1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La izquierda recupera el poder en gran parte de España

PP

Rajoy tiene que recuperar mucho terreno si no quiere perder las próximas generales

El PP dejará de disfrutar de las ocho mayorías absolutas conseguidas en los pasados comicios de 2011

El presidente del Gobierno y del Partido Popular, Mariano Rajoy, preside este lunes la reunión del Comité Ejecutivo Nacional del PP

El Partido Popular ha sido la fuerza más votada (27,03%) en las elecciones municipales de este domingo. Ha obtenido 6.032.496 votos y 22.750 concejales.

Sin embargo, el partido en el gobierno ha perdido 2.525.198 millones de votos con respecto a los comicios de 2011, cuando obtuvo el respaldo de 8.476.138, lo que se traduce en 3.870 concejales menos que en las anteriores elecciones.

La caída del Partido Popular también se refleja en las elecciones autonómicas. El PP ha ganado las elecciones hasta en nueve de las 13 Autonomías que han celebrado comicios pero al no obtener mayoría absoluta puede perder el poder si las fuerzas de izquierda alcanzan un acuerdo de gobierno. Es el caso de Castilla-La Mancha y Castilla y León donde se ha quedado a un escaño de la mayoría absoluta.

Sólo en la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, que ha perdido la mayoría absoluta que ostentaba el PP desde hace veinte años, podría gobernar si pacta con Ciudadanos. Los populares han obtenido 48 escaños (en 2011 obtuvieron 72) y Ciudadanos 17, lo que suma los 65 necesarios para la mayoría absoluta. Mientras, PSOE, con 37, y Podemos, con 27, se quedan en 64.

Más difícil para seguir gobernando lo tiene el presidente en funciones de la Comunidad Valenciana y candidato del PP a la reelección, Alberto Fabra, después de que su partido perdiera ayer la mayoría absoluta que ha disfrutado desde 1999 en las Cortes Valencianas. El PP es la fuerza más votada y logra 31 de los 99 escaños que forman el Parlamento autonómico, pero se queda lejos de los 55 logrados hace cuatro años.

El candidato del PSOE, Ximo Puig, podría ser presidente si logra sumar al voto de sus 23 diputados los 19 logrados por Compromís y los 13 de Podemos, lo que haría inútil el hipotético apoyo al PP de los 13 representantes de Ciudadanos.

También María Dolores de Cospedal puede ser otra de las derrotadas en la jornada electoral de ayer, ya que, pese a que el PP fue la fuerza más votada en Castilla-La Mancha pierde la mayoría absoluta al pasar de 25 a 16 escaños de los 33 que forman actualmente el Parlamento autonómico. El candidato del PSOE, Emiliano García-Page, podría gobernar si al voto de sus 14 diputados suma los tres logrados por Podemos.

Por su parte, el PSOE ha obtenido un 25,05 por ciento de los votos en las municipales, por debajo del 27,79 por ciento de mayo de 2011. Los socialistas pierden un millón de votos, y pasan de 6.275.314 votos y 21.766 concejales en 2011 a 5.587.084 votos y 20.824 concejales. Sin embargo, recupera Extremadura y conserva Asturias.

En Extremadura, con toda probabilidad, el socialista Guillermo Fernández Vara volverá a gobernar y desalojará del poder al actual presidente y candidato del PP a la reelección, José Antonio Monago, al haber logrado 30 de los 65 escaños en juego, por 28 del PP, 6 de Podemos y 1 de Ciudadanos.

Con una participación del 64,6%, ligeramente inferior a la de las últimas elecciones (66,16%), el PP, con pocas excepciones, deja la llave del gobierno en las grandes capitales en manos de formaciones de izquierda. El PSOE se verá obligado a contar con los dos partidos emergentes, Ciudadanos y las coaliciones creadas en torno a Podemos, para acceder al poder de muchas de las alcaldías de los grandes municipios.

Como tercera fuerza nacional en número de votos se sitúa Ciudadanos, con 1,4 millones de votos, el 6,5%, lo que supondría alrededor de 1.518 concejales. Las coaliciones integradas en torno a Podemos se sitúan en cuarta posición, si bien resulta difícil cuantificar sus resultados, al presentarse en candidaturas locales de unidad popular. IU obtiene cerca de un millón de votos, el 4,7%, con lo que obtendría 2.216 ediles. UPyD, con el 1% del voto global, confirma su paso hacia la desaparición institucional.

La irrupción de los partidos emergentes, como Ciudadanos y Podemos, altera significativamente el mapa político y hace que el bipartidismo ceda terreno y poder. La suma de votos de PP y PSOE llega ahora al 52%, cuando habitualmente pasaba del 80%.

En cuanto a los partidos nacionalistas, Convergencia i Unió (CiU) consigue casi 670.000 votos, el 3% de los emitidos, por lo que se sitúa como primera fuerza municipal en Cataluña, pese a haber perdido la alcaldía de Barcelona, donde se alza con el triunfo el partido Barcelona en Comú, de Ada Colau. ERC es la segunda fuerza política en Cataluña, con el respaldo de medio millón de ciudadanos.

El Partido Nacionalista Vasco (PNV)  aparece como el gran vencedor de las elecciones en el País Vasco, al mantenerse como primera fuerza en Vizcaya y Bilbao, y haber logrado ser el partido con más representantes en las Juntas Generales de Gipuzkoa y Álava, además de arrebatar la alcaldía de San Sebastián a Bildu. En este panorama, únicamente el popular Javier Maroto resiste el avance del PNV y conserva la alcaldía de Vitoria, incluso con mayor apoyo que hace cuatro años.

La candidata del PP a la alcaldía de Madrid, Esperanza Aguirre, logra la victoria al obtener 21 concejales, seguida por la coalición liderada por Manuela Carmena, Ahora Madrid, que obtiene 20 concejales. Así, la gobernabilidad de la alcaldía podría pasar a manos de la izquierda, siempre que hubiera un pacto entre el PSOE, que obtiene 9 concejales, y Ahora Madrid. Ciudadanos se sitúa como cuarta fuerza política en la capital con 7 concejales.

En Barcelona, Ada Colau, de Barcelona en Comú, con 11 concejales, gana al segundo partido más votado, CiU, que se queda con 10 concejales. Ciudadanos y ERC empatan a concejales, 5, mientras que el PSC, con 4, el PP, con 3, y la CUP, con 3, completan el mapa electoral. En sus primeras palabras como vencedora, Ada Colau ha anunciado que será alcaldesa aunque sea con un gobierno en minoría, después de haberse comprometido a asumir el cargo si su partido vencía en número de votos.

elecciones España

Ciudades clave han dejado de ser PP

En Valencia, la candidata del PP, Rita Barberá ha ganado las elecciones pero tiene difícil gobernar. Barberá obtiene 10 concejales, seguida de Compromís, con 9, Ciudadanos con 6, el PSPV con 5, y Valencia en Comú, con 3. El buen resultado obtenido por Compromís, que pasa de 3 a 9 concejales, hace que Ciudadanos, con 6, no le sirva a Barberá como alianza para alcanzar la mayoría suficiente para ocupar la alcaldía. Compromís se tendrá que apoyar en Valencia en Comú, que entra en el Ayuntamiento con 3 concejales, y en los 5 del PSPV.

En Sevilla, el alcalde del PP Juan Ignacio Zoido obtiene 12 concejales, pero pierde la mayoría absoluta y 8 concejales respecto a 2011. El PSOE se queda a un punto de ser la lista más votada conservando sus 11 ediles, y podría formar gobierno con Participa Sevilla (3) e IU (2). Ciudadanos entra en el Ayuntamiento con 3 concejales.
En Zaragoza, el Partido Popular es la fuerza más votada con 10 concejales (5 menos que en las elecciones de 2011), seguido de Zaragoza en Común, que entra con fuerza en el ayuntamiento con 9 concejales. El PSOE pasa de 10 a 6, y se queda como tercera fuerza política. Ciudadanos entra con 4, y la CHA conserva 2. Así las cosas, según se apunta, podría gobernar una mayoría de izquierdas.

El PP sigue siendo la fuerza más votada en Málaga, con 13 concejales, aunque pierde la mayoría absoluta y 6 concejales respecto a las últimas elecciones. El PSOE conserva sus 9 ediles y entran en el ayuntamiento por primera vez Málaga Ahora (4) y Ciudadanos (3). Los votos de Ciudadanos podrían permitir al popular De la Torre conservar el gobierno municipal.

En Murcia, el Partido Popular pierde 7 concejales pero sigue siendo la fuerza más votada con 12. El PSOE mantiene sus 6 concejales y entran en el Ayuntamiento Ciudadanos (5), Ahora Murcia (3) y Cambiemos Murcia (3). UPyD se queda fuera del consistorio al perder los 2 ediles que ganó en 2011.

El PP es la fuerza más votada en Palma de Mallorca con 9 concejales, aunque pierde 8 desde los últimos comicios. La suma de los partidos de izquierda podría arrebatar el gobierno municipal a los populares: el PSOE obtiene 6 (pierde 3), y MÉS-APIB y SOMPALMA empatan con 5. Ciudadanos se queda como la quinta fuerza con 4.

León de la Riva, actual alcalde de Valladolid por el PP, pierde la mayoría absoluta (5 escaños) aunque se mantiene como la fuerza más votada con 12 concejales. El PSOE solo pierde uno, y se queda en 8; Valladolid Toma La Palabra obtiene 4, Sí Se Puede Valladolid, 3, y Ciudadanos entra en el Ayuntamiento con 2 concejales.
El PP de Teófila Martínez pierde la mayoría absoluta en Cádiz y pasa de 17 a 10 concejales. Cádiz Sí Se Puede entra en el Ayuntamiento como segundo partido con 8 concejales, seguido del PSOE, que pasa de 7 a 5. Ganar Cádiz y Ciudadanos empatan en concejales, con 2.

La irrupción de nuevos partidos políticos ha dado un auténtico vuelco al escenario político de España. Ciudadanos y Podemos serán árbitros en infinidad de ejecutivos y la izquierda podrá alcanzar pactos y arrebatar el gobierno al Partido Popular en gran parte de España.

Precisamente, el presidente de Ciudadanos (C’s), Albert Rivera, ha afirmado esta noche que su partido «es la tercera fuerza política municipal en España con 1.500 concejales en todo el país y 78 diputados autonómicos».

Tras conocer los resultados electorales de las elecciones, Rivera ha asegurado que «esto no ha hecho nada más que empezar. En España ha llegado la hora de un cambio sensato, sin ocurrencias, en el que hay espacio para la centralidad política, la libertad, la igualdad y la solidaridad».

Tags: , , , , ,