1 de 52 de 53 de 54 de 55 de 5 (1 votos, media: 5,00 de 5)
| Print This Post

En 2018 casi 500 médicos sufrieron alguna agresión

Consejo General de Enfermería

Médicos y enfermeros se la juegan en sus trabajos…

La cifra supone un descenso del 4,8% respecto a 2017

Aumenta el porcentaje de médicas agredidas, sobre todo en el sector público

Por su parte, el Consejo General de Enfermería registró 1.469 agresiones a enfermeros en 2018

490 médicos sufrieron alguna agresión en España durante 2018.

El Observatorio Nacional de Agresiones a Sanitarios de la Organización Médica Colegial (OMC) ha presentado este jueves los datos de violencia registrados el año pasado en los hospitales españoles. El 59% de las conductas violentas las sufrieron médicas.

Las 490 agresiones registradas el año pasado suponen un descenso del 4,8%, respecto a 2017, cuando se produjeron 515.

Lesiones, amenazas, coacciones, maltrato, injurias y/o vejaciones centran la mayor parte de las 3.919 agresiones que han sufrido los médicos en el ejercicio de su profesión en toda España en los ocho últimos años. De los casos de violencia que se contabilizaron, el 14% de ellos acabó con lesiones, el 35% fueron insultos y el 51% amenazas.

El año pasado en el 61% de los casos violentos los facultativos presentaron denuncia tras la agresión.

Por comunidades autónomas, donde se han registrado mayor número de agresiones han sido Andalucía (124), Madrid (85), Cataluña (61), aunque la incidencia mayor por mil colegiados se ha producido en Melilla, Extremadura, Cantabria y Andalucía.

Del estudio se desprenden que el 59% de los profesionales agredidos son mujeres, el porcentaje más alto de toda la década (lo que supone un 7% más que año pasado), y el 41% hombres.

En cuanto al ámbito de ejercicio, sigue siendo el público donde se producen la gran mayoría de este tipo de conductas violentas, con un 85% de los casos. Sin embargo, en el sector privado se han producido el 15%, lo que supone el porcentaje más alto hasta la fecha.

El ámbito donde se producen más agresiones sigue siendo la Atención Primaria (52%) frente a la Hospitalaria (23%); las urgencias hospitalarias y de Atención Primaria tienen un porcentaje de un 14% y un 11% cada una de ellas.

Claro que, si se tiene en cuenta el número de consultas realizadas al año, el área donde son más frecuentes las agresiones es en Urgencias Hospitalarias, alcanzando las 2,50 agresiones por cada millón de consultas.

Los agresores son en el 70% de las veces los mismos pacientes (el 40% son programados, el 30% pacientes no programados, el 2% desplazados) y el 28% acompañantes.

En cuanto a las causas principales de las agresiones, el 46,1% se producen por discrepancias en la atención médica; el 11,4% por el tiempo en ser atendido; el 11,1% por no recetar lo propuesto por el paciente; el 10,3% en relación a la incapacidad laboral; el 9,2% por discrepancias personales; el 6,1% por el mal funcionamiento del centro y el 5,8% por informes no acordes a sus exigencias.

Del total de agresiones, en el 14% de los casos provocaron lesiones, de las cuales el 40% fueron físicas y el 60%, psíquicas y el 17% conllevaron baja laboral, cifra superior al 12% del año anterior.

Respecto a las resoluciones judiciales, hubo 93 sentencias sobre agresiones, de las que el 64% fueron consideradas como delito leve y el 36% delito menos leve. El 77,9% fueron condenatorias, el 16,3% absolutorias y hubo acuerdo en el 5,8%. Según el tipo de condena, el 46,3% fueron multas, el 20,6% acarrearon privación de libertad, el 14,7% supusieron privación de derechos e inhabilitación y el 4,4% exigieron medidas de seguridad.

La OMC reitera que muchos casos de agresión tienen relación con la masificación de consultas y de las urgencias, la falta de equidad en la atención sanitaria, el aumento de las listas de espera, el problema de recursos humanos y la precariedad laboral de los profesionales.

Sin embargo, hay un dato que parece contradecir esta teoría: en 2018 aumentaron las agresiones en la sanidad privada, donde no parece que se den esas circunstancias a las que se achacan las agresiones a los médicos.

Sea como sea, desde el Observatorio puesto en marcha tras la muerte en 2009 de la doctora María Eugenia Moreno, asesinada a los 34 años por un paciente en el Centro de Salud de Moratalla (Murcia), piden que se extienda a los profesionales que trabajan en la sanidad privada lo contemplado en la reforma del Código Penal que entró en vigor en 2015, que califica las agresiones a sanitarios que trabajan en el sector público como delito de atentado contra la autoridad. Argumentan que esa medida y la implantación en 2017 del Interlocutor Policial Sanitario han servido para rebajar las cifras de agresiones en la sanidad pública.

Por ello, el Observatorio trabaja para que las agresiones a sanitarios sean consideradas como violencia social, contemplando la consideración de delito contra la autoridad tanto si se producen en el ámbito público como en el privado y para que sean penadas con los mismos criterios en todas las CCAA.

Al mismo tiempo, la Policía Nacional trabaja en el desarrollo de ALERTCOPS, una app que permitirá al médico alertar de una situación de conflicto en la consulta y recibir una respuesta más rápida por parte de los agentes. También se ha instaurado como medida preventiva el ‘botón antipánico’.

Como cada año, el Observatorio de Agresiones ha hecho público un Manifiesto –que puede leer aquí– en el que piden que se tomen las medidas necesarias para proteger a los profesionales.

CGE

Agresiones a enfermeras en 2018 por CCAA

A las agresiones a médicos hay que añadir las 1.469 agresiones sufridas por los enfermeros en 2018 y contabilizadas por el Consejo General de Enfermería. Por comunidades autónomas, Andalucía es la que ha registrado un mayor número de agresiones con 373, seguida de País Vasco (184) y Castilla-La Mancha (145).

La agresión es fundamentalmente verbal, en más de un 70%, mientras que la agresión física está en torno a un 30%.

Diego Ayuso, secretario general del Consejo General de Enfermería, asegura que esto «es sólo la punta del iceberg» ya que lo que se denuncia es la agresión física, pero son muchas más las verbales que se «tapan».

Para descubrir lo que se esconde realmente en el ámbito enfermero, el Consejo General de Enfermería ha puesto en marcha una campaña para fomentar las denuncias entre el personal.

Tags: , , , , ,