1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La caída histórica del euro convierte en una trampa las hipotecas multidivisa

Ausbanc

Ausbanc anima a luchar por tu dinero

En España hay unos 65.000 clientes cuyas hipotecas, la mayoría contratadas en yenes, dependen de la fluctuación de las divisas

Caixa Catalunya fue una de las entidades financieras más agresivas en la comercialización de estos productos y ya ha recibido varias sentencias en contra por parte de los tribunales

Durante los años de fortaleza del euro, de 2005 a 2008, los bancos ofrecieron a sus clientes contratar hipotecas en una moneda distinta al euro, lo que en aquel momento salía muy rentable. Pero en pocos años el valor del euro cambio y hoy se encuentra en mínimos históricos con el consiguiente perjuicio para los hipotecados con productos multidivisa.

Según el Banco de España, el saldo vivo de este tipo de hipotecas es de 14.840 millones de euros, la mayoría en yenes, moneda que durante estos años resultó más interesante. Pero la apreciación posterior de la moneda japonesa ha causado importantes perjuicios a, según cálculos de Ausbanc, más de 65.000 clientes.

Cada uno de ellos financió, de media, 225.000 euros en yenes en el año 2007 a un plazo de 20 años, con lo que su deuda tiene en la actualidad un valor superior en 53.000 euros que si hubiese firmado su hipoteca en euros.

Los «multidivisa» son préstamos hipotecarios en los que el cliente tiene que amortizar el préstamo y los intereses en la divisa correspondiente.  Caixa Catalunya fue una de las entidades financieras más agresivas en la comercialización de estos productos y ya ha recibido varias sentencias en contra por parte de los tribunales. En una de las sentencias favorables a los clientes de la entidad, un Juzgado de Barcelona anuló un préstamo hipotecario multidivisa en yenes de Catalunya Banc –la antigua Caixa Catalunya– por vicio en el consentimiento del cliente.

Según señalaba el juez, «en la operación suscrita existía un riesgo adicional al de la variación de los tipos de cambio, cual es la de la dificultad de conocer el tipo aplicable en relación a cada divisa, elementos ambos esenciales de cara a poder tener datos en base a los que decidir si se hacía o no uso de la opción multidivisa».

La sentencia continúa diciendo que «a la dificultad de conocer las divisas en que se pudiere hacer el cambio (…) se añadía la de conocer los tipos aplicables a tales divisas, sobre todo en el caso de aquellas respecto de las que no operase el libor».

Desde Ausbanc comparten este argumento. Patricia Mateo, abogada experta en sistema bancario, dice que este tipo de créditos multidivisa son aceptables para «empresas que comercian en el ámbito internacional, a un perfil de cliente experto en el funcionamiento de los mercados financieros, pero en ningún caso a clientes particulares».

Ausbanc Abogados recomienda valorar si el hecho de disfrutar de un tipo de interés más bajo compensa el riesgo que supone la exposición a los tipos de cambio de la divisa extranjera. Y recomienda, como regla general, endeudarse en la misma moneda en la que se obtienen los ingresos.

Tags: , , , , , , ,