1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

La adicción al juego online se ceba entre los adolescentes

Apuestas

Las apuestas online tienen sus riesgos

Porque su cerebro tiene menor capacidad de control

En 2013, la clasificación internacional de trastornos mentales DSM-5 incluyó por primera vez los trastornos por juego dentro del capítulo de las adicciones, reconociendo su similitud con los trastornos por uso de sustancias o drogas

Dado que el cerebro se desarrolla lentamente hasta más allá de la segunda década de la vida de una persona, «los adolescentes son más vulnerables a la adicción al juego a través de internet porque su cerebro es inmaduro y tiene menor capacidad de control».

Lo sostiene el presidente de la Fundación Patología Dual, Néstor Szerman, que detalla que «el neurodesarrollo, o desarrollo del cerebro, soporta las capacidades afectivas, sensoriales, perceptivas y cognitivas, que se pueden ver expuestas a estímulos poderosos como los que produce el juego online».

Según la Sociedad Española de Patología Dual (SEPD), más del 90% de casos de adicción al juego están asociados con otros trastornos mentales como fobia social, TDAH, TOC, personalidad límite y psicosis

Los datos que maneja la SEPD reflejan que el 96% de los casos de adicción al juego están asociados con otros trastornos mentales como fobia social, trastorno por déficit de atención e hiperactividad (TDAH), trastorno obsesivo compulsivo (TOC), trastorno de personalidad límite y psicosis.

Así, los adictos al juego son personas que sufren patología dual, es decir, que tienen una adicción y un trastorno mental al mismo tiempo.

La prevalencia en adultos del juego patológico se sitúa en torno al 1 ó 2%, mientras que en adolescentes la cifra aumenta hasta el 8%. «Las personas adultas con un trastorno por juego recurren más a la lotería o a las máquinas tragaperras, mientras que los jóvenes juegan más a apuestas deportivas y póquer online». Por eso, «la oferta de las nuevas modalidades de juego por internet se dirige especialmente al colectivo joven».

Los especialistas de la SEPD advierten de que el juego en línea puede entrañar mayor riesgo de adicción debido a la estimulación visual, la cuantía de apuestas baja, la disponibilidad y accesibilidad 24 horas, y la privacidad. Además, «la accesibilidad y permisividad que existe en relación al juego online expone a una gran proporción de adolescentes a esta oferta, no apropiada para su edad», indica Szerman, que alerta de «un aumento importante de la incidencia de trastornos por juego en la población adolescente».

No obstante, el presidente de la Fundación matiza la diferencia entre jugar muchas horas y tener una adicción: «Hablamos de conducta adictiva cuando esta actividad deja de ser lúdica e impacta de forma negativa en estos chicos y chicas, en detrimento de sus relaciones familiares, afectivas y académicas, y tiene una repercusión conductual, ya que, por ejemplo, deben conseguir dinero para seguir jugando».

Estos cambios de comportamiento son los que hacen saltar las alarmas en el entorno del adolescente con un trastorno por juego: «A los afectados les cuesta reconocer que tienen una adicción, lo que retrasa la puesta en marcha de medidas terapéuticas. En el caso de los adolescentes, el juego les produce un efecto sedante y calmante del malestar que ya sufrían previamente».

Los expertos de la SEPD consideran que la prevención del trastorno por juego en los adolescentes compete a la Administración del Estado, «que debe poner en marcha medidas y barreras que protejan a esta población».

En esta línea, el pasado 23 de noviembre de 2018 se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la creación, por orden del Ministerio de Hacienda, del Consejo Asesor de Juego Responsable, que cuenta con representación de la SEPD y cuya constitución se espera para el próximo mes de febrero.

El juego y las apuestas tienen en jaque al Defensor del Pueblo, quien, a mediados de diciembre del año pasado, alertó del peligro que puede suponer, para la población en general y para los jóvenes en particular, la proliferación y la publicidad intensa de anuncios de casas de apuestas.

En opinión de Francisco Fernández Marugán, el fenómeno de la difusión sin control del juego, y muy en especial si los jugadores son menores de edad, tiene unas características similares a las del consumo del tabaco o de drogas.

Por ello, abrió una actuación de oficio ante los Ministerios de Hacienda y de Sanidad, Consumo y Bienestar Social para luego ampliarla con la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, las Comunidades Autónomas y  los municipios.

En concreto, quiere recopilar más datos sobre este fenómeno y las posibilidades de una intervención más decidida de los poderes públicos respecto de los derechos del menor y de las limitaciones publicitarias, ya presentes en la legislación sobre comunicación audiovisual. La Institución también considera necesario que los poderes públicos estudien más a fondo los efectos de la proliferación de establecimientos de acceso al público.

El Defensor ha recibido quejas por la publicidad constante y continua en la televisión y medios online de anuncios de casas de apuestas. Muchos de los ciudadanos que se han dirigido a la Institución sostienen que, al igual que con el tabaco, existe un problema grave en España sobre la ludopatía, relacionado con este tipo de publicidad, que no solo perjudica gravemente la salud del que juega, sino además a su familia y entorno.

Fernández Marugán recordó a los poderes públicos que están obligados por mandato constitucional a facilitar que el ocio sea utilizado en forma adecuada (artículo 43 de la Constitución). Además, la «Estrategia Nacional de Adicciones» incluye actuaciones frente a la adicción a las nuevas tecnologías y al juego. En esta línea, la Ley General de la Comunicación Audiovisual, protege especialmente los derechos del menor y la Ley de regulación del juego, tiene entre otros fines prevenir las conductas adictivas, proteger los derechos de los menores y salvaguardar los derechos de los participantes en los juegos. 

Tags: , , , , ,