1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La deuda pública rebasará el 100% del PIB más allá del 2030

Deuda Pública BBVA Research

Una deuda pública como esta es un lastre ante cualquier imprevisto…

Tras un década de ajuste fiscal el déficit público aumentó en 2019

España cerró el año 2019 con un déficit del 2,8% del Producto Interior Bruto (PIB), casi tres décimas más que el de 2018 e incumpliendo los objetivos de ajuste fiscal comprometidos con la Comisión Europea (1,3%).

Como señala este viernes el BBVA Research, tras 10 años de ajuste fiscal (‘recortes’) que ayudaron a contener el déficit, las medidas de expansión del gasto aprobadas por el primer Gobierno de Pedro Sánchez y unos pobres ingresos tributarios (la recaudación cayó en términos de PIB) deterioraron gravemente el déficit público.

El gasto público creció más que el PIB nominal, pasando de representar el 41,7% del PIB en 2018 al 41,9% en 2019. Todo, a pesar del menor peso relativo del gasto en intereses y de la inversión pública.

Y cuando todavía no se había recuperado el nivel de ingresos perdido en la crisis anterior irrumpe la pandemia de COVID-19 y todos los analistas dan por hecho que las cuentas públicas recibirán un ‘impacto insólito’ y que el déficit y la deuda pública se situarán en máximos de la última década y permanecerá por encima del 100% hasta bien entrada la década de 2030. También la caída esperada de los ingresos será más intensa que la prevista para la actividad.

Así, con un déficit público de salida del 2,8% del PIB, se espera un fuerte aumento del gasto en 7 puntos porcentuales -hasta el 48,9% del PIB- por las medidas de apoyo al empleo y a las familias y una importante pérdida de ingresos derivada de la inactividad. Como resultado, 2020 cerrará con un déficit en torno al 10,8% del PIB y una deuda pública por encima del 115%.

Tanto la caída en los beneficios de las empresas, como el menor gasto de los hogares o la destrucción de empleo tendrán un impacto negativo sobre los ingresos públicos, que podrían reducirse en 2020 hasta el 38,1% del PIB.

Es relevante esta variable. Los ingresos podrían caer en alrededor de 1 punto porcentual del PIB este año (hasta un -11%) respecto a los ingresos de 2019. La caída cíclica de los ingresos se estima en más de 4,2 pp del PIB, lo que mermará la recaudación impositiva. Los economistas del BBVA vaticinan que la recaudación tributaria disminuirá proporcionalmente más que la actividad, al igual que ha sucedido en otras recesiones. La caída nominal de la recaudación tributaria podría ser de más del 15% respecto a 2019.

En definitiva, en un escenario sin cambios en la política fiscal el ciclo volverá a ayudar a reducir el déficit público, que podría situarse en torno al 6,7% del PIB en 2021.

Tags: , , , , ,