1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La deuda autonómica se ha quintuplicado en 10 años

Fedea

El crecimiento de la deuda autonómica como porcentaje del PIB es aterrador (Fedea)

Las CCAA se acercan al equilibrio presupuestario pero en sus cuentas persiste una cierta fragilidad ante una posible desaceleración

No hay semana que no se publique un estudio que alerte sobre la inmensa deuda que soportan los españoles, bien en sus propios negocios u hogares, cercana al billón de euros, bien a través del conjunto de las Administraciones del Estado, cuya deuda pública creció en más de 13.000 millones en febrero, hasta alcanzar 1,188 billones de euros.

La deuda autonómica, medida en relación a la renta nacional, se ha multiplicado por cinco en menos de una década, habiéndose estabilizado en estos últimos años de recuperación en torno al 25% del Producto Interior Bruto (PIB).

Además, la reciente mejora del saldo presupuestario autonómico se apoya en buena parte en factores difícilmente sostenibles a medio plazo. Entre ellos están los anormalmente bajos tipos de interés de los últimos años, las subvenciones estatales a los intereses de la deuda autonómica a través del FLA y del resto de los llamados mecanismos adicionales de financiación y unos niveles muy reducidos de inversión que no se pueden sostener durante mucho más tiempo sin efectos adversos sobre muchos equipamientos públicos y la calidad de los servicios que estos ayudan a prestar.

Son conclusiones que se extraen del informe de Ángel de la Fuente que publica FEDEA en el que se analiza la evolución de las finanzas autonómicas a corto y medio plazo utilizando los datos de Contabilidad Nacional que ha publicado recientemente la IGAE.

Los resultados pueden resumirse en dos gráficos. En el primero se refleja cómo el conjunto de las administraciones autonómicas presentó en 2018 un déficit presupuestario de 0,23 puntos del PIB agregado, claramente por debajo del objetivo de déficit fijo en el 0,40% del PIB. Es decir, cumplieron.

Con sólo cuatro excepciones (País Vasco, Baleares, Navarra y Valencia), las comunidades autónomas mejoran sus resultados en relación al año anterior. Trece de ellas cumplieron el objetivo de déficit y dos más se quedaron a sólo unas centésimas de hacerlo, dejando sólo a Valencia y Murcia con déficits muy superiores al objetivo.

En términos generales, la mejora del saldo presupuestario proviene en primer lugar del fuerte crecimiento de los ingresos con la recuperación económica, pero hay también una contribución significativa de las partidas de gasto, que crecen a un ritmo inferior al PIB y por lo tanto pierden peso en este agregado.

El abultado superávit de Canarias refleja ciertas mejoras en el tratamiento de los llamados recursos REF propios de esta comunidad en el sistema de financiación autonómica, así como una sentencia judicial favorable a la comunidad en relación con el convenio de carreteras con el Estado.

Por otra parte, el superávit de las comunidades forales se reduce apreciablemente tras el fuerte pico de 2017, que se debió a los ajustes retroactivos a las liquidaciones del cupo y la aportación de años anteriores que se incluyeron en los acuerdos para la renovación de los mismos.

En cuanto a la evolución de las cuentas del conjunto de las CCAA desde 2003, el gráfico revela que en este período las finanzas autonómicas han cerrado un ciclo completo, volviendo en 2018 a una situación similar a la observada en 2003 en términos de sus niveles de gasto, ingreso y déficit.

Sin embargo, la herencia de la «gran recesión» ha dejado las cuentas autonómicas en una situación bastante más frágil que la de partida y con un margen de maniobra limitado si los síntomas de desaceleración que se observan en los últimos meses se confirman y acentúan en los próximos trimestres.

Y lo más preocupante es, como se señalaba al principio que, a medio y largo plazo, la deuda autonómica, medida en relación a la renta nacional, se ha multiplicado por cinco en menos de 10 años y se ha estabilizado en los últimos años de recuperación en torno al 25% del PIB.

Tags: , , , ,