1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (2 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La AEAT ‘gana’ 14.490 millones de euros al fraude fiscal

AEAT Fraude Fiscal 2018

Cuantas más inspecciones y menos fraude fiscal mejor para todos…

Es un 1,9% más que en 2017

La Agencia Tributaria ingresó el año pasado 14.490 millones de euros luchando contra el fraude fiscal.

En total, fueron necesarias más de 27.600 inspecciones en grandes empresas, patrimonios y economía sumergida para que la AEAT recaudara un 1,9 % más que en 2017.

Según los datos publicados este miércoles por la Agencia, a estos 14.490 millones hay que sumar otros 599 millones de euros procedentes de declaraciones fuera de plazo sin requerimiento previo, un 5% más.

Así pues, en total la Agencia Estatal de Administración Tributaria recaudó 15.089 millones de euros, un 2% más, por este concepto, lo que permite incrementar las bases imponibles en España en 1.500 millones de euros, el ingreso de 400 millones y elevarse sus bases para próximos años en más de 500 millones de euros.

Por otra parte, se ha liquidado deuda por importe de 347,5 millones a personas físicas con grandes patrimonios.

Igualmente, las sucesivas campañas de avisos sobre alquileres han incrementado en 122.000 el número de declarantes que han generado un ensanchamiento de bases imponibles de más de 1.300 millones de euros. Casi 3.000 actuaciones inspectoras con descubrimiento de ventas ocultas han permitido regularizar cuotas por importe de 719 millones de euros.

En conjunto, la Agencia realizó 1.531.000 actuaciones de comprobación sobre tributos internos, lo que supone un 6% más que el año anterior, a lo que hay que añadir otras 45.000 actuaciones de investigación y de carácter auxiliar.

Dentro de este total de actuaciones, destacan las efectuadas en relación con grandes empresas, multinacionales y grupos fiscales (18.545), análisis patrimonial y societario (2.418), ocultación de actividad y abuso de formas societarias (5.005) y, dentro de las destinadas al control de actividades económicas, aquellas en las cuales se ha determinado la existencia de ventas ocultas (1.650).

En paralelo a la creación de la nueva Unidad Central de Coordinación del Control de Patrimonios Relevantes que a partir de ahora coordinará el análisis y seguimiento del comportamiento tributario de un colectivo que ronda los 170.000 contribuyentes, la Agencia cerró el pasado año con la liquidación de 347,5 millones de euros a contribuyentes con grandes patrimonios en un total de 494 expedientes, un 44% más de expedientes que en 2017.

Algunas operaciones internacionales complejas contaron con el apoyo de la Oficina Nacional de Fiscalidad Internacional. En 2018, la ONFI participó en 98 comprobaciones inspectoras, que dieron lugar a ajustes de la base imponible de más de 4.200 millones de euros, lo que supone más del doble que el año anterior.

De igual forma, la ONFI ha participado en la gestión de 20 Acuerdos Previos de Valoración (APA) con resultado estimatorio que suponen garantizar a futuro bases imponibles por un importe cercano a los 2.950 millones de euros, también más del doble que el año anterior y en línea con ejercicios anteriores.

De las actuaciones en materia de fiscalidad internacional desarrolladas destacan las realizadas en relación con grandes multinacionales del sector tecnológico. Mediante una acción combinada de regularizaciones inspectoras y de APA a futuro, la Agencia ha regularizado en este ámbito bases imponibles por un importe superior a los 1.500 millones de euros que han dado lugar a la liquidación de cuotas tributarias por importe de 400 millones de euros y ha asegurado bases imponibles para los próximos años por un importe estimado en más de 500 millones de euros.

Son actuaciones estas que, por su peculiaridad y lo reducido del colectivo, serán difícil de repetir, destacan desde el Ministerio de Hacienda dirigido en funciones por María Jesús Montero.

La Agencia Tributaria también realizó actuaciones de gran trascendencia para ensanchar bases imponibles futuras y elevar la recaudación. Se trata de las minoraciones de bases imponibles negativas, de deducciones en cuota pendientes de aplicar y de cuotas a compensar, con un efecto en términos de incremento de cuotas tributarias de 3.300 millones de euros. Un 35% de ese total se corresponde con actuaciones de la Delegación Central de Grandes Contribuyentes, frente al 29% del año anterior.

Un papel muy relevante en la lucha contra la economía sumergida juegan las Unidades de Auditoría Informática (UAI). En 2018, las UAI participaron en 1.915 entradas y registros, con volcados informáticos que ayudaron a regularizar cuotas por importe de 326 millones de euros a través de 4.689 actas de inspección (un 17% más de actas que el año anterior) a contribuyentes que en los últimos ejercicios han sido objeto de intervenciones con las UAI.

Como complemento a las inspecciones, el año pasado continuaron las «visitas». Se realizaron 31.095 ‘peinados’ in situ en sectores y ámbitos de riesgo fiscal. Más de la mitad de se corresponden con el Plan de Visitas IVA (15.707 expedientes, un 6,9% más que el año anterior). También destacan las 899 visitas complementarias de las macroooperaciones sectoriales de entrada y registro, un 15% más que en 2017.

Al mismo tiempo, el pasado año se tramitaron 351 expedientes (un 35% más) para prohibir disponer de inmuebles de sociedades cuyas participaciones o acciones fueron embargadas por pertenecer a un deudor, y se realizaron 905 requerimientos de información o embargo a autoridades extranjeras para el cobro de deudas, un 16,5% más que en 2017. También destaca la evolución de la deuda pendiente de cobro, que descendió en 737 millones de euros, hasta los 41.628 millones de euros.

Puede ver aquí la presentación de la campaña contra el fraude fiscal de la AEAT

Tags: , , , , , ,