- elpueblodigital.es - https://www.elpueblodigital.es -

La UE no frena la importación de plagas desde terceros países

COAG

Ayer se celebró en Bruselas la reunión del Grupo de expertos de Tomate de la UE

COAG alerta sobre el aumento de las plagas y el deficiente control en frontera

La Tuta absoluta introducida desde Sudamérica en 2006-07 aún supone un aumento de costes extraordinario para los productores de la cuenca mediterránea

La Coordinadora de Organizaciones de Agricultores y Ganaderos (COAG) ha alertado en Bruselas sobre el imparable aumento de las «importaciones de plagas de terceros países» y el deficiente control en la frontera.

La «errática política de la UE» en esta materia está provocando sobrecostes a los agricultores europeos, que no pueden usar ciertos pesticidas en sus cultivos mientras la Unión Europea importa productos de países extranjeros permitiendo la entrada de plagas «que aquí no tenemos y que no podemos combatir con facilidad».

Para el responsable de frutas y hortalizas de COAG, Andrés Góngora, «es vital el control exhaustivo en frontera de las frutas y hortalizas y del material vegetal importado y la exigencia de los mismos estándares de producción en todas las producciones agrarias que entren al territorio comunitario».

Como ejemplo, Góngora pone el caso de la Tuta absoluta en el tomate, introducida en la Unión mediante material vegetal infectado desde Sudamérica en la campaña 2006-2007 y que aún sigue causando estragos en las producciones de invernadero del sureste español.

«De media, combatir esta plaga supone un coste de más de 2.000 euros por campaña para cada agricultor», especifica el representante de COAG, que exige, entre otras cosas, «medidas de lucha biológica». Porque, señala, «como en otros tantos casos de plagas importadas que no tenemos aquí, los tratamientos químicos no son eficaces porque no hay materias activas en el mercado para atajarlas».

Subraya Góngora que desde la década de los 90, la entrada de virus de terceros países ha experimentado un crecimiento imparable. El virus de «spotted» (TSWV) puso contra las cuerdas el cultivo de pimiento al inicio de los años 90. El virus de las venas amarillas del pepino (CVYV) en el 2000, obligó a un cambio drástico en la manera de cultivar, mejorando el cerramiento de invernaderos y cambiando el control químico de plagas por el control biológico e integrado. Y más reciente, el virus de Nueva Delhi (ToLCNDV), la mencionada Tuta absoluta, o la virulenta Xyllella Fastidiosa en olivar y resto de leñosos, han supuesto un nuevo foco de preocupación, pérdidas y aumentos de costes para los agricultores del sur de Europa.

Las críticas de Góngora coinciden con el balance de la Guardia Civil de la operación SILVER AXE IV, durante la que ha llevado a cabo 1.122 inspecciones y 564 denuncias por diferentes incumplimientos relacionados con la normativa de sanidad vegetal en puertos, aeropuertos, recintos aduaneros, instalaciones comerciales, explotaciones agrarias y otras afines al sector agrario y hortofrutícola. Asimismo, se han aprehendido/intervenido 63 toneladas de pesticidas que infringían la normativa.

La operación, desarrollada anualmente y coordinada por EUROPOL, trata de combatir la fabricación, el comercio y el uso irregular de medios fitosanitarios y biocidas en el sector agrícola y hortofrutícola.

Guardia Civil

Un agente del Seprona se incauta de pesticidas ilegales

Una práctica tradicional en la agricultura es el uso de determinados compuestos para controlar las plagas que destruyen las cosechas, que ha evolucionado hasta el desarrollo de plaguicidas químicos con el objeto de conseguir el máximo desarrollo y rendimiento de los cultivos. Esto, en ocasiones, se consigue usando incorrecta e ilegalmente esos productos perjudicando al medio ambiente y a la salud de los consumidores y usuarios.

El mercado de los fitosanitarios es uno de los más regulados del mundo. El uso indebido de pesticidas puede provocar graves riesgos para la salud pública y el medio ambiente, sobre todo cuando se trata de sustancias que se han introducido sin autorización o que se aplican en las explotaciones de manera incorrecta.

La presencia de pesticidas ilícitos o falsificados, producidos, importados y distribuidos, sin ninguna medida de control dentro del mercado Europeo representan una grave amenaza tanto para la salud pública y la sanidad animal, como para los propios campos de cultivo.

La destrucción de estos pesticidas puede ocasionar daños medioambientales a medio-largo plazo, por no hablar del correspondiente perjuicio económico que supone para las compañías que legalmente se dedican a vender este tipo de producto.

España está incluida en la lista de los 10 principales países exportadores mundiales de productos agrícolas, según datos de la propia Comisión Europea. Esta posición en el mercado puede causar un impacto muy significativo en la seguridad y en la salud de las poblaciones, así como el medio ambiente, si se emplean sustancias fitosanitarias no autorizadas. Los falsificadores y usuarios de pesticidas irregulares aceptan de manera consciente dichos riesgos y peligros.

Dentro de las prioridades de lucha contra el crimen organizado en la Unión Europea, EUROPOL trabaja desde 2015 contra el tráfico y el uso de pesticidas falsos y no autorizados. La operación Silver Axe IV es la cuarta que se ha llevado a cabo desde entonces contra un fraude que constituye no sólo una agresión al mercado europeo, sino también una amenaza para la salud y para el medio ambiente.