1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La Administración General del Estado, en «peligro de extinción»

CSIF

Miguel Borra, del CSIF, está alarmado

De entre los 190.000 funcionarios que la componen sólo hay 1.000 jóvenes menores de 30 años

La «cantera» de jóvenes se ha reducido un 80% en 6 años

En apenas 6 años la Administración General del Estado ha visto reducida en un 80% su «cantera» de personal joven (menos de 30 años).

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) reclama al Gobierno eliminar la tasa de reposición y llevar a cabo un plan de recursos humanos para afrontar esta situación.

Según un informe de CSIF, a partir de los datos disponibles del Ministerio de Hacienda, en estos momentos tan solo hay 1.338 personas con menos de 30 años de una plantilla de 190.858 personas al servicio de ministerios y organismos autónomos.

La situación es especialmente alarmante en algunos ámbitos, donde las personas menores de 30 años se pueden contar con los dedos de las manos: Patrimonio Nacional (1 persona), Fomento (4) o el Ministerio de Industria (9).

Por el contrario, en los últimos 6 años el número de personas mayores de 50 años ha aumentado un 24 por ciento hasta alcanzar las 122.193 personas. En estos momentos, 28.000 personas tienen más de 60 y se encuentran a las puertas de la jubilación.

CSIF denuncia que esto responde a una estrategia para cambiar el modelo de las administraciones públicas mediante la no reposición del personal que se jubila. Desde 2010 (año en el que se empezó a destruirse empleo) se han perdido 32.591 puestos de trabajo en la Administración General del Estado (180.000 en el conjunto de las Administraciones Públicas y 300.000 en términos de Encuesta de Población Activa).

Por otra parte, según el sindicato de funcionarios, se ha perdido más personal laboral que funcionario, lo que evidencia un proceso de privatización de los servicios de la Administración.

La situación por el déficit de personal ya está teniendo sus consecuencias en diferentes ámbitos. En la Seguridad Social se han cerrado oficinas por falta de personal. La Seguridad Social pierde un empleado público cada cuatro días desde 2012 (un total de 333), bien porque se han jubilado, bien porque se han trasladado a otro destino por el deterioro de las condiciones laborales.

En el SEPE se ha incrementado la carga de trabajo (1.700 expedientes/gestiones/consultas al año por persona, 300 por encima de la marca idónea que establece la propia Administración para realizar una correcta atención al ciudadano). «Estamos en una media de 10 minutos de atención al ciudadano por cada expediente tramitado. Además, se afrontan situaciones de inseguridad en el puesto de trabajo», dicen desde el CSIF que alerta de que «en los próximos 5 años, previsiblemente, se jubilará el 40 por ciento de la plantilla».

La situación en las Oficinas de renovación del DNI provoca retrasos de hasta dos meses para pedir cita en las grandes ciudades.

Respecto al Ministerio de Defensa, el mantenimiento de vehículos blindados está en manos privadas. Y el Centro Militar de Farmacia de la Defensa, recientemente trasladado a Colmenar Viejo, aún no se ha podido poner en marcha por falta de personal.

Por último, también en la Dirección General de Tráfico se están mermando las plantillas a un ritmo alarmante. «En estos momentos hay 924 vacantes sin cubrir, lo que se traduce en menos funcionarios en ventanilla, esperas, colas, malestar y quejas de los ciudadanos. Además, se ha mermado la plantilla de examinadores de tal manera que hay provincias donde solo hay un examen práctico al mes».

En la Agencia Estatal de Meteorología, las oficinas meteorológicas de aeropuertos y de Defensa se han visto afectadas. El nivel de jubilación está entre 80 y 100 personas al año y el déficit de personal se suple con incremento de horas de trabajo y personal interino de menor cualificación. Hay oficinas meteorológicas que solo están atendidas por interinos y una misma persona funcionaria se tiene que hacer cargo de la jefatura de varios centros.

Por último, en el Instituto Nacional de Estadística no hay oferta de empleo desde 2012, lo que ha provocado el consecuente envejecimiento de plantillas. Hay provincias como Cuenca, Lérida, Guadalajara o Ávila que están bajo mínimos. CSIF reprocha a la Administración que contrate personal fijo discontinuo fuera de los periodos de campaña para puestos estructurales, como refuerzo, que en nuestra opinión supone un fraude de ley.

Desde el Ministerio de Hacienda advierten de que sin presupuestos no puede haber oferta de empleo público. Una postura que no comparte el sindicato CSIF, que asegura que aunque no haya presupuestos «se podría convocar la oferta de empleo público por real decreto», manteniendo las tasas de reposición de 2016 (del 100% para servicios prioritarios como sanidad, educación, justicia, fuerzas de seguridad, lucha contra el fraude fiscal y servicios sociales y del 50% para el resto).

El Ejecutivo tiene prevista una convocatoria extraordinaria para convertir a interinos en fijos y rebajar la tasa de temporalidad pública del 25% al 10%, según fuentes sindicales presentes en la reunión que mantuvieron la semana pasada con representantes del Ministerio de Hacienda, en el marco de la negociación de la oferta de empleo público. CCOO calcula que habría que convertir en indefinidos a 360.000 interinos.

Tags: , , , ,