1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La inflación se desboca hasta el 5,5% en noviembre

IPC España noviembre 2021

La vida en España se está poniendo muy cara…

La vida de los españoles es cada vez más y más cara

Los precios continúan en su ascenso imparable en España.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) certifica este miércoles que el IPC ha vuelto a subir en noviembre dejando la inflación en el 5,5 %, una décima por encima de la registrada en octubre.

El encarecimiento de los alimentos sumado a la subida de los precios de la energía y los carburantes están obligando a las economías domésticas a estirar y estirar las nóminas y a las familias a contener el gasto en previsión de una Navidad que se antoja, cuando menos, cara.

La noticia menos mala es que el Índice de Precios de Consumo refleja que el incremento de los precios en España en noviembre es una décima inferior al adelantado  por el INE anunció hace dos semanas. Aún así, los precios están en cotas no registradas desde hace 29 años. De hecho, la tasa anual del IPC es la más alta desde septiembre de 1992.

Como destacan desde la USO, ninguno de los bienes más necesarios -vivienda, alimentación básica, transporte y restauración- se libra de la subida de precios. La realidad es que los gastos en vivienda, aupados por la electricidad, han subido un 16,8% con respecto a 2020. Y en regiones como Castilla-La Mancha el IPC está marcando una subida del 6,6%.

Además, destacan desde este sindicato que el IPC de noviembre, ‘el que siempre se ha tomado como referencia para la subida de las pensiones o para negociar el salario de los empleados públicos’, deja sin efecto el nuevo índice de revalorización de las pensiones o la subida a los funcionarios que se fijó, vía Presupuestos Generales del Estado, en un 2 %.

Y tiene razón esta organización sindical a tenor de lo que acaba de publicar el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones de José Luis Escrivá sobre la revalorización de las pensiones el próximo año.

Mª Jesús Fernández, economista senior de Funcas, explica que pese a la bajada del precio de la electricidad -6,8% en el mes-, la inflación subió por los ascensos de todos los demás componentes: el gas y los combustibles, los alimentos no elaborados como frutas frescas, legumbres, hortalizas y pescado, y los integrantes de la inflación subyacente, es decir, alimentos elaborados, bienes industriales no energéticos y servicios. Fernández achaca estas subidas ‘a la normalización de los precios de determinados servicios que sufrieron fuertes descensos el año pasado (paquetes turísticos y hoteles), y al aumento en ciertos servicios, bienes y alimentos, que pueden estar reflejando el traslado de los incrementos de costes’.

Sea por lo que sea y en el escenario central de previsiones -con un menor precio del crudo y la electricidad estable hasta primavera para luego descender-, Funcas ha revisado al alza la tasa interanual de inflación que se situará en el 5,8% en diciembre de este año (la previsión anterior era un 5,1%), y la media anual de 2022 será del 2,9% (tres décimas porcentuales más).

Tags: , , , , ,