organización defensora de los consumidores, que recuerda que para eliminar este tipo de situaciones, hace unos meses se modificó el Real Decreto que regula la autorización y registro de medicamentos de uso humano fabricados industrialmente. La reforma obliga a los laboratorios a mantener la comercialización de un fármaco cuando no pueda ser sustituido por otro en el mercado.

Pero a juicio de OCU y por lo que se ve en las farmacias son necesarias más acciones que aseguren la efectividad de esta medida. La primera es que Sanidad incremente el importe de la sanción -actualmente el límite máximo es de 1 millón de euros- cuando se incumpla la normativa. Porque dice la organización que esa cantidad no tiene efecto disuasorio real para los grandes laboratorios farmacéuticos.

Tags: , , , , ,