1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (Sin votos)
| Print This Post

En 2019 sólo el Santander ocupará la máxima categoría bancaria

OEIS

Pinche sobre la imagen para ver las OEIS para 2018

El Banco de España actualiza la lista de Bancos más importantes y potentes

En 2019 sólo el Banco Santander tendrá Importancia Sistémica Mundial (EISM) en el ámbito español.

Así lo ha decidido el Banco de España después de revisar las entidades bancarias españolas.

La institución gobernada por Luis María Linde ha designado a Banco Santander como EISM en 2019 aplicando el acuerdo del Consejo de Estabilidad Financiera (Financial Stability Board, en inglés) publicado el 21 de noviembre de 2017.

El grupo presidido por Ana Patricia Botín ha sido clasificado dentro de la primera subcategoría, en la que ya se encontraba desde enero de 2016, por haber obtenido una puntuación de 193 en el indicador que se utiliza para identificar a las EISM.

Por ello, el Banco Santander estará sujeto a un requerimiento adicional de capital de nivel 1 ordinario, el denominado colchón de capital de EISM, equivalente al 1,0% de su exposición total al riesgo en base consolidada.

A diferencia de ejercicios anteriores, este requerimiento es plenamente aplicable en 2019 al haber concluido el período de implantación gradual estipulado en la Disposición Transitoria Décima de la Ley 10/2014.

El Banco de España ha procedido también a designar a las entidades que serán consideradas como Otras Entidades de Importancia Sistémica (OEIS) en 2018 por haber superado el umbral de 350 puntos básicos.

En la imagen que acompaña esta información se muestra dichas entidades, con sus respectivas puntuaciones y colchones de capital. El colchón de capital exigido a la entidad presidida por Francisco González (BBVA) para 2019 será del 0,75%, mientras que los de CaixaBank, Sabadell y Bankia serán del 0,25%.

Los colchones a aplicar en 2018 serán el 75% de los totales exigibles a partir del 1 de enero de 2019, dado que la disposición transitoria primera de la Circular 2/2016 del Banco de España contempla un período de implantación gradual.

La cuantificación de los colchones está basada en la metodología establecida por el Banco Central Europeo. En el caso del Banco Santander, que ya fue identificado por el Banco de España como Entidad de Importancia Sistémica Mundial (EISM) para 2018, será exigible únicamente el mayor de los dos colchones de capital. Siendo ambos idénticos, el colchón exigible a Banco Santander en 2018 será de 0,75%.

Por otra parte y respecto a las designaciones efectuadas el año pasado, el Banco Popular ha dejado de tener la condición de OEIS tras su resolución y consiguiente integración en el grupo Santander en junio de 2017.

Las designaciones de entidades de importancia sistémica son objeto de revisión anual. Las próximas decisiones de OEIS (para aplicación en 2019) e EISM (en 2020) serán adoptadas en el cuarto trimestre de 2018, en línea con los plazos regulatorios establecidos y con las prácticas habituales de otras autoridades nacionales europeas.

Paralelamente a la calificación realizada por el Banco de España, la Autoridad Bancaria Europea (EBA por sus siglas en inglés) ha publicado los resultados del examen de solvencia a 132 entidades de 25 países de la UE y el Espacio Económico Europeo entre diciembre de 2016 y junio de 2017.

Entre las entidades españolas, Kutxabank es líder de solvencia, con un ratio de capital básico Tier 1 del 14,81% y un ratio de apalancamiento del 7,8%.

El segundo de la lista es BFA-Bankia, con un ratio de capital del 13,09% y un índice de apalancamiento del 5,7%.

Los últimos de la lista del sector financiero español son Unicaja, con una solvencia del 8,94%, y Santander, precisamente el único banco español considerado de importancia sistémica mundial, con 9,58%. La EBA «penaliza» que tenga que cumplir con mayores requisitos de recursos propios.

La autoridad europea advierte de que en algunos países, la rentabilidad sigue estando rezagada debido a dos factores principales. Así, en países como Grecia, Croacia, Chipre y Portugal, los bancos son menos rentables, principalmente debido a sus altos deterioros; las deficiencias también están arrastrando los beneficios en España e Italia.

En Alemania y Francia, así como en Austria, los gastos de operación afectan significativamente la capacidad de los bancos para generar ingresos netos de manera eficiente, a fin de prosperar en el futuro.

Otros países (Bulgaria, República Checa, Hungría y Rumania) son mucho más rentables que el promedio; su rentabilidad ha sido impulsada por los ingresos netos por intereses, los bajos desemparejamientos y, para la mayoría de ellos, la baja relación costo-ingreso.

Por su parte, Goldman Sachs advierte en su último informe sobre la salud de la banca española de que la inestabilidad política en Cataluña puede prolongarse más allá del 21 de diciembre, tras la celebración de las elecciones autonómicas. Si sale una mayoría independentista, el frenazo en el PIB español podría ser de hasta 1,2 puntos porcentuales en 2018 y 2019.

Por otro lado, una reforma constitucional «para acomodar en la Constitución las demandas catalanas o de otras regiones no sólo exigirían un referéndum nacional, sino que podrían abrir la puerta a otros referéndums legales sobre independencia», indica la firma de inversión, que aconseja prudencia a la hora de valorar las perspectivas de los bancos españoles.

El sector financiero español podría sufrir un impacto negativo entre el 7% y el 28% sobre las previsiones del beneficio por acción para 2020. Ante la incertidumbre por la situación en Cataluña, los analistas de Goldman Sachs aconsejan comprar Santander, ya que el impacto sobre CaixaBank o Banco Sabadell «no está completamente cuantificado».

Tags: , , , , , ,