1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

ETA entrega armas y explosivos a las autoridades francesas

ETA

ETA aún no se ha disuelto

La organización terrorista asegura que está «totalmente desarmada»

EL Gobierno esperará a conocer el contenido de los zulos para hacer una valoración

La Policía francesa está inspeccionando ya los zulos donde la banda terrorista ETA tenía escondido parte de su armamento.

Ha sido el presidente de la Comisión Internacional de Verificación, Ram Manikkalingam, quien, en un acto celebrado en las dependencias del Ayuntamiento de Bayona, ha entregado a las autoridades galas la geolocalización de 8 zulos donde los terroristas tenían sus armas, principalmente en el suroeste francés.

ETA anunció ayer que las armas y explosivos que tenía bajo su control «se encuentran en manos de la sociedad civil». Por eso declaraba que «ya es una organización desarmada”.

Sin embargo, el Gobierno esperará a tener acceso al armamento entregado hoy en distintos puntos de Francia para hacer una valoración sobre su contenido. En un comunicado emitido desde Moncloa, el Ejecutivo afirma que esperará a que sean las autoridades y la justicia francesa quienes primero inspeccionen las 120 armas de fuego, tres toneladas de explosivos, miles de detonadores y munición entregadas.

En el comunicado remitido a la BBC la organización terrorista se quejó de que «el desarme ha sido un camino duro y difícil porque España y Francia han puesto todos los obstáculos y problemas posibles», ya que están «empecinados en el esquema de vencedores y vencidos y enrocados en la vía policial». Se refiere la banda a las operaciones antiterroristas en las que las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado se han incautado de arsenales etarras como la de principios de marzo.

Sin embargo, añade, «la sociedad civil dio un paso al frente al asumir la responsabilidad política y técnica del desarme». «Tomamos las armas por el pueblo vasco y ahora las dejamos en sus manos para seguir dando pasos al objeto de lograr la paz y la libertad en nuestro pueblo, porque para avanzar en la agenda de soluciones hay que adquirir compromisos», argumenta ETA.

Pero para el Gobierno, la actuación llevada a cabo hoy por la banda terrorista no es más que la consecuencia de su derrota definitiva a manos de la democracia española, la unidad política y la cooperación internacional, así como por la eficacia y entrega de los Cuerpos y fuerzas de la seguridad del Estado.

Avisa que aquellos que piensen que a cambio de este «paso» dado por la organización terrorista el Gobierno va a ofrecer algún trato de favor están equivocados. «Los terroristas no pueden esperar ningún trato de favor del gobierno y mucho menos impunidad a sus delitos», advierte el comunicado.

Según los expertos «ETA está operativamente derrotada, sin futuro y con sus dirigentes en prisión». Por eso el Gobierno sólo espera, como única respuesta lógica, que la banda anuncie su disolución definitiva, pida perdón a sus víctimas y desaparezca. En este sentido, reprocha que «monte operaciones mediáticas para disimular su derrota e intente sacar rédito político».

Para terminar, el Gobierno adelanta que seguirá velando por el cumplimiento de la ley y la seguridad de los ciudadanos. Asimismo, velará por el respeto y el homenaje a las víctimas del terrorismo, cuyo testimonio ha sido fundamental en la derrota de la banda terrorista.

La Fiscalía de la Audiencia Nacional ha pedido al juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco que curse una comisión rogatoria a Francia para recabar información sobre el arsenal de armas entregado. El Ministerio Fiscal quiere conocer el material entregado para determinar si algunas de las armas forman parte de algún procedimiento penal en curso contra la banda terrorista.

Desde el País Vasco, el lehendakari Íñigo Urkullu ha calificado de «paso muy importante» el desarme de la banda terrorista, que ha calificado de «valor histórico» y en el que su Ejecutivo ha colaborado.

Los socialistas del PSPV aseguran que el desarme de ETA, como paso previo a su desaparición definitiva, constituye un hecho positivo. Por esta razón y porque consideran que contribuye a preservar la memoria y el honor de las víctimas justifican su participación y respaldo a la escenificación de la entrega de las armas.

Están de acuerdo en que la entrega de armas no merece contrapartida alguna ni merma la responsabilidad de los que ejercieron el terror y los que respaldaron su estrategia. Pero dicen que «el reconocimiento del daño causado constituye todavía una tarea pendiente para unos y otros».

«Tanto el fin de las acciones de ETA como su desarme llegan tarde para cientos de víctimas del terrorismo y para sus familias y para toda la sociedad vasca y española», aseguran los socialistas vascos antes de terminar esperando que las autoridades francesas, en colaboración con la Justicia española, puedan corroborar que la entrega de armas se ha producido en las condiciones anunciadas, de forma completa, y sin manipulación de las mismas, para que sea posible esclarecer los delitos pendientes de resolución.

Desde el Partido Popular, el vicesecretario de Política Social y Sectorial, Javier Maroto, ha afirmado que la escenificación de la banda terrorista ETA haciendo públicas las localizaciones donde tenía ocultas armas y explosivos, «es un intento de Otegi y la izquierda abertzale de retorcer la realidad y reescribir la historia», que «no puede servir para reescribir la historia del sufrimiento con más de 800 muertos».

En declaraciones a los medios de comunicación en la sede nacional del partido, Maroto ha explicado que para el Partido Popular el acto de hoy es un intento de reescribir la historia, intentando plasmar la idea de que había una banda terrorista que asesinaba por motivos políticos, en un contexto en el que había dos bandos. «Y ahora ellos, los que asesinaban, deciden ser el bando bueno y los que buscan la paz», ha criticado. Esta versión retorcida de la historia sería su victoria y permitiría que futuras generaciones entiendan que lo que pasó en el País Vasco tuvo algún sentido político. «Y no lo tuvo», ha incidido.

En este sentido, ha añadido que la representación de ETA «es insuficiente, porque todos deseamos que el desarme venga acompañado de una petición de perdón, una condena explícita y la disolución de la propia banda terrorista».

El vicesecretario popular ha lamentado que se esté produciendo un reposicionamiento del resto de partidos políticos «para favorecer que ese relato interesado pueda tomar cuerpo». De esta manera, ha criticado al PSOE, «que ha sufrido tanto el terrorismo» y «firma con Otegi declaraciones que favorecen esa nueva versión del relato de ETA, la de que son los buenos entregando las armas y firmando la paz».

Por ello, ha pedido una profunda reflexión al Partido Socialista, ya que ahora busca una foto que no es la que ha representado siempre este partido, porque «si se saca fotos que le vienen bien a Otegi, le vienen muy mal a las víctimas del terrorismo», de quien ha pedido a los socialistas no se olviden «del daño que pueden hacer a su dignidad y a la justicia».

En el Partido Nacionalista Vasco consideran que «la actitud del Partido Popular no tiene lugar ni sentido», puesto que «no hay ni vencedores ni vencidos». Los nacionalistas vascos piden el final «del inmovilismo en políticas penitenciarias y derechos humanos», en aras de ondear «la bandera de la paz».

Arsenales ETA

Arsenales ETA

En contra de esta postura están las víctimas del terrorismo etarra, quienes junto a intelectuales y miles de «civiles» han promovido el Manifiesto por un fin de ETA sin impunidad.

Ellos piden no dar las gracias a la organización terrorista por dejarlos con vida y le reclaman el verdadero gran desarme, es decir, la condena del terrorismo.

«Hay que evitar mostrar agradecimiento a los terroristas por no utilizar las armas y los explosivos incautados», alegan los damnificados, que agradecen los más de 20.000 apoyos que ha recibido su manifiesto en pocos días.

Recuerdan, por otra parte, que los terroristas aún no se han deshecho de las otras armas que han sustentado su actividad criminal durante cuatro décadas: su proyecto político, su chantaje moral a las víctimas, su manipulación de la historia, sus deseos de impunidad y su discurso de odio. En este contexto, exigen un final de ETA basado en la dignidad.

Tags: , , , , ,