1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La juez Carmen Lamela mantiene en libertad sin fianza a Josep Lluis Trapero

Josep Lluis Trapero

El ex jefe de los Mossos en una imagen de Cataluña Radio

La magistrada no ve motivos para incrementar las medidas cautelares personales adoptadas el pasado mes de octubre

La juez de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha decidido este viernes mantener en libertad provisional sin fianza al ex mayor de los Mossos d’Esquadra Josep Lluís Trapero.

Trapero ha declarado ante Lamela como investigado por un nuevo delito de sedición en relación con los hechos acaecidos durante la jornada del referéndum ilegal del pasado 1 de octubre.

La magistrada ha desoído así la petición de la Fiscalía de imponer a Trapero una fianza de 50.000 euros, justificada por el agravamiento de su situación procesal ante su imputación por un segundo delito de sedición y por la posibilidad de ocultación o destrucción de pruebas.

En un auto notificado hoy y que puede leer aquí, Lamela estima que esos motivos no son suficientes para incrementar las medidas cautelares personales adoptadas el pasado 16 de octubre, ya que Trapero «viene cumpliendo escrupulosamente las medidas que le fueron impuestas» en esa fecha, viene siendo investigado por los hechos del 1 de octubre prácticamente desde el inicio de las actuaciones y ha comparecido voluntariamente en el Juzgado.

Sobre la posibilidad de ocultación o destrucción de pruebas, la juez dice que, «en este momento, la investigación en relación a los hechos que se imputan a Josep Lluís Trapero se encuentra bastante avanzada y las diligencias acordadas por esta instructora en el auto de fecha 19 de febrero de 2018 no pueden verse comprometidas por acción del señor Trapero».

Según ha trascendido, el ex jefe de los Mossos ha asegurado a la juez que en los días previos al 1-O mantuvo dos reuniones con el entonces presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, en las que le alertó del riesgo para la seguridad que entrañaba mantener la convocatoria ya que iba a congregar en la calle a cerca de dos millones de personas. Asimismo, Trapero también expresó a Puigdemont su malestar por las manifestaciones públicas de algunos miembros del Govern que garantizaban que los Mossos facilitarían y promoverían el referéndum ilegal, cuando el procés «estaba al margen de los Mossos», según explicó.

En un auto dictado el pasado 19 de febrero, la magistrada -además de citar a Trapero y al comisario Ferrán López, jefe de la Comisaría Superior de Coordinación Territorial de los Mossos, éste como testigo- libraba oficio a la Secretaría de Estado de Interior para que le remitan el instrumento por el que se nombró a Diego Pérez de los Cobos para coordinar y/o dirigir el dispositivo de seguridad para dar cumplimiento al mandato del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña, en relación con la celebración del referéndum ilegal que tuvo lugar el 1 de octubre. La juez pedía que se le informe sobre las competencias y responsabilidades que se le atribuyeron, así como las comunicaciones que se efectuaron del citado nombramiento a diferentes instituciones y organismos.

La magistrada también se dirigía a los Mossos d’Esquadra a fin de que le informen sobre la forma en que se les comunicó el operativo dispuesto para ese día, así como la identidad de las personas que lo hicieron, los medios escritos u orales utilizados, las pautas de actuación, las órdenes recibidas, la identidad de los jefes de las unidades Brimo y Arro que se encontraban de servicio, la composición y funcionamiento de la cadena de comunicaciones internas entre los agentes que se encontraban de servicio durante aquella jornada.

Por último, la juez requería a la Guardia Civil en Cataluña para que le informe, como unidad de policía judicial, a fin de que identifique a los agentes de los Mossos que realizaron actuaciones de vigilancia sobre los cuarteles de la Guardia Civil y Comisarías de Policía Nacional el 1 de octubre.

Tags: , , , , , , ,