1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

Reclaman poner en marcha el cese de actividad extraordinario

Se Vende

Este tipo de carteles no augura nada bueno… (RTVE)

El miedo a un nuevo confinamiento está condicionando el consumo interno

Unos 300.000 autónomos prevén que tendrán que cerrar este año

Las ventas en el comercio han caído un 60% con respecto a la primera quincena del mes de agosto del 2019.

Ni la pequeña hostelería se salva de la situación, cuya facturación se ha reducido en un 50% esta temporada. En este contexto más de 200.000 autónomos vinculados al sector de la restauración están abocados al cierre forzoso.

Los rebrotes y las últimas restricciones que se han adoptado colocan en una situación angustiosa a millones de trabajadores por cuenta propia que viven con incertidumbre el futuro.

Eduardo Abad, presidente UPTA, asegura que se tiene que activar de forma urgente el cese de actividad extraordinario para exonerar del pago de cuotas a la Seguridad Social a todos aquellos autónomos que como consecuencia de la actual situación no pueden asumir sus obligaciones económicas.

En este sentido, añade que el cobro del 70% de la base de cotización es el único balón de oxígeno que tienen. ‘Además, si los ERTES se amplían hasta el próximo 2021 el cese de actividad debe extenderse de la misma manera’, explica.

Desde UPTA solicitarán también un replanteamiento fiscal para aliviar la tasa impositiva, pedirán rebajar el IVA en sectores afectados y un plan de reestructuración para aquellos que, desgraciadamente, vean como su negocio desaparece definitivamente.

Además, miles de profesionales fijos discontinuos no han podido cumplir con los requisitos de acceso al cese de actividad y para ellos la actual situación es límite. No pueden trabajar en sus actividades y tampoco acogerse a las ayudas. Según los cálculos de la organización, solo el 25% de los autónomos de temporada han podido solicitar esta prestación, que resulta vital para estas familias.

Según Lorenzo Amor, de ATA, más del 70% de los autónomos se plantea cerrar o reducir plantilla en caso de un nuevo confinamiento y que 8 de cada 10 ha visto disminuir su facturación en 2020. En total, unos 300.000 autónomos prevén que este año tendrán que cerrar.

Hace unos días, Amor presentó 10 medidas para frenar la sangría entre los autónomos:

1. Prórroga de los ERTES hasta el 1 de abril de 2021.

2. Prórroga del Cese de Actividad Ordinario ‘especial’ (compatible con la actividad) hasta el 1 de abril de 2021.

3. Restablecer la Prestación Extraordinaria por Cese de Actividad para todos los autónomos no beneficiarios de la Ordinaria que se vean afectados por restricciones a su actividad debido a los rebrotes.

4. Establecer una reducción de la cotización en la cuota de aquellos autónomos con una caída igual o superior al 50% en el tercer trimestre 2020 con respecto al mismo trimestre de 2019 hasta el 1 de abril de 2021.

5. Extender las líneas ICO de liquidez hasta el 1 de abril de 2021 y prolongar el periodo de carencia hasta 24 meses.

6. Reducción temporal de IVA hasta el al 50% del tipo en hostelería, turismo, cultura, peluquería y gimnasios.

7. Prorrogar los aplazamientos de automáticos de impuestos hasta el 1 de abril de 2021.

8. Deducción Fiscal a los autónomos en el IRPF y empresas en impuestos de sociedades que hayan mantenido el nivel de empleo en 2020.

9. Prórroga de los límites de módulos hasta 2022 y mantener la posibilidad temporal de renuncia a módulos durante 2021.

10.Creación de una red de mentores empresarial para la prevención de quiebra y la reorientación de los negocios de autónomos mediante su digitalización y capacitación del autónomo en dicho entorno

Tags: , , , , ,