1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La gripe provocó 6.300 muertes en España el año pasado

Gripe España 2019

Menaje lanzado desde el Ministerio de Sanidad para fomentar la vacunación

Taparse la boca al toser, lavarse las manos y no reutilizar pañuelos complementan la eficacia de la vacunación

La temporada pasada 490.000 personas acudieron con gripe leve a las consultas de Atención Primaria españolas, 35.300 fueron hospitalizadas con gripe confirmada por laboratorio, 2.500 ingresaron en la UCI y 6.300 causaron muerte asociada.

La gripe es una enfermedad de curso agudo cuya máxima incidencia se observa en otoño e invierno. El período de incubación es de 48 horas con una variación entre uno y siete días. Se transmite por el aire al toser y estornudar.

Los principales síntomas son fiebre de hasta 39ºC, escalofríos, dolor de cabeza, dolores musculares, estornudos, tos intensa y persistente, rinorrea, lagrimeo y faringitis leve. Los síntomas de la gripe pueden confundirse con los de otras patologías respiratorias, como el catarro común.

Es una enfermedad autolimitada con una evolución de cinco a siete días, aunque algunos de los síntomas pueden durar entre dos y tres semanas.

La vacunación es la medida más eficaz para prevenir la gripe y sus complicaciones pero también son fundamentales para disminuir la transmisión taparse la boca al toser o al estornudar, preferiblemente con pañuelos desechables; lavarse con frecuencia las manos, sobre todo después de haber tosido o estornudado; y procurar no reutilizar los pañuelos empleados al estornudar o limpiar las secreciones nasales.

La vacunación de la gripe en mayores de 65 años en España tiene una cobertura del 56% frente a la media europea, que es del 44%, y alejada del 75% recomendado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los cuatro grupos de personas en los que se recomienda especialmente la vacunación: mayores de 65 años; personas que presentan un alto riesgo de complicaciones derivadas de la gripe (con enfermedades crónicas, embarazadas y niños y niñas entre 6 meses y 2 años que han nacido de forma prematura); personas que pueden transmitir la patología a otras con alto riesgo (profesionales sanitarios, de instituciones geriátricas o cuidadores de pacientes de alto riesgo); personas que trabajan en servicios públicos esenciales (fuerzas y cuerpos de seguridad o emergencias, bomberos, etc.) y aquellas con exposición laboral directa a aves o cerdos.

Otro de los grupos prioritarios son las embarazadas, que deben vacunarse porque así se protegen a ellas, sus fetos y sus bebés durante los primeros meses de vida. En cuanto a los profesionales sanitarios su papel de agentes clave, de cara a dar ejemplo a los pacientes.

Los datos del Eurobarómetro de 2019 sobre las actitudes y creencias de la ciudadanía europea hacia la vacunación ponen de manifiesto que España es uno de los países donde se tiene más conciencia sobre las vacunas: un 69% frente al 52% de la media de los encuestados europeos. Además, la cobertura vacunal infantil es muy alta, por encima del 95% recomendado por la OMS para la triple vírica, y en los adultos se sitúa por encima de la media europea.

Tags: , , , ,