1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

La banda terrorista ETA anuncia el fin de su «ciclo histórico»

Andoni Ortuzar

El presidente del PNV, Andoni Ortuzar, estará en Kanbo

Las víctimas del terrorismo etarra exigen el final sin impunidad de la banda terrorista

Miembros del PNV, EH Bildu y Podemos asistirán al acto con el que los terroristas quieren escenificar su «desmantelamiento»

Los dirigentes de ETA han remitido una carta a instituciones y colectivos sociales y económicos del País Vasco, fechada el 16 de abril, en la que anuncian el desmantelamiento de todas sus estructuras y dan por terminado su «ciclo histórico y su función, dando fin a su recorrido».

«ETA ha disuelto completamente todas sus estructuras y ha dado por terminada su iniciativa política», afirman los líderes de la banda terrorista, que argumentan que «como consecuencia del cambio estratégico de toda la izquierda abertzale, ETA ha llevado a término el proceso iniciado en 2010, con la intención de abrir un nuevo ciclo político en Euskal Herria».

La misiva se ha hecho pública antes de un acto previsto para mañana que se celebrará en la localidad francesa de Cambo-les-Bains, a 25 kilómetros de Bayona, para escenificar la definitiva desaparición de la banda terrorista.

En su carta ETA no reconoce el daño causado ni siquiera en los términos utilizados en el comunicado del pasado 20 de abril. Sólo admite que los años de confrontación han dejado «heridas profundas» y aboga por darles «la cura adecuada».

El «cierre del ciclo histórico de 60 años de ETA no supera, en cambio, el conflicto que Euskal Herria mantiene con España y con Francia», aseguran los terroristas antes de señalar que «el conflicto no comenzó con ETA y no termina con el final del recorrido de ETA». Apuntan a «una nueva oportunidad para cerrar definitivamente el ciclo de conflicto y construir el futuro de Euskal Herria entre todos». También piden que no se repitan «errores» y no «dejar que los problemas se pudran».

La banda alega que «se formó del pueblo», fundamentada en su confianza «y al pueblo vuelve» para «hacer una aportación en la consecución de la paz y la libertad en Euskal Herria».

La carta culpa a los distintos Gobiernos de España del «alargamiento del conflicto y multiplicado el sufrimiento de las diferentes partes» porque, dice, «a lo largo de los años se han llevado a cabo negociaciones formales y conversaciones secretas que no han terminado en acuerdos, ni entre ETA y el gobierno, ni entre los agentes vascos», por «la falta de voluntad para solucionar el conflicto». «ETA reconoce el sufrimiento provocado como consecuencia de su lucha».

Pero «Euskal Herria está ahora ante una nueva oportunidad para cerrar definitivamente el conflicto y construir su futuro». Y ante este nuevo ciclo, «los que hemos sido militantes de ETA» confirman su «compromiso» en la tarea, «con la responsabilidad y honestidad de siempre».

Nada más filtrarse la carta de la bada terrorista, portavoces de las víctimas de ETA como Maite Pagazartundua, Fernando Savater, Ana Iríbar, Iñigo Pascual, Consuelo Ordóñez, Joseba Arregui, Martín Alonso, Cristina Cuesta, Josu Puelles y María Jesús González, entre otros, expresaron en San Sebastián su rechazo a como ETA está «pintando» su final.

A través del manifiesto ETA quiere poner el contador a cero, los firmantes denuncian la estrategia de la banda terrorista para blanquear su pasado y conseguir que sus crímenes queden impunes.

Especialmente crítica se mostró la presidenta de Covite, Consuelo Ordóñez, quien lamentó la «impasibilidad» de las instituciones ante los movimientos de la banda. «Este no es el final de ETA que queríamos ni la sociedad ni las víctimas, ni el que nos merecíamos», afirmó Ordóñez antes de recordar los 853 asesinatos cometidos, los casi 2.600 heridos, los 100.000 exiliados y los 10.000 empresarios extorsionados por la banda, así como los 358 asesinatos que están aún sin esclarecer.

La hermana de Gregorio Ordóñez aludió a la izquierda abertzale, a cuyos miembros considera «responsables políticos, intelectuales y fácticos» de la historia del terrorismo, y advirtió de que «la desactivación de sus siglas no significa que se desactive el proyecto político que muchos ciudadanos han aireado y asumido como propio y que los ha llevado a justificar las acciones criminales de los terroristas e incluso a homenajearlos en las calles del País Vasco y de Navarra».

Por su parte, el ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido, aseguró que los miembros de la banda terrorista ETA «deberán pagar por sus culpas» porque «no habrá ningún tipo de impunidad» para ellos.

Desde Marrakech, donde participó en un foro euroafricano sobre emigración, Zoido recalcó que ETA «miente una vez más y vuelve a pretender confundir a la sociedad» porque no es cierto que se ha disuelto, sino que «ha sido derrotada por las fuerzas de seguridad y el estado de derecho». «Antes y después de este comunicado, serán perseguidos allá donde se encuentren», insistió.

Y desde el País Vasco, el Partido Nacionalista Vasco (PNV) ha confirmado que acudirá al acto etarra de Cambo-les-Bains. Su presidente, Andoni Ortuzar, encabezará la delegación de su partido. Ortuzar asistirá al acto, «no para blanquear la negra historia de ETA, sino para certificar su desaparición unilateral, efectiva y definitiva». Los nacionalistas vascos, consideran que, «como primera fuerza política del país, ha de asistir al acto en que se va a proceder al cierre de una de las páginas más dolorosas de la historia de Euskadi y hacerlo con una simple vocación notarial».

Junto a Ortuzar estarán Arnaldo Otegi, líder de EH Bildu, y representantes de Podemos. No irán los socialistas vascos ni el Partido Popular.

Además, una delegación de UGT encabezada por el secretario general del sindicato en el País Vasco, Raúl Arza, acudirá a lo que estos representantes de los trabajadores denominan «encuentro internacional».

En un comunicado, UGT defiende su ­participación en el acto porque quiere «certificar de una vez por todas que la organización terrorista ETA desaparece definitivamente tras décadas de terror, acoso, extorsión y asesinatos al conjunto de la sociedad vasca y española y, en especial, a nuestros militantes y a nuestra organización, que sufrió en primera persona su violencia de persecución y su negativa a reconocer la pluralidad de la sociedad vasca».

Para UGT­-Euskadi lo que se va a producir este viernes no es «una celebración ni el broche final a décadas de violencia sin sentido», porque «ETA desaparece unilateralmente tras no conseguir ninguno de sus objetivos y dejando miles de víctimas inocentes». Pero dicho esto, espera que ahora ­»se abra un nuevo escenario que nos acerque a la convivencia pacífica en todos los ámbitos, incluido el laboral, que la sociedad vasca y española se merece».

Tags: , , , , , , , ,