1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

España desplegará misiles Patriot en Turquía en una operación de la OTAN

Pedro Morenés

Pedro Morenés

El PSOE cree que el Gobierno debería «mojarse» más en el conflicto contra el ISIS

España desplegará una batería de seis lanzaderas de misiles defensivos Patriot y 130 efectivos en Turquía a partir del mes de enero, en la base de Adana, cercana a la frontera con Siria. La misión, anunciada ayer en comisión parlamentaria por el ministro de Defensa, Pedro Morenés, forma parte del dispositivo de la OTAN para proteger a la población turca de posibles ataques procedentes de Iraq o Siria.

Durante su comparecencia para explicar lo tratado en la Cumbre de la OTAN, celebrada los pasados días 4 y 5 de septiembre en Newport, Reino Unido, así como de las cuestiones abordadas en la Reunión Informal de Ministros de Defensa de la Unión Europea, celebrada los días 9 y 10 de septiembre en Milán, Morenés explicó que España permitirá usar las bases de Rota y Morón, y ofrecerá transporte estratégico, apoyo aéreo, de mando, control e inteligencia, asesoramiento e información del Ejército iraquí y entrega de material militar a la coalición internacional impulsada por EEUU contra el Estado Islámico. En la actualidad, un general y siete oficiales españoles trabajan en el cuartel general del Mando Central del Ejército de EEUU en Tampa (Florida) en el planeamiento de la operación, junto a militares de 47 países.

Ahora bien, España no dispondrá militares españoles «en tierra» ni «en los bombardeos». Y cualquier entrega de armamento se hará «al Gobierno iraquí legalmente constituido» y en ningún caso a las milicias kurdas, precisó el ministro de Defensa.

Las medidas adoptadas por el Gobierno de Mariano Rajoy se quedan cortas, a juicio del PSOE. Ayer, su portavoz Diego López Garrido criticó la «ambigüedad» del Ejecutivo, al que exigió que «España esté en esa coalición al mismo nivel que los demás países», siempre que la coalición «se ajuste a la legalidad internacional».

Moncloa

Un momento de la Conferencia sobre Libia de Madrid

Donde no habrá, de momento, intervención militar exterior es en Libia. Así lo ha pedido el propio Gobierno libio, que ayer solicitó en Madrid el apoyo de la comunidad internacional para luchar contra el terrorismo y el yihadismo, sin intervención extranjera sobre el terreno. Según el ministro de Asuntos Exteriores libio, Mohamed Abdelaziz, ésta tendría «efectos desastrosos».

Libia sí quiere «armas, tecnología y ayuda para adiestrar al Ejército y a la policía para retomar el control de Trípoli». Según Abdelaziz, que ayer participó en la Conferencia sobre la Estabilidad y el Desarrollo en Libia organizada en Madrid por el Gobierno español, y a la que asistieron  representantes de 21 países del sur de Europa y el norte de África, «la implicación y compromiso de la comunidad internacional no se traduce necesariamente en injerencia».

El documento final del encuentro concluye que «no hay solución militar a la crisis actual» y que ésta «debe venir de los propios libios a través de un diálogo nacional y una reconciliación que incluya a todos los actores políticos, líderes tribales y otras personalidades destacadas. Solo aquellos que no renuncien al terror no podrán participar en el diálogo nacional», señala el texto.

Tags: , , , , , ,