1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La inflación se desacelera hasta su nivel más bajo en tres años

IPC Agosto 2019

La inflación subyacente se está comportando bien

El descenso de los productos energéticos han rebajado los precios hasta el 0,3%

En agosto el Índice de Precios de Consumo (IPC) se desaceleró dos décimas hasta situarse en el 0,3%.

Tras esta caída interanual la inflación se consolida en niveles muy bajos, concretamente, en la más baja en tres años.

Esto es fruto de una bajada mensual del IPC del 0,1% (frente a la subida registrada en el mismo mes del año anterior) por el abaratamiento de los productos energéticos, que afectó tanto a los combustibles como al gas y la electricidad. Esta es un 12,7% más barata que un año antes.

Además, la inflación subyacente se mantiene en el 0,9% en tasa interanual. Los empresarios han analizado sus componentes y han observado que todos ellos continúan registrando incrementos muy moderados. Así, los precios de los Servicios mantienen su tasa de variación en el 1,4%, mientras que los precios de los Bienes industriales sin productos energéticos aumentan una décima su variación hasta el 0,4% y los de los Alimentos con elaboración, bebidas y tabaco también se elevan dos décimas adicionales hasta el 0,6%.

Los precios de los Alimentos sin elaboración disminuyen una décima su tasa de variación y se sitúan en el 1,5%, tras registrar un notable repunte en el mes de julio hasta el 1,6%, rompiendo la senda de moderación que venían mostrando los últimos meses. Las frutas frescas son la rúbrica que presenta un mayor descenso, mientras que la carne de porcino, las legumbres y hortalizas y las patatas son los productos con mayor crecimiento interanual de sus precios.

En agosto los precios energéticos continuaron la senda de moderación iniciada en abril, e incluso agudizaron su descenso. En concreto, la tasa interanual en este mes de los precios de los productos energéticos fue del -4,5%, dos puntos más de caída que en el mes anterior.

Entre julio y agosto el precio del petróleo siguió orientándose a la baja, situándose el crudo Brent en 58,9 dólares/barril de promedio en agosto, un 8% menos que en julio y un 18,2% inferior al precio de un año atrás. En euros, el descenso del precio es algo inferior, un 15,1% con respecto a hace un año, debido a la fortaleza actual del dólar. Entre las razones que influyen en el menor precio del crudo destacan las perspectivas bajistas para la economía mundial, condicionadas por las crecientes tensiones comerciales entre Estados Unidos y China.

El Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en el 0,4% en agosto, dos décimas menos que en julio, y el índice promedio de la Unión Económica y Monetaria se mantuvo en el 1,0%. Así, el diferencial con la zona euro sigue siendo negativo, un resultado que ocurre habitualmente cuando hay un descenso acusado de los precios energéticos, debido a nuestra mayor dependencia energética.

De cara a los próximos meses, en la CEOE estiman que la inflación se mantendrá en torno al 0,5%, en un contexto de menor dinamismo económico y siempre que no se produzcan shocks externos negativos.

Tags: , , , ,